A los diabéticos les podría ir mal con frecuencia en los servicios de hospicio

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 4 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Las decisiones sobre la atención médica de la diabetes pueden dificultarse a medida que las personas envejecen, y eso podría ser especialmente cierto para los que necesitan servicios de hospicio.

Un nuevo estudio ha encontrado que, en las personas que reciben servicios de hospicio en un hogar de ancianos, la atención de la diabetes podría llevar a unas tasas más altas de episodios de un nivel peligrosamente bajo de azúcar en la sangre, conocido como hipoglucemia.

Ese hallazgo provino del análisis que hicieron los investigadores de los datos de casi 20,000 personas con diabetes tipo 2, todas ellas en hogares de ancianos y que recibían servicios de hospicio.

En 180 días, el periodo cubierto por el estudio, aproximadamente 1 de cada 9 personas experimentaron episodios de nivel bajo de azúcar en la sangre. Pero entre los que eran tratados con insulina, aproximadamente 1 de cada 3 tuvo episodios de nivel bajo de azúcar en la sangre, según la autora principal del estudio, la Dra. Laura Petrillo, profesora de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

El nivel bajo de azúcar en la sangre puede provocar debilidad, sudoración, confusión, temblores y mareo, lo que puede causar sufrimiento y una calidad de vida más baja. Los investigadores definieron los episodios de azúcar bajo en la sangre como niveles de azúcar en la sangre por debajo de 70 miligramos por decilitro (mg/dL).

"Los servicios de hospicio son una atención centrada en maximizar la comodidad al final de la vida, y normalmente incluye la finalización de los tratamientos que tengan pocas probabilidades de ofrecer beneficios a corto plazo", dijo Petrillo. "Los pacientes con diabetes tipo 2 experimentaron hipoglucemia, que podría ser una indicación de que la atención de la diabetes podría ser mejor".

El estudio también observó los episodios de azúcar alto en la sangre, definidos como niveles de azúcar en la sangre por encima de 400 mg/dL. El nivel de azúcar alto en la sangre (hiperglucemia) puede provocar una sed excesiva y una necesidad de orinar más frecuentemente. Durante los 180 días, el 38 por ciento de los pacientes tratados con insulina tuvieron un nivel bajo de azúcar en la sangre, el 18 por ciento tuvieron un nivel muy bajo de azúcar en la sangre y el 35 por ciento tuvieron un nivel alto de azúcar en la sangre.

Los niveles de azúcar en la sangre se comprobaron un promedio de 1.7 veces al día en las personas con insulina y 0.6 veces al día en las que recibían insulina, según el informe.

Las personas del estudio recibían una atención del final de la vida en hogares de ancianos de Asuntos de Veteranos entre 2006 y 2015. Todas tenían a partir de 65 años de edad, y casi todas (el 98 por ciento) eran hombres. Aproximadamente el 83 por ciento de ellas fallecieron antes de 100 días.

Los hallazgos del estudio sacan a relucir una cuestión importante: la necesidad de directrices más específicas para los programas de diabetes en los hogares de ancianos y para los pacientes con servicios de hospicio, según el Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de la Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York.

Esas instituciones con frecuencia "exportan las directrices de los pacientes hospitalizados, y acaban usando muchos medicamentos que provocan hipoglucemia", señaló.

Zonszein indicó que la insulina no es el único medicamento que puede provocar que los niveles de azúcar en la sangre sean bajos. Algunos medicamentos orales para la diabetes también pueden provocar que los niveles de azúcar en la sangre se reduzcan demasiado.

Además de provocar que las personas se sientan mal, el nivel bajo de azúcar en la sangre también puede aumentar las probabilidades de sufrir caídas, un problema en los centros de hospicio y en los hogares de ancianos, explicó.

"Si los medicamentos no mejoran la calidad de vida en los servicios de hospicio, no tiene sentido usarlos", dijo Zonszein. "Hay muchos medicamentos nuevos que no provocan reducciones y controlan los aumentos. Cuestan más, pero no se tiene que monitorizar tanto a los pacientes", así que en última instancia son rentables, sugirió.

Matt Petersen, director administrativo de información médica de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association), dijo que el estudio amplía la comprensión de la atención en el final de la vida para las personas con diabetes.

"La hipoglucemia se debe evitar por seguridad y por calidad de vida, pero la hiperglucemia severa también se debe evitar por las mismas razones; si se deja que suba demasiado, el nivel de glucosa puede llevar a una crisis metabólica catastrófica (y muy desagradable)", advirtió Petersen. "En los pacientes que no estén comiendo bien, puede ser difícil estimar la dosis de insulina para que encaje con la ingesta de comida".

Petersen dijo que a partir de la información aportada parece que los pacientes del estudio recibían una atención individualizada según su afección médica, que es lo que la Asociación Americana de la Diabetes recomienda que se haga.

"La atención de la salud debería incluir una consideración integral de lo que asegurará que se den las mejores circunstancias para el paciente", indicó.

Los autores del estudio apuntaron que más o menos una cuarta parte de las personas en Estados Unidos fallecen en un hogar de ancianos, lo que hace que esto pueda ser un problema para muchas personas.

¿Qué es, entonces, lo que las personas pueden hacer para asegurarse de que ellas o un ser querido reciben la atención adecuada en un hogar de ancianos, y en particular cuando llegan al final de la vida?

"Defienda a sus seres queridos", aconsejó Petrillo. "Pida una revisión de la medicación y asegúrese de que los medicamentos se usen con el propósito de dar comodidad y que no reciban nada que no tenga un beneficio a corto plazo".

El estudio fue publicado como una carta de investigación en la edición en línea del 26 de diciembre de la revista JAMA Internal Medicine.

Más información

La American Hospice Foundation tiene más información sobre los servicios de hospicio en los hogares de ancianos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Laura Petrillo, M.D., instructor in medicine, Harvard Medical School, Boston; Matt Petersen, managing director of medical information, American Diabetes Association; Joel Zonszein, M.D., director, Clinical Diabetes Center, Montefiore Medical Center, New York City; Dec. 26, 2017, JAMA Internal Medicine, online

Last Updated: