El abuso del alcohol se vincula a 75,000 muertes precoces

Los CDC informan que elimina 2.3 millones de años de vida potenciales cada año

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES 23 de septiembre (HealthDayNews/HispaniCare) -- La bebida excesiva se llevó más de 75,000 en los Estados Unidos en 2001, recortando las vidas de aquellos que murieron en un promedio de más de 30 años, según un nuevo informe del gobierno.

En total, se perdieron 2.3 millones de "años de vida potencial" debido al abuso del alcohol, según un informe de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention. Eso es cerca de la mitad del total de años de vida potencial debido a fumar en 1999, el año más reciente con estadísticas disponibles.

"Esto ratifica que la bebida excesiva es un problema de salud pública muy serio en los Estados Unidos", afirmó el Dr. Robert Brewer, líder del equipo de alcohol en los CDC y uno de los coautores del estudio, el cual aparece en la edición del 24 de septiembre de la publicación de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report. "Esto afecta inmensamente la salud pública".

Aunque han habido otros cálculos acerca de las muertes atribuibles al alcohol, este informe usa un nuevo programa de software pare perfilar unas 54 condiciones diferentes, apuntó Brewer. Los cálculos generales son similares a los publicados anteriormente este año.

El consumo excesivo de alcohol se define como más de dos bebidas por día o más de cuatro bebidas por ocasión para los hombres, y un promedio de más de una bebida por día o más de tres bebidas por ocasión para las mujeres. De acuerdo con el informe, es la tercera principal causa de muerte prevenible en los Estados Unidos.

El número total de muertes (75,766) en 2001 se dividió casi equitativamente entre afecciones crónicas (46 por ciento) y afecciones agudas (54 por ciento). Casi tres cuartos (72 por ciento) de las muertes fueron en hombres y el 6 por ciento involucró a personas menores de 21 años de edad. Tres cuartos de las muertes entre los varones fueron entre personas de más de 35 años; de esas, el 58 por ciento se debió a condiciones crónicas. Tanto para hombres como para mujeres, la causa principal de muerte fue la enfermedad del hígado alcohólica, mientras que la principal causa aguda fue accidentes de vehículos motorizados.

En contraste, señaló el informe, el uso excesivo de alcohol salvó un estimado de 11 vidas en 2001, todas ellas debido a la función protectora para reducir el riesgo de muerte por enfermedad de la vesícula biliar.

Todas las muertes por condiciones agudas se relacionaron a la bebida compulsiva (definida como cinco o más bebidas por ocasión para los hombres y cuatro o más bebidas por ocasión para las mujeres). "La bebida compulsiva se asocia con las personas jóvenes. De hecho, sabemos que no es verdad", apuntó Brewer. "La mayoría de muertes se dieron entre hombres y tres cuartas partes de éstas fueron en hombres de 35 años o más. No es un problema sólo para los jóvenes. Es un problema en todas las edades".

El principal valor del informe, añadió Brewer, fue una llamada a la acción. "En realidad hay algunas cosas que podemos hacer. Las estrategias efectivas de intervención son algunas que están más concentradas a la comunidad, tales como un aumento en el precio de las bebidas alcohólicas en forma de impuestos de consumo. Se sabe que eso es efectivo en reducir el consumo y para que los profesionales de la salud, específicamente los médicos, evalúen a los pacientes para problemas de bebida".

"Este es un problema en que tendremos que trabajar por un tiempo antes de ver cambios serios", continuó Brewer. "Pero, como regla general, no hemos luchado contra este problema de la bebida excesiva".

Más Información

Para más recursos sobre los problemas asociados con el alcohol, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Robert Brewer, M.D., alcohol team leader, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Sept. 24, 2004, Morbidity and Mortality Weekly Report

Last Updated: