El cambio climático ayudará a la propagación de mosquitos que transmiten enfermedades

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 28 de marzo de 2019 (HealthDay News) -- ¿Pensaba que el Zika era terrorífico? Pues entérese de esto: el calentamiento global pone a hasta mil millones de personas de todo el mundo en riesgo de exposición a los mosquitos que portan enfermedades a lo largo de los próximos 50 años, indica una investigación reciente.

Los dos mosquitos más comunes que transmiten enfermedades (Aedes aegypti y Aedes albopictus) portan virus como el dengue, el Zika y la chikungunya, y más de una docena adicionales que podrían convertirse en importantes amenazas a lo largo del medio siglo venidero, informan unos investigadores.

Al crear un modelo mensual de los cambios en la temperatura en todo el mundo, los científicos analizaron qué sucedería si esos dos tipos de mosquitos se desplazaran a medida que las temperaturas aumenten durante décadas.

"Aunque es difícil precisar las cifras, hace tiempo que sabemos que esto sería un problema", apuntó el autor del estudio, Colin Carlson, miembro postdoctoral del departamento de biología de la Universidad de Georgetown, en Washington, D.C.

"La escala de las cifras es sin duda terrorífica", añadió Carlson. "Si esto tiene un aspecto humano, es que teníamos la esperanza de que arrojara un resultado distinto".

Los mosquitos portan enfermedades que provocan millones de muertes cada año, según la Organización Mundial de la Salud. El dengue, el Zika y la chikungunya provocan síntomas que incluyen fiebre, sarpullidos y graves dolores musculares, entre otros. El virus del Zika apareció en Brasil en 2014, y provocó un daño cerebral grave en miles de bebés sudamericanos expuestos al virus en el útero.

Carson y su equipo encontraron que, a medida que las temperaturas mundiales aumenten, las transmisiones de las enfermedades transmitidas por los mosquitos podrían ocurrir durante todo el año en los trópicos, y en casi todos los demás lugares podría haber brotes estacionales. Casi todas las poblaciones del planeta podrían verse expuestas a esas enfermedades en el medio siglo venidero.

En Estados Unidos, donde han ocurrido casos de Zika en las áreas más cálidas en los últimos años, el dengue y la chikungunya podrían también convertirse en mayores amenazas, advirtió Carlson.

Ahora, cada año en Estados Unidos ocurren de unos 100 a 200 casos de fiebre del dengue, sobre todo en personas que han viajado al extranjero, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

"La importancia del estudio es que tenemos la capacidad de saber que la amenaza llegará", dijo Carlson. "La esperanza es que podamos evitar que algunos de estos virus se establezcan en EE. UU. y sus territorios. Pero cualquier método que adoptemos que solo se enfoque en evitar que las enfermedades tropicales lleguen a EE. UU. y Europa no toma en cuenta el panorama general".

Las proyecciones de los investigadores también incluyeron un hallazgo sorprendente: áreas como el oeste de África y el sureste de Asia, que sufrirán los peores aumentos en las temperaturas, podrían en realidad hacerse demasiado calientes para algunos mosquitos que portan enfermedades.

El análisis no examinó enfermedades transmitidas por los mosquitos como la malaria, pero el uso común de mosquiteros en las ventanas en muchas viviendas de Estados Unidos ha sido una forma sencilla y efectiva de prevenir brotes, anotó Carlson.

La Dra. Marci Drees es una funcionaria de prevención de infecciones, y epidemióloga hospitalaria en el Sistema de Atención de la Salud Christiana en Wilmington, Delaware. Drees no participó en el estudio. Pero señaló que los resultados no la sorprendieron.

"Creo que todos somos conscientes de que a medida que el calentamiento global y el cambio climático ocurran, los hábitats de varios de estos vectores (no solo mosquitos, sino garrapatas y también otros) se ampliarán", planteó Drees.

Indicó que la enfermedad de Lyme, transmitida por las garrapatas de los ciervos, es un buen ejemplo de la propagación de insectos que portan enfermedades, vinculada con el aumento en las temperaturas. La enfermedad de Lyme, que antes se limitaba bastante a los estados del Atlántico medio y del oeste medio, ahora se reporta en casi todos los estados de EE. UU., dijo Drees.

Carlson apuntó que le gustaría que su investigación se usara para planificar "respuestas básicas a nivel de condado" ante el cambio climático y su efecto en las enfermedades.

"Ahora tenemos una idea realmente buena de lo que la temperatura está haciendo", comentó. "Quiero pasar del riesgo a la carga proyectada: quién enfermará, cuándo, y cuántas personas".

Carlson dijo que no está seguro de que las autoridades de EE. UU. estén preparadas actualmente para gestionar las proyecciones del cambio climático que podrían afectar a futuras generaciones.

"Pero creo que estamos en un momento sin precedentes de defensoría climática en Estados Unidos", indicó Carlson, y añadió que los medios sociales están ayudando al público a compartir los artículos científicos.

"Al final del día, este es un estudio de los miles que se publican cada año sobre el cambio climático y la salud, pero con algo de suerte da inicio a unas conversaciones importantes", señaló.

El estudio aparece en la edición del 28 de marzo de la revista PLoS Neglected Tropical Diseases.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. tienen más información sobre la prevención de las enfermedades transmitidas por los mosquitos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Colin Carlson, Ph.D., postdoctoral fellow, biology department, Georgetown University, Washington, D.C.; Marci Drees, M.D., infection prevention officer and hospital epidemiologist, Christiana Care Health System, Wilmington, Del.; March 28, 2019 issue, PLOS Neglected Tropical Diseases

Last Updated: