Los planes de salud con deducibles altos pueden ser nocivos para los pacientes con EPOC, según un estudio

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 23 de mayo de 2019 (HealthDay News) -- En general, los planes de salud con deducibles altos conllevan una prima más baja que los planes con deducibles bajos. Pero quizá eso no sea un buen trato para los pacientes que se enfrentan a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), sugiere una investigación reciente.

Esos planes podrían tener un impacto en la calidad de la atención de la salud de los que sufren de la enfermedad pulmonar progresiva, informan unos investigadores.

Los hallazgos provienen de un análisis de la Encuesta nacional de entrevista de salud (NHIS) de EE. UU., recabados entre 2011 y 2017. Los investigadores compararon las experiencias de atención de la salud de los pacientes con EPOC cubiertos por planes con deducibles altos con los que estaban asegurados por planes de salud privados "tradicionales".

Se consideró que los planes con deducibles de 1,300 dólares o más por individuo, o de 2,600 dólares o más por familia, tenían un "deducible alto". Los planes privados no tenían deducibles o tenían deducibles por debajo de esos umbrales.

"Encontramos que, en relación con los pacientes con deducibles bajos o sin deducibles, los que tenían deducibles altos prescindían de los medicamentos debido al costo, evitaban las visitas a los especialistas, tenían más preocupaciones financieras, gastaban más de su bolsillo en la atención médica, al mismo tiempo que acababan en el hospital con una mayor frecuencia", lamentó el autor del estudio, el Dr. Adam Gaffney.

"Se han observado efectos similares en pacientes con otras enfermedades crónicas", dijo Gaffney, profesor de medicina en la división de medicina pulmonar y de atención crítica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y en la Cambridge Health Alliance, en Massachusetts.

La Dra. Barbara Yawn, directora científica de la COPD Foundation en Washington D.C., señaló que "los resultados no son sorprendentes".

"Nuestros pacientes nos lo dicen regularmente cuando les preguntamos sobre su capacidad de cumplir los planes farmacológicos o acudir a rehabilitación pulmonar", apuntó.

"Los pacientes con esos planes menos caros con frecuencia me dicen que deben elegir entre la comida, los gastos para llegar al trabajo, las necesidades familiares o sus medicamentos. Intentan arreglárselas usando menos medicamentos, prescindiendo de ellos los días que se sienten un poco mejor, o usando solo la mitad para hacer que un inhalador dure más", anotó.

Yawn, que no participó en el estudio, explicó que diagnosticar y tratar una enfermedad pulmonar crónica como la EPOC puede conllevar unos costos significativos.

Por ejemplo, a pesar del hecho de que los fumadores conforman un 75 por ciento de los pacientes con EPOC, y con frecuencia presentan señales características como falta de aliento, tos, flema excesiva y fatiga extrema, se necesita una espirometría (una prueba de respiración) para confirmarlo. Tan solo esto puede costar entre 100 y 300 dólares, dijo.

Una vez reciben un diagnóstico, los pacientes necesitan un inhalador (un broncodilatador), un medicamento para el alivio rápido y un corticosteroide inhalado para las situaciones más extremas, junto con otros fármacos para aliviar los síntomas. Ese régimen puede costar hasta 350 dólares o más al mes, dijo Yawn.

Además, un tratamiento de "rehabilitación pulmonar" de dos a tres meses de duración, que "es uno de los mejores tratamientos que tenemos para aumentar la actividad, ayudar a las personas a vivir con la EPOC, prevenir las hospitalizaciones y afrontar la depresión y ansiedad coexistentes y comunes", puede costar varios miles de dólares, añadió Yawn.

La encuesta incluyó un total de 2,253 pacientes. Todos tenían entre 40 y 64 años, y la edad promedio fue de 54 años.

Poco más de 1,400 tenían un seguro privado, mientras que casi 850 tenían un plan con un deducible alto. Los dos grupos eran similares respecto a la edad, el sexo y los ingresos, aunque era más probable que los del grupo del deducible alto fueran blancos.

Tras tomar en cuenta los hábitos de estilo de vida, los ingresos y las enfermedades adicionales, los investigadores encontraron que un 15 por ciento de los que tenían planes con un deducible alto simplemente no recibían la atención que necesitaban, debido a los impedimentos del costo. Esto es en comparación con apenas un 7 por ciento de los que tenían planes con un deducible bajo o sin deducible.

Más de tres cuartas partes de los del grupo con el deducible alto dijeron que habían tenido problemas con las facturas médicas, en comparación con un 62 por ciento del grupo con el deducible bajo. Casi 3 de cada 10 afirmaron que habían dejado de tomar sus medicamentos para ahorrar dinero, en comparación con un 19 por ciento en el otro grupo.

En el grupo con el deducible alto, un 16 por ciento acabaron siendo hospitalizados, en comparación con un 12 por ciento del grupo con el deducible bajo, y casi un tercio acabaron buscando atención en emergencias, en comparación con un 26 por ciento del otro grupo.

"Es importante que los pulmonólogos activos sean conscientes de estos problemas, y de las significativas barreras de costo a las que se enfrentan sus pacientes con EPOC", planteó Gaffney. "Pero la solución es una reforma nacional de la atención de la salud. Garantizar que todos los pacientes con EPOC, que todos nosotros, recibamos la atención necesaria requiere un sistema universal de atención de la salud sin barreras financieras, como los deducibles".

Gaffney y sus colaboradores presentaron su investigación el miércoles en la reunión anual de la Sociedad Torácica Americana (American Thoracic Society), en Dallas. Los hallazgos presentados en reuniones científicas se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

Más información

La COPD Foundation ofrece más detalles sobre la EPOC.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Adam Gaffney, M.D., M.P.H., instructor, medicine, division of pulmonary and critical care medicine, Harvard Medical School and Cambridge Health Alliance, Cambridge, Mass.; Barbara Yawn, M.D., M.Sc., chief science officer, COPD Foundation, Washington D.C.; May 22, 2019, presentation, American Thoracic Society meeting, Dallas

Last Updated: