Follow Our Live Coverage of Covid-19 Developments

La herencia es un arma de doble filo con las enfermedades del corazón

La historia familiar puede ser un problema; los buenos genes ayudan

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES 11 de mayo (HealthDayNews) -- Los efectos potencialmente positivos y negativos de la herencia en el riesgo de sufrir ataques al corazón y derrames surgen de dos estudios diametralmente distintos.

En los Estados Unidos, los investigadores del Framingham Heart Study, un estudio que lleva ya largo tiempo, informan que aquellos cuyos padres han tenido problemas cardiovasculares a una edad relativamente temprana tienen más posibilidades de sufrir un ataque al corazón o un derrame en su edad adulta.

Desde Italia llega un informe que dice que las personas que tienen una versión de un gen de la molécula cox-2 tienen menor riesgo de sufrir ataque al corazón y derrame que otros que tienen otras formas del gen.

Ambos estudios aparecen en la edición del 12 de mayo del Journal of the American Medical Association.

Un aspecto sorprendente del informe italiano es que la ciclooxigenasa 2, el cual es su nombre formal, ha sido de enorme interés por su función respecto al dolor. Es el objetivo del Celebrex y otros analgésicos reconocidos, pero rara vez ha sido relacionada con la enfermedad cardiovascular.

Los italianos especulan que la versión específica del gen cox-2 reduce el riesgo al reducir la inflamación que puede causar que una placa de grasa en las paredes de una arteria se reviente, lo que bloquearía el vaso sanguíneo.

El estudio comparó 864 personas que sufrieron ataques al corazón y derrames entre marzo del 2002 y octubre del 2003 con 864 personas hospitalizadas por otras razones. Encontró que aquellos que no habían sufrido un ataque al corazón o un derrame tenían 2.4 veces más posibilidades de tener una versión protectora del gen cox-2.

"Esto nos permite hacer una hipótesis que nos hace pensar que las variaciones en los genes involucrados en la inflamación podrían tener una función importante en la susceptibilidad al ataque al corazón y al derrame", afirmó el Dr. Christopher J. O'Donnell, director asociado del Framingham Heart Study y autor principal del informe estadounidense.

El informe se basa en datos sobre más de 2,300 personas que participaron en el estudio, el cual ha sido patrocinado por el National Heart, Lung, and Blood Institute desde 1971.

Los investigadores encontraron que alguien a quien por lo menos uno de sus dos padres hubiera tenido enfermedad cardiovascular a una edad relativamente temprana, antes de los 55 en los hombres y de los 65 en las mujeres, tenía 2.6 veces más posibilidades de sufrir una taque al corazón o un derrame que los hijos de padres que no tuvieron la enfermedad de manera prematura.

El hallazgo añade información para apoyar la recomendación actual de que los médicos averigüen sobre la historia familiar sobre ataque al corazón y derrame cuando evalúen el riesgo de un paciente, afirmó O'Donnell.

"Mientras que las preguntas acerca de la historia familiar hacen parte del estándar, la verdad es que ha habido información limitada sobre cómo usar la información sobre los padres", agregó. "Este es el primer estudio con datos reales, en el que supimos exactamente qué le pasó a los padres y a los hijos".

El estudio señala a un grupo de personas que deberían recibir atención especial, según O'Donnell, aquellos con una historia de enfermedad cardiovascular y una elevación moderada de factores de riesgo conocidos, como presión arterial y colesterol, en los padres. El riesgo fue alto para aquellos en el grupo Framingham.

El estudio italiano nos da un poco más de información sobre la razón del riesgo aumentado, dijo O'Donnell. "Sugiere que algunos de los riesgos aún no explicados relacionados con la historia familiar podrían ser explicados por nuevas rutas. Eso parece ajustarse al informe que ya tenemos".

Pero el enlace entre cox-2 y el ataque al corazón y el derrame "no está listo para uso clínico", advirtió. "Necesita ser confirmado con hallazgos en otras poblaciones variadas".

Más Información

La American Heart Association tiene un resumen acerca de lo que se sabe acerca de la historia familiar y la enfermedad cardiaca, y también una página que explica otros factores de riesgo.

FUENTES: Christopher J. O'Donnell, M.D., associate director, Framingham Heart Study, Framingham, Mass.; Andrew J. Dannenberg, M.D., professor of medicine at Weill Medical College, Cornell University, New York City; May 12, 2004 Journal of the American Medical Association

Last Updated: