Vinculan la acidez crónica con unas probabilidades más altas de cánceres de cabeza y cuello

In English

JUEVES, 21 de diciembre de 2017 (HealthDay News) -- Millones de estadounidenses mayores sufren la incomodidad del reflujo ácido crónico. Ahora, una nueva investigación sugiere que la afección podría aumentar las probabilidades de un enemigo incluso más peligroso: el cáncer de cabeza y cuello.

La investigación no puede probar causalidad, y las probabilidades de que una persona en particular con acidez crónica desarrolle uno de esos cánceres, que son relativamente raros, siguen siendo bajas, anotaron los expertos.

Pero el estudio de casi 28,000 estadounidenses de más de 65 años de edad sí mostró un aumento en el riesgo.

En general, los antecedentes de enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), que es el término clínico para la acidez crónica, se vinculó con casi el triple de probabilidades de desarrollar cánceres de la laringe, unas probabilidades más o menos 2.5 veces más altas de cáncer de faringe (la parte superior de la garganta), el doble de riesgo de cánceres de las amígdalas, y un aumento del 40 por ciento en las probabilidades de cánceres en los senos nasales.

Los cánceres de cabeza y cuello en los tractos respiratorio y digestivo superiores provocan más de 360,000 muertes al año en todo el mundo, anotaron los investigadores.

El nuevo estudio fue dirigido por el Dr. Edward McCoul, de la Ochsner Clinic Foundation en Nueva Orleáns, y se publicó el 21 de diciembre en la revista JAMA Otolaryngology Head & Neck Surgery.

Un gastroenterólogo dijo que los hallazgos no son sorprendentes, dado lo que se sabe sobre el efecto del reflujo ácido en los tejidos sensibles.

"El material de reflujo del estómago puede subir a lo alto del esófago, que es el tubo alimentario entre la boca y el estómago", explicó el Dr. Anthony Starpoli. Dijo que los mismos jugos "pueden invadir la garganta, los senos nasales y los pulmones, provocando una inflamación [crónica]".

El vínculo entre la ERGE y otro tipo de tumor, el cáncer de esófago, ya es bien conocido, dijo Starpoli, director asociado de endoterapia esofágica en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

En el nuevo estudio, el equipo de McCoul observó los datos de 13,805 adultos mayores de EE. UU. que habían tenido cánceres de los tractos superiores respiratorio y digestivo entre 2003 y 2011. Entonces, sus expedientes médicos se compararon con la misma cantidad de personas de edad similar sin cáncer.

Aunque el estudio encontró una asociación entre el ERGE y los cánceres de cabeza y cuello, el equipo de McCoul enfatizó que los datos que usaron no incluían información sobre los antecedentes de tabaquismo y de consumo de alcohol de cada paciente. Ambos hábitos son importantes factores de riesgo de los cánceres de cabeza y cuello, anotaron los autores del estudio, de forma que se necesita más investigación para refinar los hallazgos.

El Dr. David Hiltzik es director de otorrinolaringología en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York. Respecto a los hallazgos, concurrió en que el estudio no se diseñó para probar causalidad.

Pero Hiltzik cree que la acidez crónica sigue siendo un carcinógeno potencial y se debe tratar cuando ocurre.

"Sabemos clínicamente que el reflujo ácido causa problemas durante toda la vida en esas áreas de la cabeza y el cuello", añadió. "El estudio refuerza el hecho de que debemos abordar esos problemas pronto, y quizá de forma más agresiva. Creo que los pacientes deben ser más conscientes sobre cómo su dieta y sus hábitos conductuales diarios pueden tener efectos serios a largo plazo".

Más información

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales de EE. UU. tiene más información sobre el reflujo ácido.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

FUENTES: Anthony Starpoli, M.D., associate director, esophageal endotherapy, Lenox Hill Hospital, New York City; David Hiltzik, M.D., director, otolaryngology, Staten Island University Hospital, New York City; JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery, news release, Dec. 21, 2017

--

Last Updated: