reparación para Desastres 101

Realizar un plan por adelantado puede ayudarle a mantener la seguridad de su familia en caso de un atentado terrorista

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES 9 de junio (HealthDayNews/HispaniCare) -- Si un grupo terrorista lanzara un ataque químico o biológico, o una "bomba sucia" en su comunidad, ¿estaría su familia preparada?

Si usted es como la mayoría de los estadounidenses, lo más probable es que no sepa cómo reaccionar ante un ataque terrorista y ante las enfermedades que uno de estos ataques podrían producir.

Sólo uno de cada cuatro estadounidenses en edad adulta se han planteado la posibilidad de realizar un plan de evacuación para ellos y para sus familias, según un informe publicado el año pasado por la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard. Y sólo el 12 por ciento cuentan con un plan real, según dicho estudio.

La falta de planificación pública ante un ataque biológico, químico o nuclear es comprensible en zonas con pocas probabilidades de ser objetivo de un ataque terrorista, como las pequeñas ciudades del Medio Oeste, por ejemplo.

"Creo que la gente se calma a si misma pensando: 'no va a pasar aquí'", afirmó LuAnn White, directora del Center for Applied Environmental Public Health de la Universidad Tulane de Nueva Orleans.

Sin embargo, una encuesta publicada el por la Cruz Roja Estadounidense el pasado mes de septiembre reveló que los habitantes de la zona nordeste de EE.UU. (el epicentro de los ataques del 11 de septiembre de 2001), son los menos preparados para un desastre de estas características.

Menos de uno de cada tres adultos en esa zona del país tienen un plan de emergencia para su familia (un 32 por ciento) o un kit de abastecimiento ante desastres (un 29 por ciento), según datos de dicha encuesta.

Los habitantes del sur de EE.UU. eran los más preparados, un dato que la Cruz Roja atribuye a la frecuencia con que se producen en esta zona inundaciones, tornados y otros desastres naturales.

A pesar de que probablemente no sea prudente construir un refugio especial, los expertos señalan que una planificación de antemano podría ayudar a hacer frente a cualquier desastre. La mayoría de estos consejos son buenos ya sea ante algún tipo de desastre natural (inundaciones, incendios, terremotos, huracanes o tornados) o una catástrofe provocada por el hombre.

"Hay muchas similitudes para prepararse ante un evento de este tipo, sea cual sea el evento al que tengamos que enfrentarnos", afirmó Rocky Lopes, gerente de educación ante desastres de la Cruz Roja Estadounidense con sede en Washington D.C.

Añadió que en cualquier caso es importante desarrollar un plan de comunicación familiar que permita a los miembros de una familia ponerse en contacto unos con otros en caso de emergencia. Hacer y distribuir una lista de contactos de cada uno de los miembros del núcleo familiar, en el que se incluyan los número de teléfono de sus celulares, los número de teléfono de la casa y del trabajo, y las direcciones de correo electrónico. Coloque una lista con dichos contactos de emergencia en la mochila de sus hijos.

Cada familia también debería designar un lugar de encuentro seguro (ya sea dentro o fuera del hogar) y practicar su plan de escape. Sin embargo, evacuar su hogar o refugiarse en cualquier otro lugar dependerá en gran parte de la naturaleza de la emergencia, explicó Lopes. Por eso, es de gran importancia escuchar con atención los consejos del personal de emergencias en cada caso.

Por ejemplo, digamos que un camión cisterna cargado de químicos tóxicos se vuelca y comienza a soltar vapores nocivos. Aunque la reacción natural de los padres sea ir corriendo a buscar a sus hijos, puede resultar poco seguro saltar al automóvil y dirigirse a la escuela donde estudien. Además, es muy probable que la escuela estuviese cerrada hasta que las autoridades decidan que es seguro desplazarse.

"Tiene que tomar una decisión basada en su seguridad", apuntó Lopes.

El Departamento Estadounidense de Seguridad Nacional, creado tras los ataques del 11 de septiembre, pide encarecidamente a todos los ciudadanos de EE.UU. que se preparen de antemano ante cualquier desastre y que utilicen siempre el sentido común.

"Aunque no exista ningún método para predecir lo que va a pasar, o cuáles serán sus circunstancias personales en ese momento, hay algunas sugerencias sencillas que puede seguir desde este momento para prepararse usted y preparar a sus familias", según se señala en el sitio Web de la agencia.

El departamento ofrece un plan básico de tres pasos para prepararse ante un posible ataque terrorista:

  • Paso 1: Prepare un kit con suministros de emergencia que ayude a usted y a su familia a mantenerse durante al menos tres días. Este kit debería incluir necesidades básicas para comida, agua y aire limpio. Necesitará un galón de agua por persona al día para beber y para higiene personal; alimentos no perecederos y máscaras o trozos de tela para filtrar desechos o gérmenes que le puedan enfermar. Otros artículos recomendados son una radio de baterías, una linterna y un kit de primeros auxilios.
  • Paso 2: Cree un plan sobre lo que haría en caso de emergencia y sobre cómo los miembros de su familia se pondrían en contacto entre ellos. Si las circunstancias sugieren que la mejor opción es "refugiarse en un lugar seguro", elija una habitación con las menos ventanas y puertas como sea posible. Piense en el lugar al que iría si deben evacuar su hogar. Hable con las escuelas de sus hijos y su empleador sobre sus planes de emergencia.
  • Paso 3: Manténgase informado sobre lo que está pasando en todo momento: Su reacción puede depender del tipo de amenaza terrorista.

Durante los días y semanas posteriores al 11 de septiembre por ejemplo, muchos estadounidenses se abastecieron de cinta adhesiva y bolsas de basura de plástico. Estos artículos pueden ser útiles para sellar una habitación ante una contaminación exterior. Pero, tome siempre en cuenta las circunstancias a las que se está enfrentando, apuntó White.

"Si la amenaza consiste en un ataque químico, quizás se decida por sellar una habitación. Cuando se trata de una enfermedad infecciosa [que se ha liberado de forma deliberada], esta opción es totalmente inadecuada", apuntó White, ya que usted o su familia ya pueden estar infectados en ese momento.

Más Información

Para más consejos sobre cómo prepararse ante un desastre visite el Departamento de Seguridad Nacional de los EE.UU..

FUENTES: LuAnn White, Ph.D., DABT, professor, and director, Center for Applied Environmental Public Health, Tulane University, New Orleans; Rocky Lopes, Ph.D., manager, disaster education, American Red Cross' national headquarters; Washington, D.C.; U.S. Department of Homeland Security, Washington, D.C.

Last Updated: