Los bibliófilos son más propensos a la miopía, encuentra un estudio

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 7 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Es probable que esté familiarizado con los estereotipos sobre la gente que usa gafas: esas personas son estudiosas y pasan mucho tiempo bajo techo con la nariz metida en un libro.

Y como ocurre con frecuencia, resulta que al menos ese estereotipo quizá sea verdad, sugiere un nuevo estudio británico.

La investigación encontró que mientras más años pasaba alguien educándose, mayor era el riesgo de desarrollar miopía. El estudio también reportó que usar gafas no se vinculaba con unos mejores resultados educativos.

"Este estudio ofrece evidencias fuertes de que pasar más tiempo en la educación es un factor de riesgo causal de la miopía", señaló la autora principal del estudio, la Dra. Denize Atan, profesora asesora principal en la Universidad de Bristol. Pero la investigación no se diseñó para probar más que una asociación entre ambas cosas.

La miopía es la principal causa de discapacidad visual en todo el mundo, pero en particular en los niños educados en algunos países del este de Asia con unos ingresos altos. En Estados Unidos y Europa, más o menos de un 30 a un 50 por ciento de los adultos son miopes. Pero en países como Corea del Sur, Singapur y China, las tasas pueden llegar a ser incluso de un 80 a un 90 por ciento, señalaron los investigadores.

Usando una técnica estadística conocida como aleatorización mendeliana, los investigadores observaron a un grupo de casi 68,000 personas de Inglaterra, Escocia y Gales. Los investigadores buscaron genes vinculados con la miopía, y combinaron esa información con los años de escolarización, y además si alguien era miope o no.

"Un graduado universitario de Reino Unido con 17 años de educación sería, en promedio, al menos -1 dioptría [capacidad de enfoque] más miope que alguien que dejara la escuela a los 16 [con solo 12 años de educación]", dijo Atan. Ese nivel de miopía llevaría a alguien a necesitar gafas para conducir, añadió.

El estudio aparece en la edición del 6 de junio de la revista BMJ.

Ian Morgan, profesor en la Universidad Nacional de Australia y autor de un editorial publicado junto con el estudio, dijo que "las personas deben comprender cómo los sistemas educativos tienen un impacto importante en la prevalencia de la miopía, y se debe prestar atención a la forma en que se estructuran para evitar los problemas que han surgido en el este y el sureste de Asia".

En esas áreas, explicó, con "sistemas educativos con mucha presión, y epidemias de miopía [alrededor de un 90 por ciento de los niños necesitan gafas], la inmensa mayoría de esos niños no son los bibliófilos estereotípicos, sino niños que intentan tener éxito en un sistema educativo con mucha presión".

Por supuesto, eso no significa que Morgan esté propugnando educar menos para prevenir la miopía y la necesidad de gafas.

"Claramente, el mundo no abandonará la educación, pero hay algunos cambios sencillos que se pueden realizar", sugirió.

Uno de esos cambios es permitir que los niños pasen más tiempo al aire libre. Tanto Atan como Morgan dijeron que parece que el tiempo que se pasa en exteriores es bueno para los ojos.

"Hay pistas de estudios epidemiológicos y experimentos con animales que sugieren que la exposición a la luz natural podría ser protectora", dijo Atan. "Existen grandes diferencias en la luz ambiental entre las aulas muy iluminadas y la brillante luz del sol, y para decirlo de forma muy simple, los que pasan más tiempo en la educación quizá tengan menos exposición a la luz natural".

Añadió que otras investigaciones han mostrado que la progresión de la miopía es más rápida en los meses de invierno, lo que da credibilidad a la idea de que la luz natural es importante.

Y, sorprendentemente, apuntó Atan, no se mostró consistentemente que el tiempo pasado en la lectura afectara a la miopía tanto como el tiempo pasado al aire libre.

"El método de aumentar el tiempo al aire libre en las escuelas primarias ya se implementó el Taiwán, y ya ha revertido una tendencia de casi 40 años de empeoramiento en la vista de los niños tras su implementación inicial en 2010", señaló Morgan.

También sugirió que las escuelas probablemente podrían reducir la presión académica en la educación temprana, lo que es posible que conduzca a una reducción en la miopía sin afectar de forma significativa a la educación en general.

Más información

Para más información sobre la miopía, visite el Instituto Nacional del Ojo de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Denize Atan, M.R.C.P., M.R.C.Ophth., Ph.D., consultant senior lecturer, University of Bristol, and honorary consultant and clinical lead, neuro-ophthalmology, Bristol Eye Hospital, England; Ian Morgan, Ph.D., professor and visiting fellow, Australian National University, Canberra; June 6, 2018, The BMJ

Last Updated: