Medicamentos para la acidez gástrica podrían retrasar la insuficiencia cardiaca

Un pequeño estudio encuentra valioso el Pepcid de venta libre

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES 25 de septiembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Un estudio japonés sugiere que los medicamentos antihistamínicos de venta libre utilizados para tratar la acidez gástrica y el reflujo podrían ser útiles contra la insuficiencia cardiaca crónica.

Es un estudio pequeño de apenas 50 pacientes. Sin embargo, los estudios señalan posibles beneficios para muchos de los 23 millones de estadounidenses que tienen insuficiencia cardiaca, una afección potencialmente mortal en la que el corazón no puede bombear sangre de manera eficaz, según un informe que aparece en la edición del 3 de octubre del Journal of the American College of Cardiology.

"Todavía es muy pronto porque sabemos muy poco sobre quién podría beneficiarse y qué medicamentos podrían ser los mejores", aseguró el Dr. W.H. Wilson Tang, profesor asistente de medicina de la Clínica Cleveland y coautor de un editorial acompañante en la publicación. "Es importante validar esta información".

El trabajo inicial se enfocó sobre el Pepcid porque un estudio importante de bases de datos médicas realizado por un grupo dirigido por el Dr. Masafumi Kitakaze del Centro cardiovascular nacional de Japón halló que los pacientes de insuficiencia cardiaca que también tomaban el antihistamínico parecían tener menos síntomas de insuficiencia cardiaca.

Los investigadores estaban buscando dicha relación porque las investigaciones anteriores habían señalado un papel de la histamina en la insuficiencia cardiaca. El mismo tipo de reacción química que permite que el ácido estomacal cause acidez y úlceras también parece perjudicar y debilitar corazones enfermos. La hipótesis de los investigadores es que bloquear este proceso con Pepcid podría ayudar a retrasar el avance de la insuficiencia cardiaca crónica.

La bioquímica de esto es compleja, aunque la idea básica es que un tipo de histamina podría acelerar el daño a las células cardiacas de manera que bloquear la actividad de la histamina puede bloquear estas células.

La mitad de los pacientes del ensayo japonés recibieron Pepcid junto con su terapia habitual. La otra mitad recibió un medicamento alternativo para la acidez, llamado teprenona, cuyo efecto protector no tiene que ver con la histamina. Los exámenes de tres cardiólogos luego de 24 semanas hallaron síntomas menos graves en quienes tomaron Pepcid.

"Ahora necesitamos hacer un ensayo a gran escala para confirmar estos hallazgos", aseguró Kitakaze en una declaración. "Este ensayo a gran escala basado en los resultados de nuestra investigación actual podría no ayudar a los pacientes de insuficiencia cardiaca porque toma tiempo, aunque esperamos que ayude a nuestros hijos y nietos, y a otros en el futuro".

El punto, según Tang, es que los investigadores japoneses "hallaron algo de beneficio objetivo con el uso de un bloqueador de la histamina, en comparación con otros medicamentos para la acidez que no actúen sobre este mecanismo".

Hacen falta más estudios, no sólo para determinar si todos los medicamentos para la histamina podrían tener algo de valor contra la insuficiencia cardiaca sino también identificar medicamentos que podrían funcionar mejor para ciertos tipos de pacientes, sostuvo.

"Es intrigante porque este trabajo indica que un mecanismo de inflamación de las células podría ser pertinente para la insuficiencia cardiaca", aseguró Tang.

Sin embargo, es demasiado pronto para que los pacientes de insuficiencia cardiaca tomen antihistamínicos por las múltiples incertidumbres que existen, sostuvo.

Más información

Para más información sobre la insuficiencia cardiaca, visite la American Heart Association.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: W.H. Wilson Tang, assistant professor, medicine, Cleveland Clinic; Oct. 3, 2006, Journal of the American College of Cardiology

Last Updated: