Aumenta la popularidad del yoga y la meditación en EE. UU.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 8 de noviembre de 2018 (HealthDay News) -- Si le parece que todo el que conoce está probando el yoga o la meditación, quizá tenga razón. Una nueva encuesta del gobierno muestra que la cantidad de estadounidenses que practican las técnicas de "mindfulness" se ha disparado en los últimos años.

En 2017, más de un 14 por ciento de los adultos de EE. UU. dijeron que habían practicado yoga en el año anterior, un aumento frente a un 9.5 por ciento en 2012. Por otra parte, la cantidad de practicantes de meditación se multiplicó por más de tres, al pasar de un 4 a un 14 por ciento.

Incluso los niños y los adolescentes están adoptando el mindfulness. En 2017, el estudio encontró, más de un 8 por ciento de los niños y adolescentes de 4 a 17 años de edad habían practicado yoga en el año anterior, un aumento respecto a un 3 por ciento cinco años antes, reportaron el jueves los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Pocos niños dedicaban tiempo a la meditación en 2012 (menos de un 1 por ciento), pero más de un 5 por ciento lo hacían en 2017.

La encuesta no preguntó a las personas por qué habían adoptado las antiguas prácticas. Entonces no está claro qué está provocando el aumento en la popularidad, señaló la investigadora Lindsey Black, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los CDC.

Dijo que no está claro cuántos estadounidenses podrían haber recurrido al yoga o a la meditación para gestionar afecciones de la salud, o simplemente para su "bienestar general". La encuesta tampoco preguntó a las personas si practicaban con regularidad o si solo hacían intentos con las técnicas.

"Solo sabemos que esas prácticas se están haciendo más populares", aseguró Black.

Según las afirmaciones del mercadeo, la respiración abdominal, las posturas del árbol y otras técnicas venerables pueden ayudar a los niños a liberarse del estrés, a orientarse en los grupitos sociales, e incluso a defenderse de la gripe.

A los adultos les dicen que mejorarán sus glúteos, su postura, su sueño y más si usan las herramientas del yoga.

El foco de los medios de comunicación podría estar fomentando la popularidad del yoga y del mindfulness, apuntó Ted Meissner, del Centro de Mindfulness de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts.

La universidad es el origen del programa guiado de reducción del estrés basada en mindfulness (mindfulness-based stress reduction, MBSR), que combina unas técnicas particulares de meditación con un yoga suave. Se considera como la técnica de mindfulness que es el "estándar de excelencia" en la investigación científica.

En los últimos años, dijo Meissner, ha habido un "marcado aumento" en los estudios que observan los efectos de varios métodos de mindfulness, por ejemplo si pueden ayudar a tratar afecciones de la salud tan diversas como el dolor crónico, la enfermedad cardiaca, los problemas de memoria, la ansiedad, la depresión y la adicción.

Esto ha ocurrido junto con una escalada de la cobertura mediática, afirmó Meissner.

Pero gran parte de esas investigaciones han tenido limitaciones importantes, añadió. Una es que la mayoría de los estudios han carecido de "grupos de control" en que las personas reciben otra intervención, con fines de comparación.

Los medios también han dado mucha atención a estudios que muestran que cuando las personas meditan, su actividad cerebral cambia. Pero se desconoce el significado de esos hallazgos para la vida diaria, dijo Meissner.

¿Qué es el mindfulness? El Centro de Mindfulness ofrece esta definición: es la intención de prestar atención a cada y todo momento de nuestras vidas, sin juzgar.

Pero en la investigación, ni siquiera hay una definición universalmente aceptada del término, dijo Meissner. Es mucho menos sencillo que estudiar un fármaco, anotó.

Por ahora, Meissner sugirió que si a las personas les interesan la meditación o el yoga, que lo aborden con unas expectativas razonables. Si desea liberarse de la ansiedad, dijo, quizá esas prácticas no sean para usted.

"El mindfulness no es una panacea", apuntó Meissner.

También aconsejó "hacer los deberes" antes de invertir en una clase o en cursos. Hay varias formas de yoga y meditación, así que debe comprender en qué tipo se está inscribiendo. Y revise las credenciales del instructor, incluyendo si está entrenado en un programa reputado, aconsejó.

Incluso algo que parece tan seguro como la meditación tiene el potencial de hacer daño, advirtió Meissner, por ejemplo si se publicita como un reemplazo de las terapias estándar para la ansiedad o la depresión.

Más información

El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de EE. UU. tiene más información sobre la meditación y la salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Lindsey Black, M.P.H., health statistician, National Center for Health Statistics, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Hyattsville, Md.; Ted Meissner, B.A., MBSR instructor, Center for Mindfulness, University of Massachusetts Medical School, Shrewsbury, Mass.; NCHS Data Brief, November 2018

Last Updated: