Can You Get COVID-19 Again? Replay our May 22 HDLive!

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Actualmente, 30 millones de estadounidenses sufren de diabetes

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 19 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Uno de cada 7 estadounidenses tiene diabetes, y muchos ni siquiera saben que tienen la enfermedad del azúcar en la sangre, muestra un informe reciente.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., un 14 por ciento de los adultos de EE. UU. tienen diabetes: un 10 por ciento lo saben y más de un 4 por ciento carecen de un diagnóstico.

"La diabetes sigue siendo un problema de salud crónica en este país, que afecta a unos 30 millones de personas", señaló el investigador principal Mark Eberhardt, epidemiólogo en el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de los CDC.

Varios factores podrían ser responsables del aumento en la diabetes, planteó. Esto incluye a una población que envejece, dado que la diabetes ataca con una mayor frecuencia a las personas de edad avanzada.

Además, la epidemia de obesidad también está llevando a una creciente cantidad de personas a la diabetes, lamentó Eberhardt.

Las personas deben realizar pruebas de la diabetes aunque crean que no padecen la enfermedad, dijo. Los datos mostraron que un tercio de las personas del estudio no creían que tenían diabetes, pero las pruebas mostraron que sí, comentó Eberhardt.

Según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association), la inmensa mayoría (alrededor de un 95 por ciento) de los casos de diabetes son del tipo 2, que con frecuencia (aunque no siempre) se vincula con el sobrepeso o la obesidad. Más o menos un cinco por ciento de los casos de diabetes son del tipo 1, que puede surgir a una edad temprana y que no se vincula con factores del estilo de vida.

Según el informe, casi un 16 por ciento de los hombres tienen diabetes, así como alrededor de un 12 por ciento de las mujeres. Además, las probabilidades de desarrollar diabetes, tanto diagnosticada como sin diagnosticar, aumentan con la edad.

En términos de la población, la diabetes es más común entre los hispanos (un 20 por ciento) y los negros (un 18 por ciento) que entre los blancos (un 12 por ciento).

Las personas con sobrepeso u obesas también son más propensas a desarrollar diabetes, encontraron los investigadores. Apenas un 6 por ciento de los adultos con falta de peso o con un peso normal tenían la enfermedad, mientras que un 12 por ciento de los adultos con sobrepeso y un 21 por ciento de los adultos obesos sí la tenían.

Aunque hay tratamiento disponible para la diabetes, la meta de salud pública debería ser tomar medidas para prevenir la enfermedad, dijo Eberhardt. "A veces, la prevención es el mejor tratamiento", aseguró.

En el estudio, los investigadores utilizaron datos de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU.

El Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de Diabetes del Centro Médico Montefiore, en la ciudad de Nueva York, expresó su exasperación con la falta de progresos en el control de la epidemia de diabetes.

"Debemos dejar de hablar y comenzar a hacer", enfatizó. La prevención de la diabetes comienza con que los individuos hagan elecciones saludables de estilo de vida. Éstas incluyen una dieta saludable y hacer bastante ejercicio.

Zonszein concurrió en que la prevención de la diabetes debe ser la meta, pero como la diabetes es en gran medida un asunto del estilo de vida, alcanzar esa meta conllevará unos cambios importantes en la cultura estadounidense.

Lograr que las personas elijan opciones saludables conllevará un cambio drástico en la sociedad, aseguró. Algunos de esos cambios podrían incluir impuestos en las bebidas azucaradas, y lograr que la gente coma menos alimentos procesados y comida rápida.

El Dr. William Cefalu, jefe de ciencias y director médico de la Asociación Americana de la Diabetes, dijo que los médicos no han podido lograr que eso suceda en el mundo real.

"Sabemos cómo prevenir la diabetes", dijo Cefalu. "Pero cómo hacerlo en el mundo real es el santo grial de este problema".

Una vez alguien es diagnosticado con diabetes, la meta tiene que ser un tratamiento que prevenga complicaciones como la enfermedad cardiaca, las amputaciones y la insuficiencia renal.

"El problema es que los pacientes diagnosticados no son tratados, y los que se tratan son tratados mal, ya que la gran mayoría no alcanza los objetivos de control del azúcar, control de la presión arterial y control del colesterol", dijo Zonszein.

Lamentablemente, el mejor tratamiento solo se activa cuando las complicaciones de la diabetes se hacen críticas, apuntó.

Esos tratamientos consisten en tratar las complicaciones, como la insuficiencia renal, la enfermedad cardiaca, la insuficiencia cardiaca y el accidente cerebrovascular, añadió Zonszein. "Esas afecciones son caras y están muy bien cubiertas por nuestro sistema de atención de la salud, pero la prevención primaria y secundaria no".

Los hallazgos se publicaron el 19 de septiembre como un resumen de datos del NCHS.

Más información

Para más información sobre la diabetes tipo 2, visite la Asociación Americana de la Diabetes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Mark Eberhardt, Ph.D., epidemiologist, National Center for Health Statistics, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Joel Zonszein, M.D., director, Clinical Diabetes Center, Montefiore Medical Center, New York City; William Cefalu, M.D., chief scientific and medical officer, American Diabetes Association; Sept. 19, 2018, Prevalence of Total, Diagnosed, and Undiagnosed Diabetes Among Adults: United States, 2013-2016

Last Updated: