El daño del Zika continúa en los niños infectados antes de nacer

In English

MARTES, 9 de julio de 2019 (HealthDay News) -- Una investigación reciente muestra que el daño neurológico de los bebés expuestos al virus del Zika en el útero continúa apareciendo años después del nacimiento.

Se encontraron problemas del desarrollo en un tercio de los 216 niños estudiados, algunos de los cuales tenían 3 años de edad. Los problemas afectaban al desarrollo del lenguaje, el pensamiento y las habilidades motoras. Algunos también tenían problemas de la vista y el oído.

Sorprendentemente, los investigadores también descubrieron que menos de un 4 por ciento de los niños tenían microcefalia, una cabeza con un tamaño más pequeño de lo normal que es una de las características de la exposición al Zika en el útero. Y en dos de esos casos, la cabeza en realidad creció hasta tener un tamaño normal con el tiempo.

"Los niños expuestos al Zika durante el embarazo de sus madres deben recibir evaluaciones del desarrollo a lo largo del tiempo, y se deben realizar exámenes de la vista y el oído", planteó la autora principal del estudio, la Dra. Karin Nielsen-Saines, profesora de pediatría clínica en la Universidad de California, en Los Ángeles.

"Si hay un riesgo de retrasos en el desarrollo, o se identifica un retraso en el desarrollo, hay intervenciones cognitivas, de lenguaje y conductuales que se pueden implementar para mejorar los resultados de esos niños", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

El hallazgo de que algunos niños nacidos con microcefalia habían desarrollado una cabeza con una circunferencia normal cuando tenían un año de edad significa que "la microcefalia no es necesariamente estática", dijo Nielsen-Saines.

El estudio se publicó el 8 de julio en la revista Nature Medicine.

Los investigadores anotaron que no tuvieron un grupo de comparación de niños no expuestos que nacieran en el mismo momento y que fueran criados en los mismos ambientes que los niños que se sabía que se habían expuesto al Zika en el útero.

"La exposición al Zika puede ser una afección muy difícil de diagnosticar en retrospectiva, así que no podemos descartar una infección con el Zika mal diagnosticada en un grupo de control de niños inscritos al mismo tiempo", apuntó Nielsen-Saines.

"Se deben realizar pruebas del neurodesarrollo simultáneamente en poblaciones similares con los mismos antecedentes", sugirió.

"Esos niños requieren una atención cercana y una vigilancia continua, de forma que se puedan ofrecer intervenciones oportunas para mejorar su desarrollo, si son necesarias", señaló Nielsen-Saines.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre el Zika.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: University of California, Los Angeles, news release, July 8, 2019

--

Last Updated: