La prohibición de fertilizantes hace la diferencia

Los investigadores hallaron que las restricciones para el cuidado del prado mejoran la calidad de las vías navegables cercanas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES, 26 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio reciente señala que prohibir o restringir el uso de ciertos tipos de fertilizantes para prado puede mejorar la calidad del agua en largos y arroyos cercanos.

La lluvia y la escorrentía pueden hacer que los fertilizantes para prado que contienen fósforo se filtren a las vías navegables, por lo que acaban con peces, causan brotes de algas malolientes y alteran el ecosistema marina.

A medida que aumenta la conciencia de los problemas, los gobiernos municipales y de condado del país han prohibido o restringido el uso de fertilizantes. Algunos prohíben terminantemente su uso, mientras que otros limitan el uso al primer año en el que se siembra el jardín o a tierra baja en fósforo.

Para determinar la efectividad de la legislación, los investigadores analizaron muestras de agua del río Huron, que fluye por el sureste de Michigan. En 2006, cerca a Ann Arbor, Michigan, limitaron el uso de fertilizantes que contenían fósforo.

El estudio halló que los niveles de fósforo se redujeron en 28 por ciento en los tres años desde que el decreto entró en vigencia.

El suelo del sureste de Michigan tiende a tener fósforo a niveles adecuados, anotaron los investigadores, que hace que fertilizar los prados con el nutriente sea innecesario en la mayoría de los casos.

Hasta este estudio, había poca investigación científica que confirmara que las restricciones de fertilizantes eran una manera efectiva de proteger las vías navegables de la perjudicial escorrentía, señaló en un comunicado de la Universidad de Michigan John Lehman, profesor de ecología y biología de evolución de la universidad.

"Es una de esas cosas en las que actúan las organizaciones políticas porque creen que es lo ecológicamente correcto, aunque no se ha presentado evidencia en la literatura avalada por colegas de que estos decretos en realidad tengan efectos saludables", advirtió Lehman.

El estudio fue publicado en la edición en línea del 14 de agosto del Lake and Reservoir Management.

Más información

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos tiene más información sobre el impacto de los fertilizantes que contienen fósforo.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: University of Michigan, news release, Aug. 19, 2009

--

Last Updated: