El frío trae consigo un asesino silencioso

Expertos señalan que el envenenamiento por monóxido de carbono asociado con la calefacción puede evitarse

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

DOMINGO 5 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Llegó de nuevo la temporada de calefacción y la gente necesita tomar medidas para prevenir el envenenamiento por monóxido de carbono (CO) e incendios en sus hogares.

Es lo que declaran los expertos de la U.S. Consumer Product Safety Commission (CPSC) y los Centers for Disease Control and Prevention.

Estas agencias instan a los consumidores a programar una inspección profesional de todos los sistemas de calefacción por combustión de combustible tales como hornos, calderas, hogueras, estufas de madera, calentadores de agua, chimeneas, conductos del humo y respiraderos.

"Proteja su familia en este invierno. La mejor forma de prevenir el envenenamiento por monóxido de carbono es tener una inspección profesional cada año e instalar un detector de CO en el hogar", aconsejó en una declaración preparada Nancy Nord, presidenta en funciones de la CPSC.

"El monóxido de carbono es un asesino silencioso. Este gas incoloro, inodoro y venenoso acaba con la vida de casi 500 estadounidenses cada año, cinco veces más que el virus del Nilo occidental", señaló en una declaración preparada el Dr. Howard Frumkin, director del Centro nacional para la salud ambiental de los CDC.

"El envenenamiento por CO es un problema de salud pública persistente y trágico que puede ser eliminado si la gente toma conciencia de su peligro y toma algunas medias simples para protegerse a sí misma, a sus familiares y mascotas", aseguró Frumkin.

Los sistemas de calefacción son la causa principal de envenenamiento por CO en los Estados Unidos, seguidos de los vehículos que se dejan encendidos en los garajes. Las plantas de gasolina que se utilizan durante interrupciones energéticas son otras fuente de envenenamiento por CO.

Cada año, al menos 15,000 estadounidenses sufren a causa de una exposición accidental al CO, de acuerdo con los CDC. Los síntomas del envenenamiento por CO incluyen dolor de cabeza, mareos, debilitamiento, náuseas, dolor de pecho y confusión. La exposición prolongada puede conducir a una pérdida de conciencia y a la muerte. Las personas que están dormidas o intoxicadas pueden morir causar del envenenamiento por CO sin experimentar ningún síntoma.

La CPSC también subraya que el equipo de calefacción en el hogar es la segunda causa más común de incendio en las residencias. Los fuegos para cocinar son la causa principal. Los calentadores portátiles tales como los calentadores eléctricos, son la causa principal de muerte por incendios asociados al equipo de calefacción del hogar.

Las chimeneas y hogueras son las fuentes principales de incendios por equipos de calefacción, ya que representan el 60 por ciento de los casi 36,000 fuegos estimados por equipo de calefacción en los Estados Unidos cada año, señaló la CPSC.

La CPSC y los CDC ofrecen los siguientes consejos de seguridad:

  • Procure que un técnico calificado le dé mantenimiento a su sistema de calefacción, calentador de agua y cualquier otro aparato de combustión de gas, aceite o carbón cada año.
  • Instale detectores de humo y CO que funcionen con baterías en su casa.
  • Coloque los detectores de CO afuera de cada una de las habitaciones.
  • Coloque los detectores de humo en cada nivel de la casa y dentro de cada habitación.
  • Reemplace las baterías del detector de humo y CO cuando cambie la hora en su reloj en cada primavera y otoño. Revise las baterías todos los meses.
  • Si el detector de humo o CO pita, abandone su casa de inmediato y llame al 911.
  • Busque atención médica de inmediato si sospecha que tiene envenenamiento por CO y se siente mareado, aturdido o con náuseas.
  • Haga que los conductos del humo y las chimeneas sean inspeccionados antes de la temporada de frío para detectar escapes u obstrucciones por creosota o desechos.
  • Abra la válvula de la chimenea antes de encender el fuego y manténgala abierta hasta que las cenizas se enfríen. Nunca cierre la válvula si las cenizas están calientes.

Más información

La U.S. Environmental Protection Agency tiene más información sobre cómo prevenir el envenenamiento por CO.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: U.S. Consumer Product Safety Commission/U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, October 2006

--

Last Updated: