Abundan las creencias erróneas sobre el cáncer

Una encuesta global encuentra que muchos exageran los riesgos ambientales y minimizan conductas que sí importan

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES, 27 de agosto (HealthDay News/Dr. Tango) -- La gente de todo el mundo tiene concepciones erróneas sustanciales respecto a qué causa el cáncer, según sugiere una investigación reciente.

Los resultados de una encuesta presentada el 27 de agosto en el Congreso mundial de cáncer de la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC) de Ginebra, encontraron que las personas tienden a exagerar la amenaza de los factores ambientales y a minimizar la amenaza de conductas que son factores de riesgo del cáncer bien establecidos.

Los investigadores entrevistaron a 29,925 personas de 29 países el año pasado para comparar datos sobre la percepción de los factores de riesgo del cáncer entre países de ingresos altos, medios y bajos.

Entre sus hallazgos se encontró el hecho de que las personas de los países de altos ingresos eran menos propensas a pensar que beber alcohol aumente el riesgo de cáncer, cuando de hecho, el riesgo de cáncer aumenta junto con la ingesta alcohólica. Específicamente, el 42 por ciento de las personas de los países de altos ingresos afirmó que el alcohol no aumenta el riesgo, frente a 26 por ciento en los países de ingresos medios y 15 por ciento en los países de ingresos bajos.

Otro hallazgo fue que las personas de los países de altos ingresos opinaba que no comer suficientes frutas y verduras era más arriesgado que beber alcohol. La verdad es que la evidencia que respalda el efecto protector del consumo de vegetales es menos potente que la evidencia de que la ingesta de alcohol es dañina.

Además, las personas de los países ricos pensaban que el estrés y la contaminación atmosférica eran factores de riesgo más grandes que la ingesta de alcohol, aunque el estrés no se reconoce como una causa de cáncer y la contaminación atmosférica es un contribuyente menor frente a la ingesta de alcohol.

Las personas de países de medianos y bajos ingresos eran más propensas que las de países de altos ingresos a decir que "no se puede hacer mucho" para curar el cáncer, o a no saber si se podía hacer algo. Y un sorprendente 75 por ciento de los encuestados en los países de bajos ingresos preferían pedir a su médico que tomara todas las decisiones del tratamiento del cáncer, mientras que el 72 por ciento de las personas de los países de altos ingresos afirmaban que las decisiones debían tomarse entre médico y paciente, o por el paciente solo.

Finalmente, las personas de todos los países estaban más listas a aceptar que cosas que no podían controlar, como la contaminación atmosférica, eran factores de riesgo que las cosas que podían controlar, como tener sobrepeso, un factor de riesgo de cáncer establecido.

Los investigadores esperan que los datos serán usados para poner en marcha campañas de educación sobre el cáncer que aborden algunas de estas concepciones erróneas.

"Esta encuesta revela que hay algunos mensajes importantes que no se han escuchado. Este tipo de datos nos ayuda a cuantificar las diferencias entre países y a resaltar dónde se necesitan esfuerzos adicionales. Algunos de estos países raras veces han tenido datos de encuestas poblacionales para ayudar a programas sus esfuerzos de planificación", afirmó en un comunicado de prensa de la UICC el investigador David Hill, presidente electo de la UICC y director del Consejo de cáncer de Victoria en Melbourne, Australia.

La encuesta fue llevada a cabo por Roy Morgan Research y Gallup International para la UICC.

Más información

El National Cancer Institute tiene más información sobre el cáncer.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: International Union Against Cancer, news release, Aug. 26, 2008

--

Last Updated: