El Embarazo, Semana 32

Por Chris Woolston, M.S.

Su bebé ahora pesa casi 4 libras y mide 11,75 pulgadas de largo de la cabeza al trasero (casi 19 pulgadas de la cabeza a los pies). Ya se ve como un bebé que ha llegado a término, sólo que un tanto más pequeño. Todos los elementos corporales están mejor proporcionados: el cuerpo ha crecido y la cabeza ya no parece tan grande en relación al torso y las extremidades.

Hasta los más pequeños detalles están casi completos. Las uñas de sus pies y manos están completamente formadas, al igual que sus pestañas y cejas.

El bebé está aprovechando al máximo sus últimos días de vida acuática. Continúa tragando líquido amniótico, y ahora puede llenar y vaciar su vejiga. Además, realiza bastantes movimientos respiratorios, permitiendo que el líquido ejercite plenamente sus pulmones.

Probablemente el bebé ya se haya instalado en la posición que tendrá al momento de nacer. Lo ideal sería que estuviera ubicado cabeza abajo, pero es posible que usted perciba signos que le hacen sospechar que el bebé pareciera no estar cooperando. Si su bebé está con la cabeza hacia arriba (la presentación cefálica, o de nalgas) puede sentir patadas en la parte inferior de su abdomen, o quizás pueda sentir su cabeza en la parte de arriba de su barriga. Es posible que su médico o partera determine la posición del bebé con sólo palpar su abdomen. Si aún hay dudas, con una ecografía se podrá obtener una respuesta definitiva.

Si su bebé está de nalgas, quizás sea necesario que reconsidere sus planes para el parto. Por lo general en estos casos se realiza una cesárea, ya que un parto normal, vía vaginal, puede ser peligroso para un bebé que está de nalgas. Un bebé que está de nalgas puede nacer por vía vaginal, pero la mayoría de médicos sólo permitirán que se intente si tanto usted como su bebé satisfacen una larga lista de requisitos. (Por ejemplo, su bebé debe pesar entre 5 y 8 libras, debe estar con las nalgas por delante y no con los pies por delante, y usted no puede haber tenido una cesárea anteriormente.) Si tenía programado dar a luz en su propia casa, es posible que deba cambiar de plan. Por lo general, cuando el bebé está de nalgas, las parteras recomiendan que la embarazada acuda a un hospital para el nacimiento, por si fuera necesario realizar una cesárea.

No obstante, aunque su bebé esté ahora de nalgas, no permanecerá necesariamente en esa posición. Es posible que su médico o partera pueda reubicarlo, con mucha delicadeza, en la posición correcta. Incluso es posible que el bebé cambie de posición por sí solo, y, si lo hace, recuerde darle las gracias después por su colaboración.

-- Chris Woolston, MS, Master en biología, escribe sobre temas relacionados con la salud y las ciencias. Actualmente se desempeña como editor colaborador de Consumer Health Interactive y anteriormente escribió para la revista Hippocrates. Sus artículos también han aparecido en Time, Inc. Health y en el Chronicle of Higher Education.

Referencias

Campbell, Stuart, MD. Watch Me Grow. St. Martins Griffin. 2004.

Curtis, Glade, MD. Your Pregnancy Week by Week, 5th edition. Da Capo Press. 2004.

American Academy of Family Physicians. Pregnancy Calendar. http://kidshealth.org/PageManager.jsp?dn=familydoctor&ps=103&lic=44&cat_id=20093

University of Michigan Health System. Vaginal delivery of breech babies. 2004. http://www.med.umich.edu/1libr/wha/wha_vagbree_crs.htm

American College of Nurse-Midwives. The trial of a midwife in Illinois. June 2001. http://www.acnm.org/press/print.cfm?id=282

Shanahan, M. Kelly, MD. Your Over-35 Week-by-Week Pregnancy Guide. Prima Publishing. 2000.

American Family Physician. What Can I Do if My Baby Is Breech?

Last Updated: