Lo que come y la forma en que come afecta a sus probabilidades de diabetes tipo 2

In English

Por
Reportera de HealthDay

SÁBADO, 8 de junio de 2019 (HealthDay News) -- El tipo de alimentos que come, e incluso el orden en que los come, puede afectar a sus probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2, sugieren tres nuevos estudios.

Los estudios, presentados en la Sociedad Americana de la Nutrición (American Society for Nutrition), encontraron que:

  • Cambiar a una dieta basada sobre todo en plantas (pero que podría incluir carne y lácteos) podría reducir el riesgo de diabetes tipo 2 en hasta un 60 por ciento.
  • Comer unas mayores cantidades de las vitaminas B2 y B6 se vinculó con un riesgo más bajo de diabetes tipo 2, mientras que tener más vitamina B12 en la dieta pareció asociarse con un riesgo más alto de diabetes tipo 2.
  • El orden en que se comen los alimentos parece importar. Las personas que comían las verduras antes de la carne o el arroz tenían unos niveles más bajos de azúcar en la sangre, junto con cambios positivos en sus hormonas del hambre.

La Dra. Rekha Kumar, endocrinóloga en el Centro Médico de Nueva York-Presbiteriano y Weill Cornell, en la ciudad de Nueva York, revisó los hallazgos.

"Enfatizar las frutas y las verduras y los alimentos enteros es una forma muy práctica y fácil de gestionar la diabetes tipo 2", aseguró. "La mitad del plato debe ser verde, incluso en el desayuno, cuando puede comer una tortilla de clara de huevo con espinacas, por ejemplo".

En cuanto a la secuencia de la ingesta, Kumar cree que las verduras, los alimentos ricos en fibra e incluso la proteína tardan más en salir del estómago, lo que ralentiza el aumento en los niveles de azúcar en la sangre.

"En teoría, cambiar el orden de los alimentos que come podría tener implicaciones en el peso y el control del apetito", señaló.

Priorice las plantas

El primer estudio incluyó a más de 2,700 personas reclutadas a una edad promedio de 25 años. Un 40 por ciento eran negros, y casi un 60 por ciento eran mujeres. Se dio seguimiento a su salud y a sus dietas a lo largo de 30 años.

Las personas que lograron las mayores mejoras en la calidad de la dieta entre la adultez temprana y mediana redujeron sus probabilidades de diabetes en casi dos tercios, en comparación con aquellas que redujeron ligeramente la calidad de sus dietas, encontró el estudio.

¿Qué constituye una dieta de calidad? Los investigadores afirmaron que es una que contiene más alimentos "nutricionalmente ricos y centrados en las plantas".

La autora principal del estudio, Yuni Choi, candidata doctoral en la Universidad de Minnesota-Twin Cities en St. Paul, dijo que una dieta centrada en las plantas es "rica en alimentos vegetales naturales, baja en alimentos vegetales altamente procesados, y en general baja en alimentos de origen animal".

Entonces, se aprueban las verduras, las frutas y los granos integrales, mientras que el pan y el arroz blancos reciben unas puntuaciones bajas de calidad. Choi dijo que ese tipo de dieta puede incluir algo de carne magra y lácteos bajos en grasa.

En promedio, los que más mejoraron sus dietas comían cuatro o más porciones de verduras al día, dos porciones de fruta, una porción y media de frutos secos o semillas, casi dos porciones de granos integrales, menos de una porción de carne procesada y más o menos una porción de carne roja, apuntó Choi.

Choi y su asesor y coautor, David Jacobs, creen que los diversos nutrientes de los alimentos vegetales ayudan a prevenir la diabetes.

Las 'B' son excelentes para la salud

El segundo estudio observó los datos dietéticos de unos 200,000 adultos estadounidenses durante 15 años.

Las personas que tenían los niveles más altos de las vitaminas B2 y B6 experimentaron una reducción en el riesgo de diabetes de alrededor de un 10 por ciento. La B2 se encuentra en los huevos, la carne magra, las verduras verdes y los productos de granos fortificados, como los cereales y el pan, según el Departamento de Agricultura de EE. UU. La B6 se encuentra en el pescado, la carne magra, las frutas (aparte de los cítricos), y las papas y otras verduras sin almidón.

Aunque el total de la vitamina B12 no se vinculó con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, las probabilidades aumentaron en un 11 por ciento cuando los investigadores observaron solo la B12 de las fuentes alimentarias. No encontraron un aumento similar en el riesgo de diabetes a partir de la B12 de los complementos dietéticos. Plantearon que esto podría deberse a que la B12 de los alimentos con frecuencia proviene de productos de origen animal.

El tercer estudio encontró que el orden en que una persona come puede afectar los niveles de azúcar en la sangre. Los investigadores pidieron a 16 adultos chinos, la mayoría hombres, que consumieran cinco comidas experimentales en un orden determinado. Las comidas contenían una verdura, carne y arroz, y los tamaños de las porciones permanecieron iguales.

En general, el aumento más bajo en los niveles de azúcar en la sangre resultó cuando comieron primero las verduras y la carne. La comida en que comieron las verduras, la carne y el arroz por separado, en ese orden, condujo a un aumento más bajo en el azúcar en la sangre y a una respuesta favorable en las hormonas del apetito.

"La forma en que comemos y llevamos los alimentos a nuestras bocas podría tener unos efectos fisiológicos significativos", aseguró el autor del estudio, Christiani Henry, director del Centro de Investigación Clínica en Nutrición del Instituto de Ciencias Clínicas de Singapur.

Henry dijo que la fibra y otros nutrientes de las verduras parecen ralentizar el tiempo de tránsito de los alimentos, lo que también podría ralentizar el aumento en los niveles de azúcar en la sangre tras comer.

Comer las verduras primero es "una forma sencilla y práctica de reducir el aumento en la glucosa en sangre al comer arroz", apuntó. Henry añadió que se necesita más investigación para ver si unos cambios similares ayudarían a controlar los aumentos en el azúcar en la sangre causados por los alimentos que se consumen en lugares como Estados Unidos.

Los tres estudios se presentarán entre el sábado y el martes en la reunión de la Sociedad Americana de la Nutrición, en Baltimore. Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Para más información sobre la nutrición y la diabetes, visite el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Rekha Kumar, M.D., M.S., endocrinologist, NewYork-Presbyterian and Weill Cornell Medical Center, New York City, and medical director, American Board of Obesity Medicine; Yuni Choi, Ph.D. candidate, University of Minnesota-Twin Cities, St. Paul; Christiani Jeyakumar Henry, Ph.D., director, Clinical Nutrition Research Center, Singapore Institute for Clinical Sciences; June 8-11, 2019 presentations, American Society for Nutrition meeting, Baltimore

Last Updated: