When Kids Return to School. Next HDLive! Fri. 6/5 at 2:45 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Los científicos detectan señales de un virus en una enfermedad que paraliza a los niños

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 21 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Una nueva prueba de anticuerpos parece haber detectado la causa más probable de una misteriosa enfermedad parecida al polio que asola a Estados Unidos con regularidad.

La nueva prueba detectó anticuerpos de dos enterovirus en el líquido cefalorraquídeo de docenas de pacientes diagnosticados con mielitis flácida aguda (MFA), una enfermedad que provoca una parálisis potencialmente permanente y que a veces amenaza las vidas de los niños pequeños.

Los dos virus, el EV-D68 y el EV-A71, ya se habían encontrado en casos de MFA, pero este estudio ofrece las evidencias más claras hasta la fecha de que la enfermedad es provocada por un enterovirus, señalaron los investigadores.

"Y sin duda sienta las bases para evaluaciones posteriores de forma que podamos estar seguros de que la mayoría, sino todos, los casos de MFA son provocados por enterovirus", dijo el investigador principal, el Dr. Ryan Schubert, miembro clínico del departamento de neurología de la Universidad de California, en San Francisco (UCSF).

La explicación podría tener cierto sentido, dado que la polio misma pertenece a la familia de los enterovirus.

La MFA por lo general provoca debilidad en los brazos y las piernas, pero en casos raros puede provocar una insuficiencia respiratoria potencialmente letal, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La MFA ha tendido a aparecer en Estados Unidos cada dos años, y en 2018 se reportaron 236 casos en 41 estados, apuntaron los CDC.

La primera ola de MFA atacó en 2014, cuando 120 niños de 34 estados sufrieron una misteriosa debilidad muscular. En 2016 hubo otra ola: 149 pacientes fueron afectados en 39 estados.

Hasta ahora, los investigadores que estudiaban las causas de la MFA habían buscado la presencia de enterovirus al examinar las evidencias genéticas directas de los virus en el líquido cefalorraquídeo de las personas, dijo Schubert.

Los brotes de enterovirus son comunes y por lo general no provocan nada más grave que unos síntomas parecidos al resfriado común, pero los expertos se dieron cuenta de que estos brotes tendían a coincidir con aumentos en la MFA, explicaron los autores del estudio, en las notas de respaldo.

Lamentablemente, las pruebas que buscaban el ARN de los enterovirus en los pacientes con MFA tendían a no ser muy adecuadas, apuntó Schubert.

El virus no se pudo encontrar en un 98 por ciento de los pacientes con MFA cuyo líquido cefalorraquídeo se evaluó, e incluso cuando se encontraron, los virus "se detectaron a niveles muy bajos", indicó Schubert.

"La cantidad de virus es bajísima", siguió Schubert. "No sabemos el motivo con certeza, pero en la polio detectar el virus en el líquido cefalorraquídeo también era difícil".

Esto condujo a algunos escépticos a cuestionar si la MFA es en realidad un trastorno autoinmune, o si es provocada por otro virus todavía no descubierto, comentaron los investigadores.

"A las personas les inquietaba el hecho de que los enterovirus se detectaban raras veces en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes con MFA", observó en una declaración el investigador sénior, el Dr. Michael Wilson, profesor asociado de neurología y miembro del Instituto de Neurociencias Weill de la UCSF. "Querían saber cómo alguien podía desarrollar síntomas neurológicos sin tener un virus detectable en el sistema nervioso central".

Wilson, Schubert y sus colaboradores sospechaban que quizá serían más capaces de detectar la presencia de los enterovirus si buscaban los anticuerpos creados por el sistema inmunitario para combatir a los virus.

Los investigadores recurrieron a una herramienta de detección de virus desarrollada por la Universidad de Harvard, llamada VirScan, que les permitió buscar señales de la respuesta inmunitaria en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes con MFA.

El equipo encontró anticuerpos de los enterovirus en el líquido cefalorraquídeo de un 70 por ciento de los 42 pacientes con MFA que evaluaron.

Los investigadores también evaluaron a 58 pacientes que habían sido diagnosticados con otros trastornos neurológicos, y menos de un 7 por ciento arrojaron un resultado positivo de los mismos anticuerpos.

Según el Dr. Amesh Adalja, experto sénior en el Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, "este nuevo estudio añade una información crítica sobre la presencia de los enterovirus en los casos de MFA. Comprender el rol de los enterovirus ayudará a fomentar la investigación posterior para determinar los factores de riesgo específicos que transforman a una infección respiratoria superior relativamente inocua en una enfermedad paralítica que altera la vida, e incentivará el desarrollo de vacunas".

Schubert se mostró de acuerdo, y sugirió que la investigación futura sobre la MFA debe explorar dos vías paralelas.

En una vía, los investigadores deben usar la nueva prueba de anticuerpos para cementar por completo el vínculo entre los enterovirus y la MFA, dijo Schubert.

En la otra vía, los científicos deben seguir trabajando en vacunas que prevengan la infección con el EV-D68 y el EV-A71, además de terapias que puedan neutralizar los virus antes de que provoquen MFA.

"Esto de verdad sugiere que están en el camino correcto y que deben continuar", añadió Schubert respecto a los equipos de investigación que ya están enfocados en los enterovirus y la MFA.

El nuevo estudio se publicó en la edición del 21 de octubre de la revista Nature Medicine.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la mielitis flácida aguda.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Ryan Schubert, M.D., clinical fellow, department of neurology, University of California, San Francisco; Amesh Adalja, M.D., senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; University of California, San Francisco, news release, Oct. 21, 2019; Oct. 21, 2019, Nature Medicine

Last Updated: