Cuando las recetas tradicionales fallan, los pacientes con psoriasis buscan alternativas

In English

MIÉRCOLES, 26 de junio de 2019 (HealthDay News) -- Muchos estadounidenses con psoriasis, una afección crónica de la piel, usan terapias complementarias o alternativas para tratar sus síntomas, encuentra una pequeña encuesta.

La psoriasis es una enfermedad autoinmune caracterizada por parches rojos elevados y escamosos en la piel. Se asocia con otros problemas graves de la salud, como la diabetes, la enfermedad cardiaca y la depresión. Los tratamientos abarcan desde ungüentos hasta terapia con luz ultravioleta y medicamentos.

La National Psoriasis Foundation distribuyó la encuesta en un boletín que se envía a unos 100,000 miembros. En total, respondieron 219 personas.

Típicamente, los pacientes comienzan a usar medicina complementaria o alternativa cuando los tratamientos tradicionales no ayudan o provocan efectos secundarios indeseados, señaló el investigador principal, el Dr. Adam Friedman, presidente interino de dermatología en la Universidad de George Washington, en Washington, D.C.

"Los pacientes recurren a esos tratamientos porque lo que se les recetó al principio no les funciona", dijo Friedman en un comunicado de prensa de la universidad. "Pero lo que encontramos mediante la encuesta es que los pacientes quizá no comprendan del todo cuáles productos son los que mejor les funcionan".

La encuesta encontró que algunos participantes recurrieron a terapias que tienen poco efecto comprobado, o que no han sido estudiadas como tratamiento para la psoriasis.

Por ejemplo, los pacientes con frecuencia reportaron que usaban las vitaminas D y B12, aunque no hay pruebas de que sean efectivas contra la psoriasis.

Por otra parte, se ha mostrado que el índigo naturalis (un extracto vegetal usado con frecuencia en la medicina tradicional china, y reconocido como terapia para varias afecciones inflamatorias) es efectivo, pero los pacientes de la encuesta no lo reportaron. Los tratamientos del Mar Muerto fueron comúnmente reportados por los pacientes, y se ha mostrado que son beneficiosos.

"Además de los tratamientos elegidos, también encontramos que menos de la mitad de los encuestados recomendarían terapias complementarias o alternativas a otros", comentó Friedman. "Esto podría ser resultado del uso de terapias respaldadas por unas evidencias limitadas".

Añadió que se debería educar a los médicos sobre los tratamientos complementarios y alternativos, para que puedan guiar a los pacientes a métodos basados en las evidencias que podrían ser de ayuda.

La encuesta se publicó en una edición reciente de la revista Journal of the American Academy of Dermatology.

Más información

La National Psoriasis Foundation ofrece más información sobre la psoriasis.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: George Washington University, news release, June 20, 2019

--

Last Updated: