¿Están las sustancias químicas comunes impulsando la epidemia de la obesidad?

Un estudio sugiere que la exposición a los ftalatos está asociada con la grasa abdominal y la resistencia a la insulina en los hombres

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

JUEVES 15 de marzo (HealthDay News/HispaniCare) -- La exposición a una clase de sustancias químicas encontrada normalmente en jabones y plásticos podría estar impulsando la epidemia de obesidad al contribuir con la obesidad abdominal y la resistencia a la insulina en los hombres, según sugiere un estudio reciente.

Las sustancias químicas, conocidas como ftalatos, han sido ya implicadas en los problemas reproductivos masculinos tales como un bajo recuento de espermas y bajos niveles de testosterona. Sin embargo, aún es demasiado pronto para saber si en realidad causan estos problemas de salud, advirtieron los investigadores y otros expertos.

"Es prematuro alarmar a la gente", dijo el autor del estudio, el Dr. Richard Stahlhut, residente en medicina preventiva en la Facultad de medicina y odontología de la Universidad de Rochester en Nueva York. "Lo que es más alarmante aún es la razón por la que hacemos este tipo de estudios. Otro estudio mostró que los niveles de testosterona se habían reducido en 22 por ciento en los hombres, y que los recuentos de esperma habían descendido a niveles considerados como subfértiles o infértiles".

"Es una observación importante el hecho de que la exposición a los químicos podría estar contribuyendo a la obesidad y la diabetes en la población general", agregó el Dr. Ted Schettler, director de ciencias de la Science and Environmental Health Network. "Éste es un ejemplo más de que una familia de sustancias químicas podría estar fomentando este problema, pero este estudio tiene limitaciones obvias que los autores reconocen de manera detallada".

El estudio aparece en la edición en línea del 14 de marzo de Environmental Health Perspectives.

Los ftalatos han sido usados ampliamente durante más de un siglo en innumerables artículos, desde pintura hasta medicamentos de liberación prolongada, pero sólo hasta hace poco se han convertido en una cuestión de preocupación. Estudios en animales muestran que los ftalatos reducen los niveles de testosterona mientras que los estudios en humanos han encontrado que están asociados con una mala calidad del esperma en los hombres.

Este estudio da seguimiento a otros estudios que han correlacionado los recuentos anormales de esperma y bajos niveles de testosterona con los ftalatos. Los hombres con bajos niveles de testosterona presentan obesidad abdominal y resistencia a la insulina, así que estos autores especularon que los ftalatos podrían estar detrás de los niveles reducidos de testosterona.

"Ese es el eslabón perdido, la testosterona como [posible] enlace entre los ftalatos y la obesidad", dijo Stahlhut.

Stahlhut y su equipo analizaron muestras de orina y de sangre así como otros datos recopilados por la Encuesta nacional para la evaluación de la salud y la nutrición (NHANES), una macroencuesta del gobierno, desde 1999 a 2002.

De los hombres adultos disponibles, 1,451 tenían datos sobre la exposición a ftalatos, obesidad y circunferencia de la cintura. De éstos, 651 tenían también datos de los niveles de glucosa e insulina en ayunas necesarios para calcular la resistencia a la insulina.

De acuerdo con el análisis, más del 75 por ciento de la población estadounidense tiene niveles mensurables de varios tipos de ftalatos detectables en la orina.

Los hombres con los mayores niveles de ftalatos en la orina tenían más grasa abdominal y resistencia a la insulina, aún después de ajustar otros factores.

Una desventaja de los datos, y por tanto del estudio, es que no había información disponible sobre los niveles de hormonas ni tampoco datos de largo plazo.

En cualquier caso, es poco probable que los ftalatos sean los únicos responsables del problema. Se ha demostrado, en estudios de animales, que las sustancias químicas tienen un efecto sobre la hormona tiroides, lo que podría también ser una vía para el aumento de la obesidad.

"Ésta es sólo una parte de la búsqueda de respuestas", dijo Stahlhut. "No estamos seguros de que los ftalatos causan este problema, pero sí de que ameritan un escrutinio estrecho. Creo que la reducción en la producción de testosterona y esperma necesita investigarse de manera urgente, y estoy seguro de que los ftalatos se encuentran entre las listas de sustancias químicas que podrían formar parte del problema".

"Es un problema complejo y multifactorial", agregó Schettler. "Lo que los autores sugieren es que la exposición química podría ser uno de muchos factores. El estudio ciertamente genera hipótesis. Señala claramente la necesidad de estudiar a profundidad esta relación potencial mediante métodos más sistemáticos".

Más información

Visite la American Diabetes Association para más información sobre la diabetes tipo 2.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Richard Stahlhut, M.D., preventive medicine resident, University of Rochester School of Medicine & Dentistry, New York; Ted Schettler, M.D., science director, Science and Environmental Health Network, Ames, Iowa; Environmental Health Perspectives

Last Updated: