El alcohol y el tabaco provocan más daños en la salud que las drogas ilegales

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

VIERNES, 11 de mayo de 2018 (HealthDay News) -- Lo que plantea los mayores riesgos para la salud de las personas es fumar tabaco y beber alcohol, no consumir drogas ilegales, plantea un nuevo estudio internacional.

Los investigadores encontraron que el consumo combinado de alcohol y tabaco costaba más de 250 millones años de vida ajustados por discapacidad en todo el mundo, mientras que las drogas ilegales solo explicaban decenas de millones, en comparación. Los años de vida ajustados por discapacidad es una medida del problema general que provoca la enfermedad, que se expresa como la cantidad de años perdidos debido a la mala salud, la discapacidad o la muerte precoz.

En todo el mundo, más de uno de cada siete adultos fuma tabaco, y uno de cada cinco reporta al menos una ocasión de consumo abundante de alcohol en el mes anterior, encontró la revisión de los datos de 2015.

Europa central, oriental y occidental tienen el consumo más alto de alcohol por persona, y las tasas más altas de consumo empedernido entre los bebedores (un 50.5, un 48 y poco más de un 42 por ciento, respectivamente), según el informe.

Esas mismas áreas también tienen las tasas más altas de tabaquismo: Europa oriental un 24.2 por ciento, Europa central un 23.7 por ciento, y Europa occidental casi un 21 por ciento.

El uso de drogas ilegales fue mucho menos común en todo el mundo; se estima que una de cada 20 personas consumió marihuana el año anterior, y hubo tasas mucho más bajas para el uso de anfetaminas, opioides y cocaína, señalaron los investigadores.

Pero Estados Unidos y Canadá tenían entre las tasas más altas de dependencia de la marihuana (749 casos por cada 100,000 personas), opioides (650 casos por cada 100,000) y cocaína (301 casos por cada 100,000), según el coautor del estudio, Robert West, del Colegio Universitario de Londres, y sus colaboradores.

Además, Australia y Nueva Zelanda tenían la tasa más alta de dependencia de la metanfetamina (491.5 por cada 100,000 personas), además de unas tasas altas de dependencia de la marihuana (694 casos por cada 100,000 personas), de los opioides (510,000 por cada 100,000) y de uso de cocaína (160.5 por cada 100,000 personas).

El estudio aparece en la edición en línea del 11 de mayo de la revista Addiction.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. describen los peligros del tabaco y de fumar.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Addiction, news release, May 11, 2018

--

Last Updated: