How Masks Help Stop COVID-19: HD Live! This Friday at 2:30 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Hacer ejercicio de noche no arruina el sueño

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 25 de febrero de 2019 (HealthDay News) -- A veces, simplemente no es posible incluir una sesión de ejercicio en la mañana o en la tarde. Pero si va al gimnasio de noche, ¿estará despierto la mitad de la noche?

No, según una nueva investigación. El estudio australiano encontró que 30 minutos de entrenamiento a intervalos de alta intensidad no tenía ningún impacto negativo en el sueño.

Otra buena noticia es que los investigadores dijeron que las sesiones de ejercicio también parecían calmar la sensación de hambre.

El estudio monitorizó qué tan bien dormían 11 hombres de mediana edad tras completar 30 minutos de ejercicio a intervalos de alta intensidad en una bicicleta. Los investigadores observaron cómo dormían los hombres tras sesiones de ejercicio en la mañana (de 6 a.m. a 7 a.m.), en la tarde (de 2 p.m. a 4 p.m.), y en la noche (de 7 p.m. a 9 p.m.).

También se midió el impacto del ejercicio en el hambre y en las hormonas del apetito.

"Hubo diferencias muy menores que indicaron que el tiempo total de sueño fue más corto tras el ejercicio matutino, seguido por el ejercicio nocturno, y la duración del sueño fue mayor tras el ejercicio vespertino", comentó la autora del estudio, Penelope Larsen, de la Universidad Charles Sturt en Bathhurst, Australia.

El ejercicio nocturno tampoco hizo que las personas tuvieran dificultades para quedar dormidas. Larsen apuntó que hubo diferencias de apenas uno o dos minutos entre los grupos respecto a la rapidez con que quedaban dormidos.

Los investigadores reportaron una reducción en los niveles de la grelina, la hormona del hambre. Pero los que hacían ejercicio no notaron ningún cambio en sus niveles de hambre. Larsen apuntó que quizá necesitarían haber hecho ejercicio de forma más constante para notar un cambio.

Los voluntarios del estudio tenían estilos de vida sedentarios antes del inicio del estudio. Durante el estudio, hacían ejercicio de intensidad completa durante un minuto, y entonces descansaban cuatro minutos. Repetían ese ciclo seis veces, durante 30 minutos.

Los investigadores también encontraron que los voluntarios del estudio tenían una mayor potencia de ejercicio si lo hacían en la tarde o la noche, en comparación con la mañana.

Dos expertas de EE. UU. que no participaron en el estudio se mostraron de acuerdo respecto a la importancia del ejercicio.

"A las personas podría preocuparles estar demasiado activadas si hacen ejercicio más tarde, pero las personas que hacen ejercicio de forma regular duermen mejor", aseguró Dana Angelo White, profesora clínica asistente en medicina del entrenamiento deportivo y del deporte en la Universidad de Quinnipiac, en Hamden, Connecticut.

"Lo que de verdad importa es sacar tiempo para el ejercicio", anotó. "Y algo es siempre mejor que nada".

White anotó que el estudio fue muy pequeño (apenas 11 personas), y todos eran hombres. Además, este estudio observó el ejercicio de alta intensidad, y encontró que después las personas dormían bien. Así que no es probable que un paseo después de la cena provoque insomnio, dijo.

La Dra. Alice Doe, especialista en el sueño en el Hospital Ascension Borgess en Kalamazoo, Michigan, cree que lo importante es hacer ejercicio a una hora que sea conveniente para la personas, de forma que se convierta en un hábito.

"Hacer ejercicio con regularidad ayuda a dormir mejor. Incrementa los neurotransmisores buenos que aumentan el deseo de dormir. Cuando uno hace ejercicio, se siente mejor", afirmó.

Doe dijo que los hallazgos podrían ser similares en las mujeres, pero que es difícil saberlo sin un estudio que incluya a mujeres.

Los expertos del sueño típicamente recomiendan terminar cualquier actividad vigorosa unas tres horas antes de la hora en que planifica irse a la cama, añadió Doe. También dijo que un baño o una ducha calientes unas tres horas antes de irse a la cama pueden ayudar a que se tenga un sueño profundo y de calidad.

Los hallazgos del estudio aparecen en una edición reciente de la revista Experimental Physiology.

Más información

Para más información sobre el momento para hacer ejercicio, visite la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Penelope Larsen, Ph.D. candidate, Charles Sturt University, Bathhurst, Australia; Alice Doe, M.D., sleep specialist, Ascension Borgess Hospital, Kalamazoo, Mich.; Dana Angelo White, M.S., R.D., clinical assistant professor, athletic training and sports medicine, Quinnipiac University, Hamden, Conn.; Feb. 20, 2019, Experimental Physiology

Last Updated: