Seis pasos para una mejor salud

In English

MARTES, 2 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Un año acaba y otro comienza, y con frecuencia la gente evalúa sus hábitos y estilo de vida, y piensa en cambios que podrían mejorar su salud.

¿Pero exactamente qué se debe hacer?

Hay seis pasos que puede dar para mejorar su bienestar, según médicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA):

1. Lleve un calendario personal de salud.

"Con nuestras vidas ocupadas, apenas prestamos atención a nuestra salud, y la mayoría de problemas de salud comienzan con síntomas sutiles a los que no damos seguimiento", comentó en un comunicado de prensa de la UCLA la Dra. Aparna Sridhar, profesora asistente de obstetricia y ginecología en la Facultad de Medicina David Geffen de la universidad.

"De hecho, la mayoría de pacientes con una enfermedad no pueden precisar cuándo comenzaron los síntomas y si hubo alguna asociación con un evento vital", lamentó Sridhar. "Al mantener un calendario de salud y anotar los síntomas, los medicamentos y los cambios en el estado de ánimo, los pacientes podrán identificar las anomalías antes y buscar atención".

2. Coma más frutas y verduras.

"Una variedad de enfermedades crónicas, entre ellas la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el accidente cerebrovascular, tienen asociaciones identificadas con la dieta", señaló en el comunicado de prensa Dana Hunnes, dietista de la UCLA. Hunnes es dietista principal en el Centro Médico Ronald Reagan de la UCLA.

"Si todos cambiamos a una dieta más vegetal (rica en verduras, granos integrales, legumbres, frutos secos, semillas, frutas y otros productos agrícolas) no solo podemos potencialmente reducir nuestro riesgo de esas enfermedades, sino que también podemos estar más sanos y quizá vivir más tiempo", aseguró Hunnes. Anotó que las dietas bajas en proteína animal también se vinculan con una mayor longevidad.

3. Cocine en casa en lugar de comer fuera.

"Las personas que cocinan en casa consumen una dieta más saludable y más densa nutricionalmente", aseguró Erin Morse, dietista clínica principal en UCLA Health. "La obesidad está en aumento y contribuye a otros graves problemas de salud (como la diabetes, la enfermedad cardiaca y la hipertensión), y cocinar en casa es una herramienta muy poco utilizada que los pacientes pueden aprovechar para alcanzar sus objetivos nutricionales".

Morse anotó que la comida servida en restaurantes por lo general tiene menos fibra y mucha más sal, azúcar, grasa y carbohidratos procesados que la comida cocinada en casa.

4. Respalde a las bacterias intestinales saludables.

"Para una mejor salud general, no solo debe alimentar a sus propias células humanas, sino que también debe alimentar a todos los microbios que viven sobre y dentro de usted, lo que incluye al microbioma intestinal", señaló en el comunicado de prensa la Dra. Zhaoping Li, directora del Centro de Nutrición Humana de la UCLA.

"Los mejores alimentos para esos microbios son las comidas y bebidas vegetales", afirmó.

5. No subestime los beneficios de los cambios saludables en el estilo de vida.

"Ciertas opciones de estilo de vida son mucho más integrales para su salud que ninguna visita al médico", dijo el Dr. John Mafi, profesor asistente de medicina en la Facultad de Medicina David Geffen de la UCLA.

"Para promover el bienestar, los consejos de mamá son acertados: coma sobre todo verduras, frutas y granos integrales frescos; duerma al menos siete u ocho horas por noche; reduzca el estrés laboral; saque tiempo para el ejercicio y para salir al aire libre; y pase tiempo de calidad con amigos cercanos y con la familia", planteó Mafi.

"Las investigaciones que respaldan cada una de esas actividades demuestran claramente sus beneficios para la salud", añadió.

6. No descuide los senos nasales.

"Los pacientes con alergias y problemas de los senos nasales deben lavarse los senos nasales regularmente con solución salina, un método sorprendentemente efectivo para controlar los síntomas y que logra varias cosas", afirmó la Dra. Marilene Wang, profesora de cirugía de cabeza y cuello en la Facultad de Medicina David Geffen.

El lavado elimina partículas y otros irritantes (como el polen y el esmog) de la nariz y de los senos nasales, dijo Wang. Esto puede ayudar a aliviar síntomas molestos, como la congestión y la inflamación.

Lavar los senos nasales también reduce el moco e hidrata el interior de la nariz. Las membranas nasales "pueden hallarse muy inflamadas y sensibles por las alergias e infecciones", apuntó.

La mayoría de farmacias venden kits para lavado nasal sin receta.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen consejos semanales para ayudarlo a proteger su salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: University of California, Los Angeles, news release, Dec. 8, 2017

--

Last Updated: