El ejercicio puede reducir el riesgo de diabetes relacionada con el embarazo, según un estudio

Las mujeres que eran más físicamente activas mientras estaban embarazadas también tenían unas dos libras menos de peso

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 8 de junio de 2015 (HealthDay News) -- El ejercicio reduce el riesgo de las mujeres embarazadas de contraer diabetes gestacional, y también las ayuda a controlar el aumento de peso, muestra una revisión reciente.

En el informe, que aparece en una edición reciente de la revista BJOG: an International Journal of Obstetrics and Gynaecology, investigadores españoles analizaron trece estudios que incluyeron un total de más de 2,800 mujeres embarazadas que normalmente hacían poco o ningún ejercicio. Los estudios observaron qué sucedía cuando las mujeres participaban en programas de ejercicio.

"El ejercicio no es algo que se deba temer durante el embarazo. El nivel moderado de ejercicio usado en estos estudios tuvo efectos significativamente positivos sobre la salud, y se encontró que eran seguros tanto para la madre como para el bebé", señaló en un comunicado de prensa de la revista la autora líder, Gema Sanabria Martínez, del Hospital Virgen de la Luz en Cuenca, España.

Las mujeres que hicieron ejercicio redujeron su riesgo de diabetes relacionada con el embarazo, o gestacional, en más de un 30 por ciento. En las mujeres que hicieron ejercicio durante todo el embarazo, el riesgo de diabetes gestacional fue un 36 por ciento más bajo, encontró el estudio.

Los beneficios fueron más potentes entre las mujeres que combinaron ejercicios de tonificación, fuerza, flexibilidad y aeróbicos, comentaron los investigadores.

Otro beneficio que los investigadores también encontraron a partir del ejercicio fue un peso ligeramente más bajo. Las mujeres que hicieron ejercicio durante el embarazo pesaban unas dos libras (casi un kilo) menos que las que no hacían ejercicio, mostraron los hallazgos.

"Este cuidadoso análisis de estudios anteriores muestra un efecto beneficioso del ejercicio en mujeres embarazadas sanas que por lo general hacen poco o ningún ejercicio", señaló en el comunicado de prensa el sub-editor jefe de la revista, Mike Marsh.

"Podría influir en las recomendaciones para el ejercicio durante el embarazo para estas mujeres. Se necesitan más estudios para establecer si este efecto se observa en todas las mujeres embarazadas", añadió Marsh.

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU. tiene más información sobre la diabetes gestacional.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2015, HealthDay

FUENTE: BJOG: an International Journal of Obstetrics and Gynaecology, news release, June 4, 2015

--

Last Updated: