¿Dejar de beber alcohol en el 'enero seco' ayuda a la salud?

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 3 de enero de 2019 (HealthDay News) -- El "enero seco" es el meme de autoayuda del momento, y hay gente en todo el mundo que promete darse un descanso del alcohol este mes.

"En esencia, es una resolución de Año Nuevo", comentó el Dr. Scott Krakower, jefe asistente de la unidad de psiquiatría del Hospital Zucker Hillside en Glen Oaks, Nueva York. "Bebió durante las fiestas de fin de año, y la idea es que si deja de beber durante el próximo mes, su vida y su salud serán mejores en el año venidero".

Pero, ¿funciona? Hay ciertas evidencias de que tener un enero seco podría de hecho beneficiar a su salud.

Dejar el alcohol por un mes puede reducir la presión arterial, mejorar la resistencia a la insulina, reducir el peso, y reducir los niveles en sangre de una proteína de señalización vinculada con el cáncer, según un pequeño estudio publicado a principios de año en una edición en línea de la revista BMJ Open.

A las personas que dejan de beber durante un mes también les resulta más fácil dejar el alcohol en los próximos meses, según una encuesta realizada por los investigadores de la Universidad de Sussex y publicada el 28 de diciembre.

"Lo mejor del enero seco es que en realidad no se trata de enero", dijo el Dr. Richard Piper, director ejecutivo de Alcohol Change UK, el grupo que inició el evento anual.

"No consumir alcohol durante 31 días nos muestra que no necesitamos el alcohol para divertirnos, relajarnos y socializar", señaló en una declaración. "Eso significa que el resto del año podemos tomar mejores decisiones respecto a la bebida, y evitar beber más de lo que en realidad deseamos".

Alcohol Change UK comenzó el enero seco en 2012 con 4,000 personas, aseguró el grupo. En 2018, más de 4 millones de personas se comprometieron a pasar el mes de enero sin beber alcohol.

El evento se propagó más allá de Gran Bretaña, y las personas utilizan el hashtag #DryJanuary (#eneroseco) en sus publicaciones de medios sociales para reportar su participación.

Las encuestas han mostrado que un 88 por ciento de los participantes ahorran dinero, un 71 por ciento duermen mejor, un 67 por ciento tienen más energía y un 58 por ciento pierden peso para finales de enero, según Alcohol Change UK.

Dejar el alcohol durante un mes también puede ofrecer una mejora a corto plazo en marcadores clave de una buena salud, según el estudio de la BMJ, realizado por científicos de Royal Free London NHS Foundation Trust.

En ese estudio, los investigadores reclutaron a 94 personas para que dejaran de beber durante un mes. Los participantes experimentaron reducciones significativas en la presión arterial y la resistencia a la insulina. Bajaron de peso, y experimentaron una reducción en el factor de crecimiento vascular endotelial (FCVE) y en el factor de crecimiento epidérmico (FCE), dos hormonas que se han vinculado con el cáncer.

El declive rápido en el FCVE y en el FCE "se observó en un 90 por ciento de los sujetos del grupo de abstinencia", reportaron los investigadores. "Algo importante es que esos cambios no se observaron en el grupo de control que siguió consumiendo alcohol".

El estudio de la Universidad de Sussex encuestó a más de 800 personas que participaron en el enero seco de 2018. Los resultados mostraron que, en agosto, los participantes seguían bebiendo menos:

  • Los días en que consumieron alcohol se redujeron de un promedio de 4.3 a 3.3 por semana.
  • Las unidades consumidas por día en que bebieron se redujeron de 8.6 a 7.1.
  • Los incidentes de embriaguez se redujeron de 3.4 a 2.1 al mes, en promedio.

"El simple acto de descansar del alcohol durante un mes ayuda a las personas a beber menos a largo plazo", aseguró el investigador principal, el Dr. Richard de Visser, psicólogo en la Universidad de Sussex. "En agosto, las personas reportan un día adicional en que no toman alcohol a la semana".

Krakower añadió que siempre es bueno descansar del consumo de alcohol, independientemente de en qué momento se elija hacerlo.

"Cualquier momento es un buen momento", dijo Krakower. "No hay que esperar a enero para comprometerse a perder peso o hacer ejercicio, ni para tomar ninguna otra decisión saludable".

Dicho esto, Krakower no está seguro de que el enero seco se haya en realidad puesto tan de moda en Estados Unidos como en Reino Unido.

"He oído hablar al respecto. Sé que existe. No oigo a muchas personas que dicen que van a hacer un enero seco", apuntó Krakower. "Sé que existe, pero no sé cuántas personas en realidad lo hacen".

Más información

Alcohol Change UK ofrece más información sobre el enero seco.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Scott Krakower, D.O., assistant unit chief, psychiatry, Zucker Hillside Hospital, Glen Oaks, N.Y.; Dec. 28, 2018, statement, Richard Piper, chief executive officer, Alcohol Change UK

Last Updated: