Unos complementos no previenen la enfermedad renal en los pacientes con diabetes tipo 2

In English

VIERNES, 8 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Tomar complementos de vitamina D y de aceite de pescado no previene la enfermedad renal en las personas con diabetes tipo 2, encuentra un estudio reciente.

Muchos diabéticos toman complementos, con la esperanza de que tengan un efecto positivo en sus riñones y corazones, señalaron los investigadores.

"Queríamos este estudio para clarificar si esos complementos tienen algún beneficio renal real en los adultos con diabetes. Aunque no sea el resultado que esperábamos, cerrar un capítulo es útil, tanto para los pacientes como para los profesionales clínicos y los investigadores", aseguró el autor principal, el Dr. Ian de Boer, profesor de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en Seattle.

Los investigadores esperaban que los complementos fueran beneficiosos, porque estudios con animales y experimentos de laboratorio habían sugerido que las propiedades antiinflamatorias y de otros tipos de esos complementos podrían prevenir o ralentizar la progresión de la enfermedad renal en las personas con diabetes tipo 2.

Y en los humanos, otras investigaciones han encontrado un vínculo entre los problemas renales y unos niveles bajos de vitamina D y dietas que carecían de pescado.

En el estudio, que fue parte del Ensayo sobre la vitamina D y el omega 3 (VITAL, por sus siglas en inglés), que se realizó en todo el país, los investigadores observaron la función renal de más de 1,300 personas con diabetes tipo 2.

Los participantes del estudio se asignaron al azar a recibir complementos de vitamina D y de aceite de pescado; la vitamina D y un placebo de aceite de pescado; el aceite de pescado y un placebo de vitamina D; o dos placebos.

A lo largo de cinco años, la función renal se redujo en un promedio de un 15 por ciento. El declive ocurrió independientemente de que los participantes tomaran los complementos o no, encontraron los investigadores.

"Teníamos esperanzas respecto a ambas intervenciones, la vitamina D y el aceite de pescado, pero no parecen ser particularmente efectivas para este objetivo", añadió de Boer en un comunicado de prensa de la universidad.

Alrededor de un 40 por ciento de los estadounidenses que viven con diabetes tipo 2 desarrollarán una enfermedad renal crónica, anotó.

El estudio aparece en la edición del 8 de noviembre de la revista Journal of the American Medical Association. Fue presentado al mismo tiempo en una reunión de la Sociedad Americana de Nefrología (American Society of Nephrology), en Washington, D.C.

Más información

Para más información sobre la diabetes tipo 2, visite la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of Washington, news release, Nov. 8, 2019

--

Last Updated: