Los fármacos usados para tratar el daño pulmonar en los bebés prematuros podrían dañar el cerebro

Incluso cuando se administran antes de nacer, los glucocorticoides se relacionan con problemas cognitivos y de control motriz en ratones

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES, 17 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Los medicamentos glucocorticoides usados para tratar el daño pulmonar crónico en los bebés prematuros causaron daño cerebral en los ratones, y podrían causar problemas cognitivos y de control motriz incluso cuando se administran antes del nacimiento, según investigadores de la Facultad de medicina de la Universidad de Washington, en San Luis.

Examinaron los efectos de los glucocorticoides sintéticos dexametasona y betametasona, que se suministran a los bebés prematuros para ayudar al desarrollo de los pulmones. Los fármacos causan muerte de células cerebrales cuando se administraron a ratones entre cuatro y diez días tras el nacimiento. El daño ocurrió en el cerebelo, la estructura cerebral que controla los movimientos y otras funciones.

"Las células dañadas se conocen como células progenitoras neurales, que son responsables de producir nuevas neuronas. Así que puede imaginarse que si se matan las células responsables de producir nuevas neuronas, se puede causar efectos graves en el neurodesarrollo", afirmó en un comunicado de prensa de la universidad el autor principal del estudio Kevin K. Noguchi, científico del departamento de psiquiatría.

Eso encontraron Noguchi y colegas cuando examinaron a ratones adolescentes que recibieron glucocorticoides durante la infancia. Una sola exposición a los glucocorticoides disminuyó permanentemente el número de neuronas en el cerebelo.

"El cerebelo se conecta a otras estructuras cerebrales, de manera que cuando las células gránulos del cerebelo se pierden, también se tienen efectos dañinos en la función cognitiva de regiones no motrices del cerebro. Otros investigadores han encontrado declives en el coeficiente intelectual de niños que recibieron estos fármacos a principios de la vida, y nuestros hallazgos podrían ayudar a explicar por qué", afirmó en el comunicado de prensa el investigador principal, el Dr. Nuri B. Farber, profesor asociado de psiquiatría.

Si los fármacos glucocorticoides sintéticos pueden ser reemplazados por hormonas producidas naturalmente en el organismo, tal vez sea posible evitar daño en las células cerebrales al mismo tiempo que promueven el desarrollo de los pulmones en los bebés prematuros, señalaron los investigadores.

Se esperaba que el estudio fuera presentado el lunes en la reunión anual de la Society for Neuroscience, en Washington, D.C.

En 2002, la American Academy of Pediatrics recomendó detener todo uso postnatal de glucocorticoides a menos que fuera en el marco de ensayos clínicos. Sin embargo, administrar los medicamentos a las mujeres en riesgo de parto prematuro sigue siendo una práctica común.

Más información

La Nemours Foundation tiene más información acerca de los bebés prematuros.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: Washington University School of Medicine in St. Louis, news release, Nov. 17, 2008

--

Last Updated: