Bacteria intestinal combate la enfermedad inflamatoria del intestino

Estudio con ratones halla que las células mejoradas con moléculas eliminan los síndromes de colitis y enfermedad de Crohn.

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES 28 de mayo (HealthDay News/Dr. Tango) -- Investigadores estadounidenses aseguran que una molécula producida por bacterias intestinales puede eliminar los síntomas de enfermedad inflamatoria del intestino (EII) en ratones.

Entre las EII se encuentran la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa.

Por mucho tiempo se ha sabido que los intestinos de los seres humanos y de otros mamíferos contienen alrededor de 1,000 especies diferentes de bacterias que protegen contra las infecciones y ayudan en la digestión. También se ha sospechado que los aumentos recientes en el asma y en ciertas alergias alimenticias podrían deberse a ciertas alteraciones en el delicado equilibrio del ecosistema intestinal, según la información de respaldo del estudio.

Investigaciones anteriores han hallado que el polisacárido A (PSA), una molécula de azúcar que es producida por una especie de bacteria intestinal conocida como Bacteroides fragilis, incrementaba los niveles de células inmunitarias que se sabe que protegen contra la colitis y la enfermedad de Crohn.

En este nuevo estudio, investigadores de la facultad de medicina de la Harvard, del Hospital Brigham and Women y del Instituto de Tecnología de Massachusetts infectaron ratones que tenían el sistema inmunitario suprimido con una bacteria perjudicial conocida como Helicobacter hepaticus. Los ratones desarrollaron EII rápidamente.

Pero cuando se combinó la B. fragilis con H. hepaticus, los ratones permanecieron saludables. Exámenes posteriores revelaron que la PSA producida por la B. fragilis era un factor clave para prevenir la EII. La molécula logra esto incitando a las células inmunitarias a segregar interleucina inflamatoria llamada IL-10, que suprime la inflamación causada por la EII.

Ésta es la primera vez que se ha demostrado que una molécula beneficiosa producida por bacterias intestinales es terapéutica en un modelo animal. El estudio aparece en la edición del 29 de mayo de Nature.

Los investigadores aseguraron que su hallazgo demuestra el potencial de las bacterias "buenas" para beneficiar la salud humana.

"Teniendo en cuenta la enorme cantidad de bacterias en el intestino, el potencial para descubrir moléculas nuevas que pueden tratar una gran cantidad de enfermedades es prometedora", aseguró en una declaración preparada el coautor, Dennis Kasper, profesor de medicina, microbiología y genética molecular de la facultad de medicina de la Harvard, y director del Laboratorio Channing del Hospital de mujeres y Brigham.

Más información

La Sociedad canadiense de investigación intestinal tiene más información sobre la EII.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: Harvard Medical School, news release, May 28, 2008

--

Last Updated: