El uso entre los niños de cascos protectores y cinturones de seguridad es menor de lo que los padres creen

Un estudio realizado entre niños de cuarto y quinto curso muestra una gran diferencia entre la realidad y la opinión de los padres

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES 31 de mayo (HealthDayNews/HispaniCare) -- Los niños no utilizan los cascos protectores cuando montan en bicicleta y los cinturones de seguridad tanto como sus padres creen, según ha revelado un estudio publicado en la edición actual de Injury Control and Safety Promotion.

El estudio realizado entre 731 alumnos de cuarto y quinto curso y 329 padres de los niños que participaron en el estudio reveló que el 70 por ciento de los padres afirman que sus hijos siempre usan el casco cuando montan en bicicleta. Sin embargo, sólo el 51 por ciento de los niños afirmó que lo utilizaban.

Aunque el 20 por ciento de los niños señaló que nunca se ponían el casco, sólo un 4 por ciento de los padres apuntó que sus hijos nunca lo utilizaban.

El estudio también halló diferencias entre padres e hijos en cuanto al uso de cinturones de seguridad. Los padres afirmaron que sus hijos utilizan el cinturón de seguridad un 92 por ciento del tiempo, mientras que los niños señalaron que lo utilizaban un 70 por ciento del tiempo.

Alrededor del 80 por ciento de los padres afirmó que sus hijos siempre se sientan en el asiento trasero de los vehículos. Sin embargo, sólo un 43 por ciento de los niños afirmaron que siempre se sientan en el asiento trasero.

"Hay una gran diferencia entra la disponibilidad de dispositivos de seguridad y el uso que de ellos hacen padres e hijos", afirmó durante su declaración preparada el Dr. Peter Erlich, autor del estudio y cirujano infantil del Sistema Sanitario de la Universidad de Michigan.

"Este estudio muestra la necesidad de crear programas de prevención de lesiones en los que participen conjuntamente padres e hijos. No podemos confiar exclusivamente en los datos que aportan los padres sobre los comportamientos de seguridad de sus hijos. La prevención de lesiones debe ser tratada como un problema familiar", añadió.

Erlich realizó el estudio mientras trabajaba en el Hospital Infantil de West Virginia.

Más Información

La National Safe Kids Campaign (campaña nacional de niños seguros) tiene más información sobre seguridad infantil.

FUENTE: University of Michigan Health System, news release, May 2004

--

Last Updated: