Relacionan la hipertensión durante el embarazo con futuros riesgos cardiacos

In English

VIERNES, 15 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- La hipertensión relacionada con el embarazo pone a las mujeres en un riesgo más alto de enfermedad cardiaca posterior, sugiere una investigación reciente.

En el estudio, los investigadores analizaron un promedio de siete años de datos de seguimiento de más de 220,000 mujeres de Reino Unido. Las que tuvieron hipertensión gestacional o preeclampsia en al menos un embarazo tenían unas arterias más rígidas, y una tasa entre dos y cinco veces más alta de hipertensión posterior, mostraron los hallazgos.

Esas mujeres fueron más propensas a desarrollar problemas del corazón, entre ellos enfermedad de la arteria coronaria, insuficiencia cardiaca y enfermedad de las válvulas, según el informe, que se publicó en la edición en línea del 11 de noviembre de la revista Journal of the American College of Cardiology.

Hasta la mitad de ese riesgo fue planteado por una hipertensión crónica, encontraron los investigadores. Esto "implica que tratar la hipertensión podría ser particularmente importante en esta población", comentó el autor principal del estudio, el Dr. Michael Honigberg, cardiólogo en el Hospital General de Massachusetts, en Boston.

La investigación futura podría evaluar nuevas formas de tratar la hipertensión (o presión arterial alta) o simplemente de tratarla de manera más agresiva en las mujeres que la han tenido al menos una vez durante el embarazo, sugirió Honigberg.

"En la última década, la investigación ha mostrado que hay factores de riesgo de enfermedad cardiovascular entre las mujeres específicos según el sexo", dijo Honigberg en un comunicado de prensa del hospital. "Pero todavía hay algunas lagunas significativas en nuestra comprensión de esos riesgos, y una laguna es si el riesgo elevado persiste a largo plazo tras un embarazo con hipertensión, o si las demás mujeres se 'ponen al día' a medida que el riesgo cardiovascular aumenta con la edad en la población general".

Los médicos todavía están averiguando cómo predecir y prevenir los problemas con la hipertensión durante el embarazo, anotó. "Pero lo que podemos hacer es mirar adelante e intentar mitigar el riesgo de esas mujeres de desarrollar una enfermedad cardiovascular a una edad posterior", señaló Honigberg.

Esto incluye cambios saludables en el estilo de vida, como hacer ejercicio, comer una dieta saludable, no fumar y controlar el peso. Algunas mujeres también podrían beneficiarse de los medicamentos, explicó.

"Es sorprendente que pocos médicos que no son obstetras/ginecólogos, incluso los cardiólogos, pregunten a sus pacientes de sexo femenino si han tenido un trastorno de la hipertensión durante el embarazo", añadió Honigberg. "Esta investigación realmente subraya la importancia de que los profesionales clínicos pregunten sobre esos antecedentes, y de que las mujeres los compartan".

Más información

La Oficina para la Salud de la Mujer de EE. UU. ofrece más información sobre la enfermedad cardiaca.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Massachusetts General Hospital, news release, Nov. 11, 2019

--

Last Updated: