Póngase en forma para luchar contra el síndrome metabólico

La dolencia es un precursor de la diabetes y la enfermedad del corazón

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES 1 de julio (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio a largo plazo muestra una vez más que las personas poco activas están en alto riesgo de síndrome metabólico, un grupo de factores de riesgo que fomenta la enfermedad cardiovascular y la diabetes.

Los hombres que obtuvieron las puntuaciones más altas en una prueba de buena forma física en una caminadora tuvieron 53 por ciento menos probabilidades de desarrollar síndrome metabólico que los que obtuvieron las puntuaciones más bajas, según el informe publicado en la edición del 12 de julio de Circulation. Incluso una forma física moderadamente buena redujo el riesgo de los hombres en 26 por ciento, afirmaron los investigadores.

En las mujeres, el riesgo de síndrome metabólico fue 63 por ciento más bajo para las que estaban en muy buena forma y 20 por ciento más bajo para las que tenían forma física moderada.

El informe proviene del Estudio Longitudinal del Centro de Aeróbicos, en el cual investigadores del The Cooper Institute, en Dallas, le hicieron seguimiento a más de 9,000 hombres y casi 1,500 mujeres durante casi seis años.

Durante ese periodo, 1,346 hombres y 56 mujeres desarrollaron síndrome metabólico, cuyos componentes incluyen la obesidad, la hipertensión arterial, niveles bajos de colesterol LAD o "bueno" en la sangre, además de niveles elevados de grasas llamados triglicéridos y azúcar en la sangre. La presencia de tres o más de estos factores de riesgo se relaciona con un aumento en el riesgo de diabetes y problemas cardiovasculares como ataques cardiacos y apoplejías, apuntaron los expertos.

Sin embargo, no es difícil reducir ese riesgo, afirmó el autor del estudio, Michael J. LaMonte, director de la división de epidemiología de The Cooper Institute.

"Aunque la genética contribuye a los niveles individuales de forma físico, datos publicados anteriormente indican que la mayoría de personas pueden alcanzar niveles moderados de buena forma cardiovascular a través de caminatas energéticas de 30 a 40 minutos cerca de cinco días a la semana", señaló LaMonte en una declaración preparada. "Es probable que se alcance el mayor nivel de forma física a través de trotar, correr, montar bicicleta o nadar vigorosamente durante 20 a 30 minutos al día entre tres a cinco días de la semana".

El estudio "tienen implicaciones no sólo para los eventos cardiovasculares futuros, sino también para el desarrollo de problemas metabólicos", afirmó el Dr. Jorge Plutzky, director de prevención de enfermedades vasculares del Brigham and Women's Hospital de Boston y vocero de la American Heart Association.

Los resultados fortalecen la creciente opinión de que "la diabetes y los eventos cardiovasculares están estrechamente relacionados", afirmó Plutzky. "Están cada vez más relacionados. El estudio también muestra que la actividad y el ejercicio pueden ayudar a prevenir el síndrome metabólico".

"Promover niveles más altos de buena forma cardiorrespiratoria a través de una mayor actividad física podría ser la estrategia clínica y de salud pública más prudente para la prevención primaria del síndrome metabólico", señaló LaMonte.

Más información

Para más información sobre el síndrome metabólico, diríjase a la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Jorge Plutzky, M.D., director, vascular disease prevention, Brigham and Women's Hospital, Boston, and spokesman, American Heart Association; July 12, 2005, Circulation

Last Updated: