Aumentan marcadamente las enfermedades asociadas con las garrapatas y los mosquitos en EE. UU.

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 1 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Las enfermedades trasmitidas por picaduras de insectos, en particular por garrapatas y mosquitos, se han multiplicado por más de tres en Estados Unidos a lo largo de la última década, según un nuevo reporte del gobierno federal.

Estos insectos provocaron más de 96,000 casos de enfermedades en 2016, un aumento frente a unos 27,388 en 2004 y parte de un aumento continuado de enfermedades trasmitidas por los insectos, indicaron los investigadores de los CDC.

"El Zika, el virus del Nilo Occidental, la enfermedad de Lyme y la chikungunya (una lista cada vez más larga de enfermedades provocadas por la picadura de un mosquito, una garrapata o una pulga infectada) han confrontado a EE. UU. en los últimos años, y han enfermado a muchas personas. Y no sabemos cuál será la siguiente amenaza para los estadounidenses", dijo en una declaración el director de los CDC, el Dr. Robert Redfield.

Probablemente haya varios factores detrás del aumento, dijeron los investigadores.

La cantidad de mosquitos y garrapatas está en aumento y se mueven a nuevas zonas, llevando con ellos las enfermedades que transmiten mediante su picadura, según el informe.

Por ejemplo, el mosquito Aedes aegypti, el mayor responsable de la transmisión del Zika, ha ampliado ahora su rango a hasta 38 estados, según el reporte.

Los viajes al extranjero también están contribuyendo al aumento, y los viajeros contraen enfermedades trasmitidas por mosquitos en otros países y las traen a Estados Unidos.

Además, desde 2004 se han descubierto o introducido nueve gérmenes nuevos propagados por mosquitos y garrapatas, siete de los cuales solo por las garrapatas.

"Los datos muestran que estamos viendo un aumento y una propagación continuos de las enfermedades trasmitidas por las garrapatas, y una tendencia cada vez mayor a la introducción de enfermedades trasmitidas por mosquitos de otras partes del mundo", dijo en una declaración el Dr. Lyle Petersen, director de la División de Enfermedades Infecciosas Transmitidas por Vectores del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas de los CDC.

Para realizar el estudio, los científicos de los CDC analizaron reportes de 16 enfermedades trasmitidas por insectos registradas por el Sistema Nacional de Vigilancia de Enfermedades de Declaración Obligatoria entre 2004 y 2016.

Las enfermedades trasmitidas por garrapatas más comunes en 2016 fueron la enfermedad de Lyme y la ehrlichiosis, una enfermedad grave que infecta a los glóbulos blancos. Los virus del Nilo Occidental, del dengue y del Zika son los gérmenes más comunes trasmitidos por mosquitos.

En general, los investigadores encontraron poco más de 642,600 casos de enfermedades trasmitidas por picaduras de insectos entre 2004 y 2016.

Tan solo las enfermedades trasmitidas por garrapatas aumentaron en más del doble durante ese intervalo, y conformaron más de 3 de cada 5 casos de enfermedades trasmitidas por insectos en Estados Unidos. Las enfermedades que portan varían según la región, y esas regiones se están ampliando.

Las enfermedades trasmitidas por garrapatas se encuentran principalmente en la parte continental de Estados Unidos y en áreas a lo largo de la costa del Pacífico, indicaron los investigadores.

El virus del Nilo Occidental, la principal enfermedad trasmitida por mosquitos en la parte continental de Estados Unidos, puede encontrarse ampliamente distribuido por muchas zonas del país. El dengue, la chikungunya y el Zika se trasmitían casi exclusivamente en Puerto Rico, la Samoa Americana y las Islas Vírgenes de EE. UU.

Aunque es rara, la peste era la enfermedad más habitual que resultaba de la picadura de una pulga infectada.

Los hallazgos fueron publicados el 1 de mayo por los CDC en el informe Vital Signs.

Los departamentos de salud estatales y locales y las organizaciones de control de vectores necesitan ayuda para combatir la propagación de estas plagas, concluyó el informe.

Con un mayor respaldo, estas agencias tienen una mayor capacidad de hacer pruebas y un seguimiento a las enfermedades y las plagas, entrenar al personal para realizar actividades preventivas y de control, y educar al público sobre cómo prevenir las picaduras, dijeron los investigadores.

La Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America, IDSA) secundó esa conclusión, e hizo un llamado para que haya más financiación federal para la investigación sobre el desarrollo de nuevas vacunas para luchar contra estas enfermedades.

"Las enfermedades trasmitidas por vectores, como la enfermedad de Lyme y el virus del Zika, pueden devastar a los pacientes y a sus familias, y provocar un sufrimiento significativo", advirtió el Dr. Paul Auwaerter, presidente de la IDSA. "Una y otra vez, vemos a los pacientes buscando una atención médica que les ayude a aliviar su sufrimiento. Al igual que nuestros pacientes, nosotros también buscamos respuestas".

El Dr. Robert Glatter, un médico de emergencias del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York, añadió que las personas también necesitan protegerse de las picaduras de mosquitos y garrapatas en primer lugar.

"Esto incluye llevar camisas de manga larga y pantalones largos, y asegurarse de usar un repelente contra insectos adecuado, sobre todo cuando camine en áreas boscosas y de hierba, en las que el riesgo de picaduras de garrapatas es significativamente más alto", dijo Glatter. "También es aconsejable aplicar un repelente como la permetrina a los calcetines, las botas, los pantalones y las tiendas de campaña, para repeler más a las garrapatas".

"Tras pasar un tiempo en las áreas boscosas o en parques, asegúrese siempre de inspeccionarse a usted mismo y a su familia por si tienen garrapatas", añadió Glatter. "Asegúrese de mirar en los lugares calientes y ocultos, como las axilas, la nuca, el ombligo, las áreas púbicas y detrás de las rodillas. Revise además entre los dedos de las manos y de los pies, en la parte inferior de los pies y en los tobillos, en el cuero cabelludo, detrás de las orejas y debajo de los senos".

Las personas con mascotas deberían inspeccionar de forma regular a los animales para asegurarse de que no tengan ninguna garrapata que puedan entrar en casa, aconsejó Glatter.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) tiene más información sobre las enfermedades trasmitidas por insectos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Robert Glatter, M.D., emergency physician, Lenox Hill Hospital, New York City; Paul Auwaerter, M.D., president, Infectious Diseases Society of America; May 1, 2018, Vital Signs report

Last Updated: