Un nuevo tratamiento podría ser un 'avance' para el vitíligo, una afección de la piel

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

Shahanaj Akter before/after treatment

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 5 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Los médicos han descubierto una combinación de tratamientos que puede devolver el color a la piel que el vitíligo, la enfermedad de piel que volvió la piel de Michael Jackson blanca, ha aclarado.

La nueva terapia incluye al medicamento oral Xeljanz (tofacitinib), que ya está aprobado para su uso en pacientes con artritis reumatoide y que reduce la respuesta inmunitaria del cuerpo, y terapia con luz ultravioleta B.

La combinación solo se ha utilizado en dos pacientes con vitíligo, pero según un autor del estudio, los resultados han sido dramáticos.

Pero los expertos añaden que los hallazgos se deben duplicar en estudios con unos grupos más grandes de personas.

El tratamiento produce "resultados que son imposibles de lograr con las terapias comunes", dijo el Dr. Brett King, profesor asociado de dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

"Creo que es un avance en el tratamiento del vitíligo", añadió.

Una de las pacientes con vitíligo, Shahanaj Akter, se mostró de acuerdo.

"Mi piel está mucho mejor. Puedo usar maquillaje y se mezcla bien. Estoy muy emocionada", afirmó.

Akter, con 34 años de edad, notó por primera vez un parche blanco de piel encima de su ceja en su piel, que es normalmente color café, cuando estaba embarazada en la veintena. El parche creció cada vez más, y entonces aparecieron manchas blancas en sus manos y cuello.

El vitíligo es una afección cutánea que provoca que aparezcan manchas blancas en la piel en varias partes de la cara y el cuerpo, según la Vitiligo Research Foundation (VRF). El trastorno también puede hacer que el pelo pierda su pigmento y se vuelva blanco. La afección puede afectar a las personas de cualquier raza, pero es más notable en las que tienen piel y pelo más oscuro.

En general se cree que el vitíligo es una infección autoinmune, lo que significa que el sistema inmunitario ataca por error a las células que producen el pigmento (los melanocitos).

La afección afecta a hasta un 2 por ciento de la población mundial, según la VRF.

El vitíligo no es contagioso. Pero King dijo que con frecuencia a la gente le preocupa cuando ven a alguien con vitíligo en las manos. Dijo que los pacientes le han dicho que los cajeros a veces les piden que pongan el dinero o las tarjetas de crédito en el mostrador para no tener que tocarles las manos.

"El vitíligo afecta la forma en que el mundo interactúa con uno. Puede ser frustrante y bochornoso, y en algunos conduce a la depresión y la ansiedad clínicas", dijo King.

Akter vivía en su país nativo, Bangladesh, cuando su afección comenzó, y el vitíligo tiene un estigma más fuerte allí. Algunas personas les decían cosas desagradables.

"Lloré mucho. Quería volver a tener mi color", dijo.

Con ese objetivo, Akter probó un tratamiento tras otro en Bangladesh, y luego en Estados Unidos. Algunas terapias provocaron efectos secundarios intolerables, y ninguna resultó como esperaba.

"Fue terrible. Probé muchas cosas", dijo.

Entonces, King sugirió que probara la nueva terapia combinada.

En el momento del tratamiento, Akter tenía manchas blancas en más o menos tres cuartas partes del rostro. También tenía manchas blancas en el cuello, el pecho, los antebrazos, las manos y las espinillas. Recibió 5 miligramos de tofacitinib dos veces al día, y terapia con luz UV-B en todo el cuerpo dos veces por semana.

Tras tres meses, el rostro de Akter estaba casi completamente libre de manchas blancas. Más o menos un 75 por ciento de su cuello, pecho, antebrazos y espinillas habían recuperado el color. Sus manos solo tenían unas pecas mínimas.

¿Cómo funciona este tratamiento?

El Dr. Seemal Desai, profesor clínico asistente de dermatología en el Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas, lo explicó de la siguiente forma. "El sistema inmunitario está atacando a los melanocitos, así que éstos se esconden. El tofacitinib les dice que pueden dejar de esconderse, y la luz UV los saca de la hibernación".

King y sus colaboradores también reportaron sobre un hombre blanco de más de 50 años que tenía vitíligo hacía mucho tiempo. Había recibido un tratamiento antes para eliminar todo el pigmento y ser uniformemente blanco. Pero seguía teniendo parches de piel más blanca en el 90 por ciento del rostro. También tenía parches en el torso y los brazos.

Tras tres meses de tratamiento en el rostro, tenía una repigmentación de más o menos un 50 por ciento. Tras tres meses de tratamiento en el rostro, tenía una repigmentación de más o menos un 75 por ciento. A King le sorprendió lo efectivo que fue el tratamiento, porque el hombre ya se había sometido a la destrucción química de las células de pigmento.

Desai dijo que los hallazgos "parecen promisorios, y las nuevas opciones de tratamiento parecen magníficas".

Pero, añadió, este estudio se debe replicarse con un grupo más grande de personas.

Y anotó que ahora mismo es probable que las personas tengan dificultades para que les reembolsen el tofacitinib, porque no está aprobado para el tratamiento del vitíligo. No sabe los costos exactos, pero dijo que el fármaco es bastante caro. Según los estimados, el fármaco cuesta unos 2,000 dólares por mes.

Tanto King como Desai dijeron que parece que el medicamento se tolera bien. King dijo que no sabe cuánto tiempo tendrían que tomar el fármaco las personas, pero sospecha que algunos tendrían que tomarlo a largo plazo, quizá de por vida.

Los detalles de los casos se publicaron en línea el 31 de enero en una carta de investigación en la revista JAMA Dermatology.

Más información

Para más información sobre el vitíligo, visite la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Brett King, M.D., Ph.D., associate professor, dermatology, Yale University School of Medicine, New Haven, Conn.; Shahanaj Akter, New Haven, Conn.; Seemal Desai, M.D., clinical assistant professor, dermatology, The University of Texas Southwestern Medical Center, Dallas; Jan. 31, 2018, JAMA Dermatology, online

Last Updated: