Libro de dieta de asociación del corazón ofrece receta para el éxito

'No-Fad Diet' aconseja a los estadounidenses 'pensar bien, comer bien, y moverse más'

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES 16 de junio (HealthDay News/HispaniCare) -- Luego de que los hartaran con una dieta de rígidos planes a la moda para perder peso, los estadounidenses podrían finalmente tener la receta para el éxito permanente, gracias a la American Heart Association.

"No-Fad Diet: A Personal Plan for Healthy Weight Loss" (La dieta sin modas: Un plan personal para perder peso saludablemente) es el primer libro de dieta de la asociación que ofrece sentido común tradicional que se describe en el libro como "piense bien, coma bien y muévase más".

El libro recomienda un método de tres partes para la pérdida duradera de peso,

  • Comer una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y proteína magra, y moderada en grasas saludables;
  • Hacerse más activo físicamente;
  • Minimizar las tentaciones.

La publicación del libro este mes llega en el momento en que una epidemia de obesidad amenaza la salud de un creciente número de estadounidenses. Casi dos tercios de los adultos tienen sobrepeso o son obesos, lo que los coloca en riesgo de una variedad de enfermedades, como diabetes, ciertos cánceres, y, por supuesto, enfermedad cardiaca, de acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention federales.

"El péndulo está volviendo hacia un acercamiento más razonable a la reducción de peso"; afirmó el Dr. Robert Eckel, presidente electo de la American Heart Association y profesor asistente de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado. "No hay nada complicado [en el libro]. Es ciencia sólida aplicada a una metodología cotidiana".

El libro se basa en investigaciones médicas sobre la dieta, el ejercicio y la conducta, y el denominador común es que no todos los planes de pérdida de peso funcionan para todo el mundo. De hecho, hay un menú de tres opciones para recortar las calorías y tres para aumentar la actividad física.

Por ejemplo, el "método de cambio" recomienda realizar sustituciones por artículos con menos calorías. Si usualmente se inicia su día con un panecillo de canela, sustitúyalo por un panecillo inglés de canela y pasas con dos cucharaditas de margarina baja en grasa.

Para aquéllos cuya perdición es la cantidad de alimentos que consumen, el libro presenta la "solución del 75 por ciento", en que las personas sólo comen tres cuartas partes de la cantidad que comen generalmente. Dejar 25 por ciento en el plato ayudará a las personas a dieta a recortar calorías de su ingesta alimenticia diaria.

Y para aquéllos que se sienten más cómodos siguiendo planes de comida, el libro tiene casi 200 recetas de menús saludables para el corazón de 1,200, 1,600 y 2,000 calorías.

También hay diferentes sugerencias para incluir más actividad física en el día. ¿Es usted alguien que se pasa la mayor parte del día sentado en su escritorio? Suba por las escaleras en lugar del elevador y estacione su vehículo tan lejos de la oficina como le sea posible. ¿O lo anima hacer ejercicio con otras personas? Entonces, programas clases de ejercicio o deportes de equipo podrían ser lo mejor para usted.

El libro también tiene evaluaciones para ayudar a las personas a dieta a decidir cuál método de pérdida de peso y actividad es el más conveniente para ellos, y formularios y cuestionarios de muestra para ayudarlos a medir su compromiso con la pérdida de peso, ponerse metas realistas y vigilar lo que comen.

Con ese fin, el libro recomienda mantener diarios de alimentos y actividades. De acuerdo con el Registro Nacional de Control de Peso, un estudio encontró que tales diarios resultaron valiosos para las personas que perdieron por lo menos 30 libras y no las volvieron a aumentar durante por lo menos un año o más. Esto es importante porque la mayoría de personas que pierden peso lo recuperan con el tiempo porque no pueden ser fieles a un plan rígido.

Por ese motivo, el método de la AHA se parece más a un cambio gradual de estilo de vida que a una dieta tradicional, apuntó Eckel.

"Una dieta se trata de más que perder peso. Se trata de cambios en el estilo de vida que enfaticen la actividad física y cambios conductuales que son necesarios para lograr sus metas", afirmó.

Por supuesto, este método no es nuevo. Los nutricionistas han promovido durante largo tiempo una dieta rica en frutas, verduras, granos enteros y proteína magra, y baja en grasa y azúcar refinado. Entonces, ¿por qué siguen gordos la mayoría de estadounidenses?

"La respuesta de una persona a la comida es más complicada que seguir un plan, incluso durante el 25 por ciento del tiempo como sugiere este plan de dieta", afirmó Sharron Dalton, profesora asociada del departamento de Nutrición, Estudios Alimentarios y Salud Pública de la Universidad de Nueva York.

"Cuando sobrealimentamos a nuestro cuerpo éste pierde su capacidad de percibir la satisfacción y nuestra mente está trabada en la noción de alimentos buenos y malos, aún el plan más personalizado podría ser más trabajo que placer".

Más información

Para obtener más información sobre el libro, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Robert Eckel, M.D., president-elect, American Heart Association, and assistant professor of medicine, University of Colorado School of Medicine; Sharron Dalton, Ph.D., associate professor, department of nutrition, food studies and public health, New York University, New York City

Last Updated: