La talidomida en la mira para los cánceres virulentos

Se ve promisoria para los pacientes con mieloma y melanoma

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

SÁBADO 3 de julio (HealthDayNews) -- La rehabilitación de la talidomida continúa con dos estudios preliminares que muestran que puede tener su lugar en el tratamiento del mieloma múltiple y del melanoma.

El medicamento se hizo famoso por primera vez en los 60 cuando se sacó del mercado luego de que se encontrara que causaba defectos de nacimiento en los bebés de las mujeres que la habían tomado para las náuseas matutinas.

En 1998, la talidomida fue reintroducida en el mercado, con estrictas restricciones de control de la natalidad, como tratamiento contra la lepra.

En una reunión reciente de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) en Nueva Orleáns, dos grupos de investigadores mostraron que podría tener algunos beneficios en pacientes con mieloma múltiple, un tipo de cáncer de la sangre, y en el melanoma.

En el ensayo múltiple de mieloma, investigadores italianos encontraron que la talidomida, en combinación con melfalán y prednisona en un ensayo clínico de Fase II, provocó una mejor respuesta que la quimioterapia convencional. Luego de ser tratados con los tres medicamentos, el 93 por ciento de los participantes mostraron reducciones de la proteína del mieloma de más del 50 por ciento. Además, el 26 por ciento tuvo una remisión completa, mientras que en el 19 por ciento se dio una remisión casi completa. Estas tasas de respuesta son similares a las observadas en los que han tenido un transplante de médula ósea.

Aunque las tasas de respuesta fueron promisorias, la terapia con talidomida puede tener algunos efectos secundarios incómodos y peligrosos. En el estudio italiano, por ejemplo, el 26 por ciento de los 42 pacientes desarrollaron infecciones, se trató al 19 por ciento por coágulos sanguíneos mortales, el 14 por ciento desarrolló un número anormalmente bajo de células blancas sanguíneas, las cuales luchan contra las infecciones, mientras que el 28 por ciento sufrió de estreñimiento. Durante el estudio, dos pacientes murieron y el 36 por ciento descontinuó la terapia con talidomida debido a los efectos secundarios.

Aún así, "parece que la talidomida es útil cuando se añade a la quimioterapia estándar en pacientes con mieloma múltiple recién diagnosticado", afirmó Alan Kinniburgh, vicepresidente de investigación de la Leukemia & Lymphoma Society. "El mensaje final es que esto no es una cura para el mieloma".

Kinniburgh señaló que los efectos secundarios no son tan serios como los de otros medicamentos contra el cáncer, como el Velcade, así que "es otra arma para tratar el mieloma que puede ayudar al paciente a vivir más".

Se necesitan desesperadamente nuevos tratamientos para el mieloma múltiple, el segundo tipo de cáncer de sangre más común en los Estados Unidos. "La tasa de supervivencia de cinco años está por debajo del 30 por ciento", apuntó Kinniburgh. "No existe cura. Es una enfermedad claramente mortal".

Podría haber más esperanza en combinar la talidomida con el medicamento Velcade, añadió Kinniburgh. Esos estudios ya se están llevando a cabo.

La talidomida está bajo revisión de la U.S. Food and Drug Administration (FDA) para esta indicación. "Es otro medicamento en el arsenal y esperamos que en algunos de los ensayos clínicos actuales, los médicos encontrarán cómo usarla con otros medicamentos nuevos", dijo Kinniburgh. "Velcade viene a la mente y podría tal vez ser útil en el ambiente de postransplante también. El tiempo lo dirá".

El segundo ensayo investigó la talidomida en combinación con otro medicamento anticancerígeno, la temozolomida, para el melanoma metastásico en personas que están actualmente libres de la enfermedad pero en alto riesgo de recurrencia. El melanoma es un tipo de cáncer de piel particularmente virulento.

El estudio, llevado a cabo en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de la ciudad de Nueva York, todavía está en proceso, pero la investigadora, la Dra. Wen-Jen Hwu, médica del centro de cáncer, afirmó que se están obteniendo "excelentes resultados".

Ambos estudios fueron patrocinados por Celgene Corp., fabricante de la talidomida.

La talidomida también podría beneficiar a pacientes con cáncer de próstata metastásico.

En un ensayo aleatorio en fase II conducido por el National Cancer Institute, 75 pacientes fueron asignados al azar para recibir ya fuera solamente docetaxel (un medicamento de quimioterapia), o docetaxel en combinación con talidomida.

Luego de un seguimiento medio de poco más de dos años, los que estaban en el grupo de docetaxel más talidomida tenían una supervivencia libre de progresión promedio de 5.9 meses, en comparación con 3.7 meses en el grupo de docetaxel. A los 18 meses, la supervivencia general del grupo de docetaxel y talidomida fue de 68.2 por ciento, en comparación con el 42.9 por ciento del grupo de docetaxel. El régimen fue bien tolerado luego de que los pacientes recibieran heparina, un anticoagulante.

Los resultados del estudio aparecieron en la edición del 1 de julio del Journal of Clinical Oncology.

Hwu está involucrada en otro estudio que busca lo que la talidomida puede ofrecer a pacientes cuyos melanomas han llegado al cerebro. Afirma haber encontrado "eficacia y tiempo de supervivencia prolongados".

Más Información

La U.S. Food and Drug Administration tiene más información sobre la talidomida.

Traducido por HispaniCare

FUENTES: Alan Kinniburgh, Ph.D., vice president, research, Leukemia & Lymphoma Society, White Plains, N.Y.; Wen-Jen Hwu, M.D., physician, department of immunology, Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, New York City; American Society of Clinical Oncology abstracts; Celgene Corp. press releases

Last Updated: