How Masks Help Stop COVID-19: HD Live! This Friday at 2:30 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

¿Qué es lo que mejor funciona para ayudar a los hombres con vejigas hiperactivas?

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 14 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Aprender a controlar las ansias de orinar podría ser toda la terapia que los hombres necesitan para tratar una vejiga hiperactiva, sugiere un estudio reciente.

Una combinación de fármacos y terapia conductual parece funcionar mejor que los medicamentos solos, pero la terapia conductual también funcionó mejor que los medicamentos, encontraron los investigadores.

El ensayo con 204 hombres que tenían una vejiga hiperactiva sugiere que la terapia conductual podría ser una buena forma de iniciar el tratamiento, señalaron los autores del estudio.

"El estudio provee buenas evidencias de que en el grupo de hombres con vejigas hiperactivas, los síntomas sin obstrucción por una próstata agrandada pueden ser gestionados con éxito solo con terapia conductual", comentó el Dr. Manish Vira, que no participó en el estudio, pero revisó los hallazgos. Vira es vicepresidente de investigación en urología del Instituto de Urología Arthur Smith de Northwell Health, en Lake Success, Nueva York.

Muchos medicamentos que normalmente se recetan para la vejiga hiperactiva tienen unos efectos secundarios significativos, sobre todo en los hombres mayores que usan múltiples medicamentos, añadió Vira.

En el ensayo, Kathryn Burgio, directora asociada de investigación en el Centro Médico de la VA de Birmingham, en Alabama, y sus colaboradores asignaron al azar a hombres a seis semanas de terapia conductual sola, terapia farmacológica sola, o una terapia farmacológica y conductual combinada. Tras las seis semanas iniciales, todos los hombres recibieron la terapia combinada durante seis semanas más.

La terapia conductual dio a los hombres entrenamiento muscular del suelo pélvico, junto con técnicas para suprimir las ansias de orinar y retrasar la micción.

Los medicamentos recetados incluyeron a la tolterodina (Detrol) y a la tamsulosina (Flomax). Como la terapia conductual, la mayoría de los seguros cubren el tratamiento.

Los síntomas de vejiga hiperactiva se redujeron en todos los grupos, encontró el estudio. La terapia combinada redujo los síntomas en un 31 por ciento, la terapia conductual sola en un 25 por ciento, y los medicamentos solos en un 13 por ciento.

Un análisis posterior encontró que la terapia combinada redujo de forma significativa la frecuencia de la micción, en comparación con la terapia farmacológica, pero no cuando se comparó con la terapia conductual sola.

Después de que todos los hombres pasaran por la terapia combinada, los que habían tomado medicamentos y recibido la terapia conductual desde el principio tuvieron la mayor reducción en la frecuencia de la micción, mostraron los hallazgos.

"Aunque algunos profesionales clínicos propugnan el tratamiento combinado, la mayoría no integran componentes conductuales, como el entrenamiento de los músculos del suelo pélvico o el retraso de la micción, en la terapia estándar", concluyeron los autores en su informe. "La terapia conductual puede ser implementada por enfermeros, por enfermeros practicantes y por fisioterapeutas, y tiene el potencial de una aplicación generalizada en una variedad de ámbitos ambulatorios".

Dos médicos de la Universidad de Stanford dijeron que los hallazgos confirman lo que los urólogos han propugnado durante más de una década, y que respaldan a las directrices de tratamiento de la Asociación Americana de Urología (American Urological Association) sobre la gestión de la vejiga hiperactiva.

"Aunque los pacientes con frecuencia solicitan medicamentos para resolver sus síntomas, este estudio respalda la recomendación de comenzar con terapia conductual, o de combinar los ejercicios del suelo pélvico con los medicamentos, ya que funciona mejor que los medicamentos solos", comentaron en un correo electrónico que enviaron conjuntamente el Dr. Craig Comiter y la Dra. Ekene Enemchukwu, profesores asistentes de urología, obstetricia y ginecología. No participaron en el estudio.

Comenzar con la terapia conductual puede prevenir los efectos secundarios asociados con los medicamentos para la vejiga hiperactiva, como la resequedad bucal, la resequedad ocular, el estreñimiento, los cambios en la memoria y la somnolencia, afirmaron.

Si el tratamiento de primera línea no tiene éxito, se pueden añadir medicamentos, sugirieron Comiter y Enemchukwu. Una alternativa es combinar la terapia conductual con medicamentos de inmediato.

"Hay pocos casos en que un paciente deba ser tratado solo con medicamentos, incluso cuando pide que le den una pastilla para aliviar sus síntomas. La respuesta debe ser un firme 'no'", aconsejaron Comiter y Enemchukwu.

El informe se publicó en la edición en línea del 13 de enero de la revista JAMA Internal Medicine. La investigación fue financiada por el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU.

Más información

Para más información sobre el tratamiento de la vejiga hiperactiva, visite la Urology Care Foundation.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Craig Comiter, M.D., professor of urology, and obstetrics and gynecology, Stanford University Medical Center, Stanford, Calif.; Ekene Enemchukwu, M.D., assistant professor of urology and obstetrics and gynecology, Stanford University Medical Center; Manish Vira, M.D., vice chair, urologic research, Northwell Health's Arthur Smith Institute for Urology, Lake Success, N.Y.; Jan. 13, 2020, JAMA Internal Medicine, online

Last Updated: