Una vacuna contra la malaria se muestra promisoria en un pequeño ensayo

Protegió a más de la mitad de los voluntarios adultos sanos durante hasta un año

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES, 10 de mayo de 2016 (HealthDay News) -- Una vacuna experimental contra la malaria protege a una mayoría de los adultos del virus transmitido por los mosquitos durante hasta un año, según los resultados de un pequeño estudio.

Los hallazgos también mostraron que los que se vacunaron no podían propagar el virus a otras personas.

"Los resultados son realmente importantes", aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Maryland la investigadora Kirsten Lyke, de la Facultad de Medicina de la universidad, en Baltimore. "La malaria tiene un efecto muy devastador en los niños, sobre todo en África. Esta vacuna tiene el potencial de ayudar a los viajeros, al personal militar y a los niños en las áreas donde la malaria es endémica".

Cada año, cientos de millones de personas se infectan de malaria, y más de 500,000 mueren del virus, anotaron los investigadores. La mayoría de casos mortales de malaria se dan en niños menores de 5 años de edad, dijeron los autores del estudio.

Los primeros síntomas (que pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, escalofríos y vómitos) por lo general comienzan una o dos semanas tras ser picado por un mosquito infectado, según la Organización Mundial de la Salud. Sin un tratamiento rápido, la malaria puede avanzar a una enfermedad grave y a la muerte.

Actualmente no hay una vacuna contra la malaria, pero esta vacuna experimental, conocida como la vacuna PfSPZ, fue desarrollada y producida por Sanaria Inc., con sede en Maryland, con respaldo del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de EE. UU. Los investigadores continúan evaluando la vacuna en partes de África.

En este ensayo clínico de fase 1 de la vacuna experimental, los investigadores expusieron a un pequeño grupo de 101 voluntarios adultos sanos a la malaria en un ambiente controlado. Ninguno de los participantes había sufrido malaria antes.

Del grupo, 59 personas recibieron la vacuna contra la malaria, que contiene una forma viva pero debilitada del parásito de la malaria, el Plasmodium falciparum.

Los participantes del estudio que recibieron la vacuna se dividieron en tres grupos, según las siguientes variables: la dosis que recibieron, cuántas inmunizaciones recibieron, y cómo se administró la vacuna.

Los demás participantes no fueron vacunados.

Los investigadores evaluaron la efectividad de la vacuna al analizar los niveles del parásito de la malaria en muestras de sangre de los participantes.

Los autores del estudio añadieron que recibir la vacuna a través de la vía intravenosa ofreció una mejor protección que inyectar la vacuna en el músculo.

Los hallazgos aparecen en la edición del 9 de mayo de la revista Nature Medicine.

"En África, hemos administrado hasta 1.8 millones de parásitos de forma segura", declaró al The New York Times el autor del estudio, el Dr. Robert Seder, del NIAID. "A medida que aumentamos la dosis, los resultados mejoran".

Una protección fiable a largo plazo contra la malaria es importante para las personas que se exponen de forma rutinaria a la enfermedad, y para los viajeros y los militares, apuntaron los investigadores.

Más información

La Organización Mundial de la Salud ofrece más información sobre la malaria.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2016, HealthDay

FUENTES: University of Maryland School of Medicine, news release, May 9, 2016; May 9, 2016, The New York Times

--

Last Updated: