Otra investigación vincula a los filtros solares con daños en la vida marina

In English

MIÉRCOLES, 1 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- El filtro solar que desprenden los nadadores podría plantear una amenaza para los peces y otras formas de vida acuática, sugiere un nuevo estudio.

Se han añadido filtros ultravioleta (UV) a muchos productos de cuidado personal, entre ellos los filtros solares, los humectantes y el maquillaje. Y se aconseja a los nadadores, en particular, que se vuelvan a untar filtro solar con frecuencia para no arriesgarse a sufrir una quemadura solar potencialmente nociva.

Pero ahora, los científicos han comenzado a cuestionar cómo esas sustancias afectan a la vida marina. Y las noticias no son buenas. Unos investigadores de China informan anomalías en la descendencia de peces cebra expuestos a algunos de esos filtros UV.

Este mes en Hawái, el gobernador David Ige firmó una ley que prohíbe los filtros solares que contengan sustancias dañinas para los arrecifes de coral. A partir de enero de 2021, los filtros solares de venta libre que contengan oxibenzona y octinoxato no podrán venderse ni distribuirse en el soleado estado.

Esa medida, la primera del país, se basó en investigaciones que mostraban que la presencia de esas sustancias en las aguas hawaianas estaba provocando blanqueo, daño en el ADN y muerte en el coral.

En el estudio chino, los investigadores evaluaron los niveles de nueve filtros UV en las aguas de la costa de Shenzhen, en China. Shenzhen tiene más de 20 populares playas recreativas.

Los investigadores encontraron siete de las nueve sustancias en las aguas superficiales, como las playas públicas, un puerto, un embalse y el agua del grifo.

Entonces, los investigadores alimentaron a los peces cebra adultos con artemias salinas que se habían expuesto a tres de las sustancias más comunes para filtrar UV, solas o en mezclas.

Los peces cebra adultos no sufrieron problemas obvios, pero se encontraron anomalías en su descendencia. Los defectos ocurrieron sobre todo con una exposición a más largo plazo (de 47 días) y con unos niveles de sustancias más altos que los que probablemente ocurran en el medio ambiente, dijeron los científicos.

Los efectos de los filtros UV individuales y de las mezclas de las sustancias variaron de formas con frecuencia impredecibles, concluyeron Kelvin Sze-Yin Leung, de la Universidad Bautista de Hong Kong, y sus colaboradores.

El estudio no puede probar una relación causal. Aun así, los investigadores sugirieron que se necesitan más estudios para determinar cómo esas sustancias podrían afectar al medio ambiente.

El estudio aparece en la edición del 1 de agosto de la revista Environmental Science & Technology.

Más información

El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales ofrece más información sobre la contaminación de las aguas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Environmental Science & Technology, news release, Aug. 1, 2018

--

Last Updated: