Nuevos exámenes ayudan a detectar las lesiones causadas por el fútbol americano

La IRM y las radiografías ofrecen a los médicos un mejor panorama

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES 30 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Dos estudios recientes sugieren que la nueva información referente a la IRM y las radiografías puede ayudar a los médicos a diagnosticar y tratar mejor dos lesiones graves comunes a todos los jugadores de fútbol americano.

En el primer estudio, investigadores del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh revisaron 101 exámenes de rodilla por IRM de 330 jugadores de fútbol americano, todos candidatos a la liga profesional de 2005.

Estas revisiones identificaron 57 desgarraduras de los meniscos laterales y 26 de los mediales.

El menisco lateral es un ligamento plano con forma de disco que soporta la parte exterior de la rodilla. El menisco medial soporta la parte interna de la rodilla.

"Estos hallazgos son notables porque los autores de la mayoría de los estudios anteriores han informado que hay predominio de lesiones del menisco medial", aseguró en una declaración preparada el Dr. Jeffrey Towers, profesor asociado de radiología.

El estudio halló que se encontraron 18 desgarraduras de menisco lateral y 8 del medial, conjuntamente con desgarraduras del ligamento cruzado anterior (LCA), mientras que 36 desgarraduras laterales y 18 medias fueron lesiones aisladas.

La alta incidencia de desgarraduras del menisco lateral entre estos jugadores de fútbol americano de elite podría ayudar a los médicos a diagnosticar y tratar mejor estas lesiones.

"El hecho de que halláramos una concentración de desgarraduras del menisco lateral podría implicar que hay algo sobre este deporte que predispone al atleta a esta lesión. Hallamos la mayor incidencia de desgarraduras del menisco lateral en defensas de primera y segunda línea. Ahora que hemos reconocido esto, podría haber maneras de dirigirnos a los jugadores que están en mayor riesgo de esta lesión", aseguró Towers.

En el otro estudio, Towers y sus colegas analizaron IRM y radiografías de otros 18 candidatos a la liga de 2005. Identificaron, por primera vez, una señal indirecta de una lesión que con frecuencia no se diagnostica bien, llamada esguince del tobillo superior (desgarradura sindesmótica).

Ambos estudios serán presentados el miércoles en la reunión anual de la Radiological Society of North America en Chicago.

Más información

La American Academy of Orthopaedic Surgeons tiene más información sobre las lesiones y seguridad en el fútbol americano.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Radiological Society of North America, news release, Nov. 30, 2005

--

Last Updated: