¿La aspirina diaria beneficia a los adultos mayores sanos?

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 22 de enero de 2019 (HealthDay News) -- La aspirina diaria de dosis baja se recomienda a los supervivientes a un ataque cardiaco o a las personas con un mayor riesgo, pero hasta ahora los expertos han desaconsejado la práctica para los individuos mayores que tienen una buena salud.

Ahora, una nueva revisión de las evidencias sugiere que algunos adultos mayores y de mediana edad sanos podrían obtener cierto beneficio al tomar aspirina a diario.

La aspirina en dosis baja reduce el riesgo de ataque cardiaco y de accidente cerebrovascular (ACV) incluso entre los que no tienen ningún problema de salud cardiaca, informan unos investigadores británicos.

Pero el efecto protector "es bastante pequeño", y conlleva un aumento en el riesgo de hemorragias graves, advirtió el investigador principal, el Dr. Sean Zheng.

"Para una combinación de ataque cardiaco, ACV y muerte cardiovascular, se necesita tratar a 265 personas durante cinco años para prevenir un evento", dijo Zheng, miembro clínico académico de Hospital NHS Foundation Trust del Colegio del Rey, en Londres.

"Pero por cada 210 pacientes tratados con aspirina, uno sufriría un episodio de hemorragia mayor", indicó.

¿Cuál es la conclusión? Cualquiera que esté pensando en tomar aspirina para proteger su salud cardiaca debe hablarlo con el médico, planteó Donna Arnett, expresidenta de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y decana del Colegio de Salud Pública de la Universidad de Kentucky.

"Como la aspirina tiene este aspecto en cuanto al beneficio y el riesgo, no hay una respuesta sencilla sobre quién debería tomarla", señaló Arnett.

"En cuanto al uso de la aspirina, es muy importante que cada paciente hable con su proveedor de atención de salud sobre si la aspirina lo beneficiaría o no", indicó.

La aspirina diluye la sangre, y hace mucho que se reconoce como un medio de prevenir coágulos sanguíneos que podrían provocar un ataque cardiaco o ACV.

Pero al diluir la sangre, la aspirina también aumenta el riesgo de hemorragia. Esto podría contribuir a úlceras sangrantes en el sistema gastrointestinal, o incluso a un ACV hemorrágico en el cerebro.

Como resultado, los expertos han limitado el uso de aspirina de dosis baja (usualmente de 81 miligramos) a personas que ya han sufrido un ataque cardiaco o ACV, o a las que tienen un mayor riesgo de dichos eventos.

Para ver si la aspirina diaria podría beneficiar a una variedad más amplia de personas, Zheng y sus colaboradores reunieron datos de 13 ensayos clínicos en los que participaron más de 164,000 personas. La mitad tenían menos de 62 años de edad, y la mitad más.

Los datos de los ensayos mostraron que la aspirina redujo el riesgo absoluto de ataque cardiaco, ACV o muerte por enfermedad cardiaca en un 0.38 por ciento, lo que constituye un hallazgo estadísticamente significativo.

Al mismo tiempo, la aspirina aumentó el riesgo absoluto de una hemorragia grave en un 0.47 por ciento.

"En los que no tienen una enfermedad cardiovascular, este estudio muestra que realmente es una decisión individual respecto a si tomar aspirina o no", planteó Zheng.

"Todo depende de cómo el paciente valora la prevención de los efectos cardiovasculares [los ataques cardiacos y ACV] frente a hemorragias potencialmente graves [incluso intracraneales]", planteó.

Zheng y Arnett enfatizaron que este nuevo análisis se enfocó en personas sanas que nunca habían sufrido un ataque cardiaco ni un ACV.

"Cualquiera que tenga una enfermedad cardiovascular conocida [por ejemplo, ataques cardiacos, angina o ACV] y toma aspirina sin duda debe continuar tomándola", enfatizó Zheng. "Este estudio no observó a ese grupo, en el cual el beneficio de la aspirina es incuestionable".

Los hallazgos se publicaron el 22 de enero en la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. tiene más información sobre la terapia con aspirina de dosis baja.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Sean Zheng, B.M., B.Ch., M.A., M.R.C.P., academic clinical fellow, King's College Hospital NHS Foundation Trust, London; Donna Arnett, Ph.D., dean, University of Kentucky College of Public Health; Journal of the American Medical Association, Jan. 22, 2019

Last Updated: