Investigadores cuestionan el valor de la prueba de PCR

Estudio asegura que los niveles altos de la proteína tienden a presentarse únicamente junto con otros factores de riesgo cardiovascular

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES 10 de octubre (HealthDay News/HispaniCare) -- Una reciente investigación cuestiona el uso extendido de proteína C-reactiva (PCR) para evaluar el riesgo de enfermedad cardiaca.

El estudio de la facultad de medicina de la Universidad de Maryland de más de 15,000 adultos concluyó que la PCR parece estar estrechamente relacionada con factores de riesgo tradicionales para enfermedad cardiaca y no es un factor de riesgo independiente.

Los hallazgos aparecen en la edición del 10 de octubre de Annals of Internal Medicine.

La PRC es liberada por el hígado como respuesta a una inflamación suscitada por una lesión, una infección o por afecciones como la artritis. La inflamación también se ha relacionado con el inicio y desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

Este estudio halló que los niveles elevados de PCR en la sangre están estrechamente relacionados con factores de riesgo tradicionales para la enfermedad cardiaca, como la obesidad, el tabaquismo, la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia. Los niveles elevados de PCR rara vez se presentan en ausencia de estos factores de riesgo tradicionales, decía el estudio.

"Consideramos que la proteína C reactiva está realmente relacionada con las compañías que tiene", aseguró en una declaración preparada el Dr. Michael Miller, investigador principal y director de cardiología preventiva del Centro Médico de la Universidad de Maryland.

"La prueba de PCR se hizo popular a finales de los noventas, cuando se creyó que apenas el 50 por ciento de los ataques cardiacos podrían ser explicados por factores de riesgo tradicionales. Sin embargo, esto resultó uno de los mayores mitos de la medicina cardiovascular, pues estudios recientes han afirmado que más del 90 por ciento de los ataques cardiacos pueden ser achacados a factores de riesgo tradicionales, además de una dieta inadecuada, un estilo de vida sedentario y estrés", aseguró Miller.

"Si hace ejercicio, no fuma, tiene niveles normales de presión arterial, colesterol y glucosa, y no tiene exceso de peso, las posibilidades de tener PCR es de una en 2,000", aseguró Miller.

En lugar de utilizar las pruebas de PCR para determinar si hay enfermedad cardiaca, Miller sugirió que los profesionales de la salud deberían "trabajar con mayor intensidad para reducir los responsables conocidos, como la obesidad y la diabetes, que están adquiriendo proporciones de epidemia y se han convertido en una preocupación principal de salud en los EE.UU. De otra manera, corremos el riesgo de cancelar los grandes avances que han contribuido a la reducción de la enfermedad cardiovascular durante los últimos 40 años".

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre los factores de riesgo para la enfermedad del corazón.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: University of Maryland Medical Center, news release, Oct. 10. 2005

Last Updated: