¿La aspirina ayuda a prevenir el cáncer de hígado?

In English

VIERNES, 5 de octubre de 2018 (HealthDay News) -- ¿Tómese dos aspirinas y reduzca su riesgo de cáncer de hígado? Una investigación reciente sugiere que esa rutina semanal podría ayudar.

Los investigadores encontraron que tomar dos o más pastillas de dosis estándar (325 miligramos) a la semana se asoció con una reducción del 49 por ciento en el riesgo de cáncer de hígado.

"El uso regular de la aspirina condujo a un riesgo significativamente más bajo de desarrollar [cáncer de hígado], en comparación con un uso infrecuente o ningún uso de la aspirina. También encontramos que el riesgo se redujo de forma progresiva con una dosis y una duración de uso de aspirina crecientes", apuntó la autora principal del estudio, la Dra. Tracey Simon, investigadora en gastroenterología en el Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Pero se debe anotar que el estudio no probó que la aspirina redujera el riesgo de cáncer de hígado, solo que había una asociación.

En el estudio, los investigadores analizaron los datos a largo plazo de más de 45,800 mujeres y 87,500 hombres en Estados Unidos.

Reportaron que el efecto protector de la aspirina aumentó a lo largo del tiempo. El riesgo de cáncer de hígado era un 59 por ciento más bajo entre los que tomaron aspirina con regularidad durante cinco o más años.

Pero la reducción en el riesgo declinó después de que las personas dejaran de tomar aspirina. Y desapareció del todo ocho años después de que se descontinuara la aspirina, mostraron los hallazgos.

El uso regular de acetaminofén (Tylenol) o antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofeno (Motrin, Advil) no se vinculó con una reducción en el riesgo de cáncer de hígado, según el estudio. Los resultados aparecen en la edición del 4 de octubre de la revista JAMA Oncology.

Los hallazgos respaldan los resultados de estudios anteriores, dijeron los investigadores.

Pero Simon dijo que todavía se necesita investigación adicional. "Dado que el uso regular de la aspirina conlleva el riesgo de un mayor sangrado, el próximo paso debería ser estudiar su impacto en poblaciones con enfermedad hepática establecida, dado que ese grupo ya está en riesgo de cáncer primario de hígado", apuntó en un comunicado de prensa del hospital.

El cáncer de hígado es relativamente poco común, pero ha aumentado en Estados Unidos en los últimos 40 años. Además, las tasas de mortalidad por el cáncer de hígado han aumentado con una mayor rapidez que las de todos los demás tipos de cáncer, anotaron los investigadores.

El Dr. Andrew Chan, autor sénior del estudio, apuntó que "el uso de aspirina ya se recomienda para la prevención de la enfermedad cardiaca y el cáncer colorrectal en ciertos adultos de EE. UU.". Chan es el jefe de la unidad de epidemiología clínica y traslacional del hospital.

"Estos datos también amplían la lista creciente de tipos de cáncer en los cuales la aspirina parece tener una actividad anticancerígena", añadió en el comunicado de prensa.

Esto podría ser un fundamento para que más pacientes hablen sobre un régimen de aspirina con el médico, dijo Chan.

Más información

La Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más información sobre el cáncer de hígado.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Massachusetts General Hospital, news release, Oct. 4, 2018

--

Last Updated: