El Embarazo, Semana 1 a 4

Por Connie Matthiessen

Incluso antes de que se haya confirmado su embarazo, mientras espera el resultado de la prueba, un milagro está ocurriendo dentro de su cuerpo.

Un espermatozoide, entre millones de competidores, se ha unido a un óvulo. Bajo circunstancias normales, la fecundación ocurre en una de las trompas de Falopio, y luego el óvulo fertilizado inicia su viaje hacia el útero.

Hacia el quinto día después de la concepción, el embrión finalmente llega al útero, y procede a implantarse en el endometrio, que es la pared uterina. Si el embrión logra implantarse, entonces usted está embarazada. (La implantación es en sí algo milagroso, ya que en el 60 por ciento de los casos no tiene éxito.)

El sexo de su bebé ya está definido, aunque usted no lo sabrá hasta después de algún tiempo. La mitad del material genético en el óvulo recién fertilizado proviene del espermatozoide del padre, y la otra mitad, del óvulo de la madre, pero el sexo del bebé lo determina el cromosoma sexual que aporta el padre en el momento de la concepción. El óvulo de la madre contiene siempre un cromosoma X, mientras que el espermatozoide del padre puede llevar un cromosoma X o un cromosoma Y. Si el espermatozoide que fecunda el óvulo lleva un cromosoma X, el bebé será una niña; si lleva un cromosoma Y (para hacer la combinación XY) el bebé será varón.

La alimentación

Entre el cuarto y sexto día después de la concepción, el óvulo fertilizado se transforma en una estructura de células llamada blastocito, y se inserta en la pared uterina, adhiriéndose firmemente. En esta primera etapa, el embrión desarrolla un saco vitelino, que le provee sus primeros alimentos. Pero, muy pronto, este minúsculo ser embrionario dependerá exclusivamente de su madre para la alimentación. Pequeñas vellosidades --tejidos de células en forma de dedos que recubren el óvulo fertilizado --se multiplican durante las primeras semanas y, a partir de la implantación, comienzan a conectarse con los vasos capilares en el endometrio. Con el transcurso del tiempo esta masa de células se convertirá en la placenta, órgano que se encargará de seguir alimentando y protegiendo al bebé durante todo el período del embarazo.

Durante el proceso de la implantación, el embrión produce la hormona del embarazo conocida como gonadotropina coriónica humana (hCG por sus siglas en inglés). Esta hormona le impedirá la menstruación y la expulsión del embrión de su útero. Mediante un análisis de sangre, es posible que se detecte hCG a partir de seis a ocho días después de su última ovulación, confirmando el embarazo. (Una precaución: no concluya que está embarazada sólo en base a cómo se siente. Los primeros síntomas del embarazo se asemejan a síntomas premenstruales, tales como dolores abdominales, excesiva sensibilidad en los senos, náuseas y fatiga.).

Las primeras semanas

Durante estas primeras semanas, el embrión continúa creciendo a medida que sus células se multiplican y adquieren funciones específicas en un proceso llamado "diferenciación". A partir de cada grupo de células especializadas tomarán forma los órganos y las demás estructuras del cuerpo de su bebé. Esta etapa en el desarrollo del bebé es crucial. Si sabe que está embarazada (o aún si sospecha que podría estarlo) es importante dejar de fumar y de ingerir bebidas alcohólicas o drogas. (Evite estas sustancias durante todo su embarazo, pero especialmente durante las primeras 12 semanas, período en que se forman los tejidos esenciales de órganos y otras estructuras del cuerpo.) Además, consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento (disponible con o sin receta), para asegurarse de que sea apropiado ingerirlo durante el embarazo.

Hacia fines de la cuarta semana, el embrión está compuesto por tres capas distintas: una capa interna que se convertirá gradualmente en los pulmones, el hígado y el sistema digestivo; una capa media que conformará los huesos, los músculos, los riñones, el corazón y los órganos sexuales del bebé; y una capa externa que con el tiempo se transformará en la piel, el pelo, los ojos y el sistema nervioso.

Síntomas y malestares

Hacia el fin de la segunda semana de la gestación, es posible que comience a sentir los primeros sintomas del embarazo. Las náuseas matutinas afectan a cerca del 70 por ciento de mujeres embarazadas, aunque su intensidad varía de una mujer a otra: de ligeras náuseas en algunos casos a vómitos violentos todos los días en otros, por ejemplo. Además, en algunas mujeres los síntomas no sólo se presentan por las mañanas: muchas mujeres se quejan de tener el estómago revuelto en las tardes. Según los expertos, las náuseas matutinas se deben al aumento en las hormonas que circulan por el cuerpo de la mujer embarazada.

También es posible que se sienta más fatigada que de costumbre. El cansancio extremo es un síntoma común en las mujeres embarazadas durante el primer trimestre. La fatiga se explica, según los expertos, por el esfuerzo adicional que realiza su cuerpo, ahora que adentro suyo está creciendo un bebé. A fin de nutrir debidamente a su criatura, ha aumentado el flujo de sangre en su cuerpo. Y como consecuencia de ello, su corazón debe bombear con mayor fuerza y el volumen de su esfuerzo cardíaco aumentará hasta en un 50 por ciento.

Si los resultados de su prueba muestran que está embarazada, felicitaciones! Este es un momento emocionante y feliz, pero a la vez, puede sentirse muy abrumada. No se sorprenda si experimenta muchas diferentes emociones, entre ellas sentimientos de ansiedad y confusión. Le será útil aprender lo más que pueda sobre el embarazo y sobre las medidas de precaución que usted debe tomar para cuidar su propia salud, y la salud de su bebé.

Connie Matthiessen escribe sobre salud y medicina desde San Francisco, California.

Referencias

Pacific Fertility Center. Embryo Development.

Norwitz, E., et al. New England Journal of Medicine. Implantation and the Survival of Early Pregnancy. Vol. 345:1400-1408.

Mooney, Stephen B., MD, et al. Endocrinology of Pregnancy.

University of Texas. Sexual Development.

March of Dimes. Placenta Previa.

Holy Name Hospital. Health Manual: Pregnancy and Childbirth. The First Trimester (0-12 Weeks).

Univeresity of Vermont. Introduction to Embyology.

Colorado State University. Thyroid Hormones: Pregnancy and Fetal Development

Pensacola Junior College. Pregnancy and Human Development.

Merck. Normal Pregnancy, Labor and Delivery.

American Family Physician. Accuracy of Early Results With Home Pregnancy Test Kits.

Curtis, Glade, B, Schuler, Judith, Your Pregnancy week by week, Di Capo Press, Cambridge, MA

Last Updated: