¿No puede hacer ejercicio durante la semana? Los 'guerreros de fin de semana' también se benefician

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 18 de abril de 2019 (HealthDay News) -- El ejercicio diario quizá sea lo ideal, pero incluso las sesiones de ejercicio de fin de semana podrían prolongar la vida, sugiere un estudio reciente.

En un estudio de más de 3,400 hombres y mujeres de más de 40 años de edad, los investigadores encontraron que los que hacían ejercicio uno o dos días a la semana tenían las mismas tasas bajas de mortalidad que los que hacían ejercicio con una mayor frecuencia.

"Uno de los mayores problemas para aumentar la actividad física es el tiempo limitado, sobre todo varios días por semana", comentó el investigador principal, Eric Shiroma, científico y epidemiólogo en el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU.

Al inicio del estudio, los participantes usaron monitores de actividad durante una semana. Los investigadores los clasificaron como "guerreros de fin de semana" si hacían ejercicio solo uno o dos días por semana, o como personas regularmente activas si distribuían el ejercicio a lo largo de la semana. Los siguieron a todos durante unos seis años.

Aunque los que hacían ejercicio con regularidad realizaban alrededor de un 50 por ciento más de sesiones de ejercicio moderado y vigoroso que los que hacían ejercicio los fines de semana, los beneficios para la salud fueron similares.

"Encontramos que los guerreros de fin de semana tenían un beneficio similar en la mortalidad, en comparación con los que hacían ejercicio con una mayor frecuencia", apuntó Shiroma.

Los guerreros de fin de semana tenían beneficios de salud similares a los que cumplían las metas fijadas en las Directrices de Actividad Física para los Estadounidenses, de al menos de 150 a 300 minutos de actividad de moderada a vigorosa por semana, señaló.

Pero este estudio no puede probar que el ejercicio fuera lo que redujo las tasas de mortalidad, indicó el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención Yale-Griffin de la Universidad de Yale.

"¿Hacer ejercicio los fines de semana reduce la mortalidad, o los individuos más sanos con un riesgo más bajo de mortalidad a corto plazo son más propensos a tener la energía y la inclinación de ser físicamente activos con fines recreativos?", preguntó Katz. "Es probable que ambas cosas sean verdad".

Otros estudios han encontrado resultados similares, dijo Katz, que no participó en la nueva investigación. Toda actividad física es una actividad física buena, ya sea que se haga a lo largo de la semana o que se aglomere en el fin de semana, agregó.

"Ser activo, cuando su rutina lo permita, casi sin duda al final hará que sea más sano y más vital", enfatizó Katz.

Los hallazgos respaldan la importancia de hacer ejercicio para vivir más tiempo, dijo Samantha Heller, nutricionista clínica sénior y fisióloga del ejercicio en Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York. "Pero el ejercicio regular hace mucho más para mantenernos con vida".

El ejercicio regular mejora el sueño, la presión arterial, la función mental, la salud de los huesos, la fuerza muscular y la salud del corazón, enumeró. También reduce el riesgo de ciertos tipos de cáncer, de enfermedad cardiaca, de diabetes tipo 2 y de ansiedad, anotó.

"El problema es cómo motivar a las personas que son sedentarias para que se muevan", dijo Heller, que no participó en el estudio.

Ser un guerrero de fin de semana es bueno para los que tienen unas semanas laborales ocupadas. Pero es importante anotar que estar sentado muchas horas al día tiene efectos adversos para la salud, advirtió.

Las recomendaciones para lograr unos beneficios óptimos para la salud varían dependiendo de las metas de la persona. Idealmente, "deberíamos proponernos un mínimo de 30 a 60 minutos [diarios] cinco días a la semana, o de 25 a 50 minutos [diarios] seis días a la semana", comentó Heller.

Incluya el ejercicio en su calendario, recomendó Heller. "Si espera hasta encontrar el tiempo, nunca lo hará".

Si está sentado todo el día, programe una alarma para ponerse de pie y moverse más o menos cada hora, aconsejó Heller. Saque unos minutos para hacer levantamientos de rodillas, saltos en tijera, estiramientos, balanceos de brazos, caminar por la manzana o usar las escaleras, dijo Heller. "Anime a sus compañeros a acompañarlo", añadió.

"El ejercicio debe ser una parte de su rutina diaria, tanto como cepillarse los dientes o comer", apuntó Heller.

El informe aparece en la edición de abril de la revista Journal Medicine & Science in Sports & Exercise.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre el ejercicio.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Eric Shiroma, Sc.D., staff scientist, epidemiologist, U.S. National Institute on Aging; Samantha Heller, M.S., R.D., C.D.N., senior clinical nutritionist, exercise physiologist, NYU Langone Health, New York City; David Katz, M.D., M.P.H., director, Yale University, Yale-Griffin Prevention Research Center, New Haven, Conn.; April 2019, Journal Medicine & Science in Sports & Exercise

Last Updated: