Las chicas y las mujeres jóvenes hacen poco ejercicio, según un estudio

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 11 de junio de 2018 (HealthDay News) -- Muchos adolescentes y adultos jóvenes de Estados Unidos, sobre todo las mujeres y las chicas, son físicamente inactivos, revela un nuevo estudio.

Esto es preocupante, según los expertos, porque el ejercicio es un componente de una buena salud para toda la vida.

Las chicas, las personas negras y los menores de familias más pobres son los menos propensos a cumplir con las directrices sobre el ejercicio, según el informe sobre los adolescentes y los adultos jóvenes de 12 a 29 años de edad.

"De verdad debemos encontrar maneras de mantener a los adolescentes físicamente activos y de que puedan mantener esa actividad física en la adultez temprana", planteó la investigadora principal, la Dra. Sarah Armstrong.

El ejercicio es esencial para prevenir la enfermedad cardiovascular y la diabetes en la adultez, dijo Armstrong, profesora asociada de pediatría en la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte.

Armstrong añadió que los intentos por aumentar la actividad física deberían dirigirse a las chicas adolescentes y las mujeres jóvenes, sobre todo las de las minorías, y las chicas y las mujeres jóvenes que vivan en la pobreza.

La actividad física es "una medicina potente, barata y vigorizante para todos nosotros", aseguró el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención Yale-Griffin en Derby, Connecticut.

"Este trabajo indica que nos queda mucho por hacer para que esa medicina se use con más frecuencia y de forma más equitativa", añadió Katz, que no participó en el estudio.

Para realizar el estudio, Armstrong y sus colaboradores analizaron las respuestas de casi 9,500 adolescentes y adultos jóvenes que participaron en la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición de EE. UU. de 2007 a 2016.

Se preguntó a los participantes sobre sus hábitos de ejercicio. El ejercicio vigoroso conllevó realizar actividades como correr o jugar básquetbol continuamente durante 10 minutos o más. La actividad moderada fue de 10 minutos o más de actividades como caminar a paso rápido, andar en bicicleta, nadar o jugar vóleibol.

En general, las chicas y mujeres eran menos activas que los varones. En el extremo más alto, casi el 90 por ciento de los chicos adolescentes blancos dijeron que hacían algo de actividad física. En el extremo más bajo, solo el 45 por ciento de las mujeres negras entre los 25 y 29 años de edad dijeron que hacían ejercicio.

El estudio reveló que entre los que eran activos, los hombres negros jóvenes eran los que más ejercicio hacían: 78 minutos al día. Las mujeres negras de 25 a 29 años fueron las que hicieron menos ejercicio: 33 minutos al día.

Para los adolescentes, las directrices recomiendan al menos 60 minutos de actividad entre moderada y vigorosa al día. Los adultos deben realizar 150 minutos de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa a la semana, o una mezcla de las dos cosas, dijo Armstrong.

Katz enfatizó que el ejercicio es esencial para la longevidad.

"Hace 25 años o más que sabemos que el consumo de tabaco, una mala dieta y la falta de actividad física eran las causas principales de la muerte prematura en Estados Unidos", dijo Katz, ex presidente del Colegio Americano de Medicina del Estilo de Vida (American College of Lifestyle Medicine).

Al haber menos personas que fuman, añadió, se debe abordar ahora la mala dieta y la falta de ejercicio.

Los malos hábitos alimentarios y la falta de ejercicio en los adolescentes y en los adultos de 20 a 29 años probablemente afecten a su salud a largo plazo, añadió Katz.

"Sabemos que esto significa un riesgo futuro más alto de obesidad y una amplia variedad de enfermedades crónicas, desde la diabetes, hasta el cáncer y la demencia", dijo.

Las disparidades en el ejercicio reveladas en el estudio no son fáciles de explicar, dijo Katz.

"Nos quedamos especulando sobre qué disparidades son las más importantes", dijo. "¿Son las calles y los vecindarios seguros? ¿El acceso a los gimnasios y a las clases de baile? ¿El programa de deportes escolar? ¿O es el acceso a la información o la variación en las prioridades culturales?".

Lo más probable es que sean todas estas cosas, señaló Katz.

El informe aparece en la edición en línea del 11 de junio de la revista JAMA Pediatrics.

Más información

Para más información sobre el ejercicio para los adolescentes, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Sarah Armstrong, M.D., associate professor, pediatrics, Duke University, Durham, N.C.; David Katz, M.D., M.P.H., director, Yale-Griffin Prevention Research Center, Derby, Conn., and past president, American College of Lifestyle Medicine; June 11, 2018, JAMA Pediatrics, online

Last Updated: