Cada vez hay más fanáticos del béisbol que sufren el golpe de una pelota de foul

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 30 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- ¿Va a ir a un partido de la Grandes Ligas de Béisbol? Prepárese para agacharse y cubrirse.

Comienza la temporada de 2018, y un nuevo estudio encuentra que el riesgo de los fanáticos de recibir un golpe con una pelota de foul o un bate en las Grandes Ligas de Béisbol (Major League Baseball, MLB) está en aumento.

Cada año, aproximadamente 1,750 fanáticos sufren algún daño con las pelotas de foul en los partidos de la MLB. Eso implica que hay aproximadamente 2 lesiones cada 3 partidos, una mayor frecuencia que con la que los bateadores son golpeados por un lanzamiento descarriado, según los investigadores de la Universidad de Indiana.

Los investigadores no examinaron las lesiones entre los más de 40 millones de fanáticos que acuden a los partidos de ligas menores.

Pero el riesgo de los fanáticos de sufrir un golpe en los partidos de la MLB aumentó desde que se abrieron dos docenas de estadios nuevos en 1992, según el estudio, El riesgo añadido es fácil de explicar, dijeron los investigadores.

"Frecuentemente los fanáticos de hoy en día se sientan en un lugar que está más de un 20 por ciento más cerca del plato que lo que ocurría en la mayor parte del siglo XX", señaló el autor del estudio, Nathaniel Grow, profesor asociado de derecho y ética empresarial en la Facultad de Negocios Kelley de la Universidad de Indiana.

"Cuando uno combina eso con el aumento de la velocidad con la que se están golpeando las pelotas de béisbol que llegan a las gradas, los fanáticos tienen menos tiempo para evitar las pelotas o bates descarriados que van en esa dirección", explicó Grow en un comunicado de prensa de la universidad.

Una pelota de foul típica entra las gradas a una velocidad de entre 100 y 110 millas (160 y 177 km) por hora, según el informe. Eso significa que un fanático sentado a 60 pies (18 metros) del plato tiene cuatro décimas de segundo para reaccionar (en caso de esté prestando atención al juego).

"Muchas lesiones relacionadas con las pelotas de foul podrían evitarse fácilmente mediante la instalación de una malla de seguridad adicional, lo que supone un gasto pequeño para el equipo", concluyeron los autores del estudio.

Aunque los equipos de la MLB han instalado más mallas esta temporada, los investigadores se añadieron a las protestas de otras personas para que se ponga fin a la norma legal de 1913 conocida como la "Regla del Béisbol", que protege a los equipos de béisbol contra las demandas de los fanáticos que resulten lesionados.

"Ha llegado el momento de que las cortes acaben con la Regla del Béisbol, y que en lugar de eso los equipos profesionales sean estrictamente responsables de las lesiones de los fanáticos", planteó Grow.

El estudio aparecerá en la edición próxima de la revista William & Mary Law Review.

El jueves empezó de la temporada de 2018.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las lesiones en la cabeza.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Indiana University, news release, March 27, 2018

--

Last Updated: