Asocian un bajo nivel de azúcar en sangre a un mayor riesgo de mortalidad entre diabéticos hospitalizados

Expertos sugieren que la hipoglucemia es probablemente una señal de enfermedades adicionales

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES, 29 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Ser diabético y tener un solo episodio de azúcar bajo en sangre durante una estancia hospitalaria fue asociado a un riesgo significativamente superior de morir, tanto en el hospital como al año después, de acuerdo con una investigación reciente.

En un estudio en el que participaron casi 2,600 personas con diabetes que fueron hospitalizadas por varias enfermedades, los investigadores encontraron que cerca del ocho por ciento de los pacientes presentaba un azúcar bajo en sangre (hipoglucemia), y que cada día adicional con un episodio hipoglucémico se relacionaba con un incremento de 85 por ciento en el riesgo de muerte durante el periodo de hospitalización. El estudio también encontró un incremento de 66 por ciento en el riesgo de mortalidad al año después del alta hospitalaria en los pacientes que habían tenido hipoglucemia.

"Creemos que la hipoglucemia es probablemente un marcador de gravedad de la enfermedad", explicó el autor del estudio, el Dr. Alexander Turchin, profesor asistente de medicina de la Facultad de medicina de Harvard y médico asociado del Hospital Brigham and Women's de Boston. "Un paciente que ingresa en un hospital, enferma más y deja de comer. Si usan el mismo régimen antidiabetes que siguen en casa, desarrollarán hipoglucemia".

Los resultados del estudio aparecen en la edición de julio de Diabetes Care.

En vista de que los altos niveles de azúcar en sangre se asocian con varios resultados adversos de salud, los investigadores empezaron a investigar si la reducción de los altos niveles de azúcar en sangre en pacientes críticamente enfermos mejoraría los resultados. Un estudio inicial encontró resultados positivos en la reducción agresiva del azúcar en sangre. Sin embargo, desde entonces varios estudios han cuestionado esta práctica porque encontraron un incremento en el riesgo de mortalidad, debido posiblemente a una reducción excesiva del azúcar en sangre.

La mayoría de las investigaciones se han realizado con pacientes de cuidados intensivos, pero el estudio actual se centra en las personas hospitalizadas de diferentes áreas y debido a distintos motivos, desde cirugías electivas a enfermedades infecciosas.

Turchin y sus colegas analizaron los datos de 4,368 ingresos hospitalarios no críticos. De éstos, 2,582 eran personas con diabetes, tanto tipo 1 como tipo 2. Cerca de un tercio de los diabéticos recibieron tratamiento con insulina.

La hipoglucemia se definió como una lectura de azúcar en sangre inferior a 50 miligramos por decilitro (mg/dl). Los investigadores encontraron que el 7.7 por ciento de las personas diabéticas hospitalizadas tuvieron al menos un episodio de azúcar bajo en sangre.

Los investigadores controlaron los datos de varios factores, entre los que se encontraban la presencia de otras enfermedades, y pronosticaron cuál debía ser la duración normal de la estancia en el hospital para esa afección.

"Incluso después de incluir toda esa información, el azúcar bajo en sangre aún nos dio información adicional sobre la predicción de la mortalidad que no capturamos con las demás medidas", apuntó Turchin.

El riesgo de muerte por hospitalización aumentó a 85.3 por ciento por cada día adicional con hipoglucemia, halló el equipo. Hasta un año después, el riesgo de muerte seguía mostrando un aumento de 65.8 por ciento por cada día adicional que alguien experimentaba hipoglucemia. Los investigadores también encontraron que la duración de la estancia hospitalaria aumentó en 2.5 días por cada día en el hospital con al menos una lectura de azúcar bajo en la sangre.

"Si los pacientes desarrollan bajos niveles de azúcar en la sangre, deberían vigilarse de cerca para detectar cualquier deterioro clínico", dijo Turchin. "Mantener altos niveles de azúcar en sangre no supone ningún beneficio, pero reducir estos niveles de forma agresiva quizá tampoco sea buena idea".

El Dr. Joel Zonszein, director del centro de diabetes clínica del Centro Médico Montefiore en la ciudad de Nueva York, dijo que el alto riesgo de mortalidad en las personas que tienen hipoglucemia es el resultado de una enfermedad subyacente, y no de un tratamiento agresivo.

"No hay duda de que la hipoglucemia está asociada con una tasa de mortalidad alta, pero es una relación; no existe una prueba directa de causalidad", dijo.

Turchin apuntó que los investigadores no pudieron realizar un análisis completo para determinar si un episodio hipoglucémico que ocurría por una razón obvia, como una comida tardía en alguien que recibe insulina, experimentaba el mismo incremento en el riesgo que un episodio espontáneo de azúcar bajo en la sangre.

Sin embargo, sin importar la causa, Turchin recomendó que estos pacientes deben ser "vigilados más de cerca para evitar los bajos niveles de azúcar en sangre, que pueden exacerbar sus problemas".

Más información

Para más información sobre la hipoglucemia, visite el Instituto Nacional sobre la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y del Riñón de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Alexander Turchin, M.D., assistant professor, medicine, Harvard Medical School, and associate physician, Brigham and Women's Hospital, Boston; Joel Zonszein, M.D., director, clinical diabetes center, Montefiore Medical Center, New York City; July 2009 Diabetes Care

Last Updated: