El precio de la tecnología para la diabetes con frecuencia la hace inalcanzable

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 14 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- El alto precio de la insulina ha recibido mucha atención últimamente, pero no es el único problema de costo al que se enfrentan los diabéticos. Las nuevas tecnología diseñadas para mejorar la gestión del azúcar en la sangre con frecuencia cuestan tanto que las personas no pueden permitírselas.

Maya Headley, de 36 años, ha tenido diabetes tipo 1 durante 30 años. La residente de la ciudad de Nueva York ha estado usando una bomba de insulina para administrar las dosis diarias de insulina repetidas que necesita para permanecer viva durante más de 20 años. Hace unos seis años, simplemente ya no podía permitirse pagar los suministros de la bomba.

"Pagaba 300 dólares al mes por el seguro, y mi deducible era de 1,500 dólares. Tenía que pagar un 20 por ciento del costo de mis suministros de diabetes tras pagar el deducible, unos doscientos dólares más al mes", comentó.

Headley añadió que lo que dificultaba incluso más poder pagar los suministros para la diabetes era la incertidumbre sobre el costo. "Las compañías de seguro dicen que cubren esos dispositivos, pero no cuánto costarán. No lo sabes hasta que recibes la factura. Es difícil hacer un presupuesto cuando no tienes ni idea de cuáles serán tus gastos".

Y dijo que cuando ya creía que lo había resuelto todo, la compañía cambia los planes de seguro o la persona entra en un nuevo trabajo con un seguro distinto. Eso significa comenzar desde cero, sin idea de qué estará cubierto o cuánto se tendrá que pagar, una vez más.

¿Qué tipos de tecnología hay disponibles para la diabetes?

Hay varios dispositivos que pueden ayudar a las personas con diabetes (del tipo 1 o del tipo 2) a gestionar su enfermedad, según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association), como:

  • Las bombas de insulina. En general, esos dispositivos tienen un recipiente con un suministro de insulina y un motor para administrar la insulina por un tubo. El tubo fino de la parte inferior se inserta por la piel para administrar insulina a lo largo del día. Hay que cambiar el tubo y el suministro de insulina cada pocos días. Hay un tipo de bomba distinto, llamado bomba de parche, que suministra al cuerpo insulina para varios días. Un dispositivo separado transmite de forma inalámbrica instrucciones de administración a la bomba de parche. Ninguna bomba de insulina puede controlar la diabetes de forma independiente. Las personas con diabetes todavía deben indicar a la bomba cuánta insulina necesitan.
  • Medidores continuos de glucosa (MCG). Este dispositivo incluye un sensor ubicado bajo la piel durante una a dos semanas. El sensor transmite las mediciones a un pequeño dispositivo que puede dar una alarma si el azúcar en la sangre está demasiado alto o bajo.
  • Bombas de insulina de circuito cerrado (también conocidas como páncreas artificial). Un sistema de circuito cerrado combina a una bomba de insulina y un MCG con un algoritmo de computadora. Aunque no es del todo automático, el dispositivo controla la administración de la insulina durante el día y la noche. Puede reducir la administración de la insulina cuando el azúcar baja, o aumentarla si los niveles de azúcar en la sangre suben en exceso.
  • Medidores del azúcar en la sangre. Esos dispositivos determinan los niveles de azúcar en la sangre con una gota de sangre y una tira reactiva.

Por qué esos dispositivos son importantes para las personas con diabetes

Cynthia Rice, directora estratégica de la JDRF (antes conocida como la Juvenile Diabetes Research Foundation), indicó que "la diabetes tipo 1 es una enfermedad que las personas deben gestionar las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 365 días del año. La tecnología es una parte increíblemente importante de ayudar a las personas con diabetes tipo 1 a vivir. La tecnología les permite vivir una vida completa al mismo tiempo que gestionan la enfermedad y permanecen sanas hasta que haya una cura".

Tras otro cambio de seguro, Headley vuelve a tener una bomba y un nuevo tipo de MCG. Afirmó que hacen una diferencia enorme en su calidad de vida. Headley tiene falta de reconocimiento de la hipoglucemia. Eso significa que no se da cuenta cuando el azúcar en la sangre baja a niveles peligrosos (hipoglucemia). Un MCG que le informa cuándo el azúcar en la sangre está bajando demasiado rápido puede salvarle la vida.

"Tengo muchos menos momentos con hipoglucemia y muchas menos visitas a emergencias", aseguró. Su tecnología para la diabetes le permite hacer ejercicio en el momento y de la forma que ella desea (unos largos paseos en bicicleta y caminatas) y trabajar en un horario predecible, al mismo tiempo que gestiona su diabetes de forma efectiva y previene bajadas peligrosas.

Las opciones importan

Según la JDRF, una tendencia preocupante son los límites que se están imponiendo en la opción de dispositivo, algo similar a la forma en que las compañías de seguros restringen las opciones de medicamentos. Al menos una aseguradora, United Healthcare, ha decidido limitar la cobertura a un solo fabricante de bombas de insulina.

"La elección de cuál bomba o MCG usar debe realizarse entre la persona con diabetes y su médico", enfatizó Rice.

Las bombas de insulina son unos dispositivos médicos sofisticados que presentan distintos beneficios y desventajas. Lo que funciona para una persona quizá no funcione en otras. Y si una bomba no concuerda con el estilo de vida de alguien, es probable que deje de usarla, según la JDRF.

Esa fue la experiencia de Headley. Probó una bomba con tubo y no encajaba con su estilo de vida Ahora, usa una bomba con parche, y le encanta.

Rice señaló que "las personas con diabetes se enfrentan constantemente a desafíos para obtener la cobertura que necesitan. Tienen que pasar largas horas al teléfono, buscar autorización previa de los médicos, solo para que se la nieguen una vez más. Las personas que tienen planes con deducibles altos tienen que pagar el 100 por ciento del precio de la lista al inicio del año, y eso puede hacer que costear los dispositivos que necesitan para sobrevivir resulte muy difícil. Las personas sin seguro tienen las mayores dificultades para pagar".

Y esas barreras podrían al final costar más al sistema de salud a largo plazo. "Cuando las personas no tienen las herramientas que necesitan para permanecer sanas con la diabetes, acaban con más problemas de salud, podrían necesitar hospitalizaciones y quizá sufran complicaciones", explicó Rice.

La perspectiva del seguro

Cathryn Donaldson, directora de comunicaciones de America's Health Insurance Plans (un grupo comercial de la industria aseguradora) dijo que "los proveedores de seguro cubren una variedad de servicios y tratamientos y equipamiento médico para ayudar a las personas a gestionar su diabetes. Queremos garantizar que los pacientes obtengan acceso a la atención que necesitan al mismo tiempo que evitan hospitalizaciones innecesarias y complicaciones a largo plazo, porque cuando a los pacientes les va mejor, a todos nos va mejor, y la atención de la salud es más asequible para todos".

Donaldson comentó que la cobertura específica depende del proveedor de seguro, el plan de seguro en cuestión y de las necesidades del individuo. Pero los proveedores de seguro de salud en general cubran las necesidades más comunes del tratamiento de la diabetes, como los medidores de glucosa en la sangre, las tiras reactivas, y las agujas y jeringuillas para la insulina.

Cuando se le preguntó sobre los límites en las opciones de los dispositivos para la diabetes, Donaldson dijo que "para mejorar la asequibilidad para los consumidores, los proveedores de seguro negocian tratos con los fabricantes de ciertos dispositivos, a cambio del volumen".

Afirmó que a veces pueden hacer excepciones. "La autorización previa, una importante herramienta para garantizar que los pacientes reciban una atención segura, efectiva y necesaria, se puede otorgar en esos casos", señaló Donaldson.

Más información

Para más información sobre la obtención de la cobertura para los suministros para la diabetes, visite la JDRF.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Maya Headley, New York City; Cynthia Rice, M.P.P., chief mission strategy officer, JDRF; Cathryn Donaldson, director, communications, America's Health Insurance Plans

Last Updated: