La combinación de aspirina y terapia hormonal puede acortar las vidas de los pacientes de cáncer de próstata

Según un informe, la primera, recetada para proteger el corazón, puede conducir a la interrupción de la terapia oncológica

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

MIÉRCOLES 26 de diciembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Una investigación reciente sugiere que los hombres que se someten a terapia hormonal para el cáncer de próstata y toman aspirina para niños para proteger su corazón están en riesgo significativamente mayor de morir.

Aparentemente, la aspirina para niños interactúa con la terapia hormonal para elevar los niveles de la prueba de la función hepática. El resultado final es que el hombre debe suspender una terapia hormonal que potencialmente salvará su vida.

Los hallazgos aparecen en una carta publicada en la edición del 27 de diciembre del New England Journal of Medicine.

La terapia hormonal, que consiste en reducir los niveles de hormonas humanas llamadas andrógenos, es un tratamiento común para el cáncer de próstata, aunque puede aumentar el riesgo de ataque cardiaco. Debido a esto, los hombres de mayor edad o los que tienen factores de riesgo coronario conocidos, como diabetes o tabaquismo, generalmente toman aspirina para niños mientras se someten a la terapia hormonal porque ayuda a prevenir los coágulos.

"La aspirina se está recetando más ampliamente para estos hombres, así que nos dedicamos a determinar si había algún efecto de la aspirina sobre los resultados del cáncer de próstata", señaló el Dr. Anthony V. D'Amico, investigador líder y jefe de la división de oncología de radiación genitourinaria del Hospital Brigham and Women y del Instituto oncológico Dana Farber, ambos de Boston.

Los autores analizaron datos sobre 206 hombres que tenían cáncer de próstata localizado que se habían inscrito en un ensayo que compara la radioterapia sola con radioterapia junto con terapia hormonal. La terapia hormonal incluía seis meses de flutamida, un antiandrógeno.

La flutamida tiene una tendencia a elevar los resultados de las pruebas de función hepática. Aunque estos aumentos fueron benignos, indicaban que la terapia hormonal debía ser suspendida, al menos temporalmente, explicó D'Amico.

Los hombres que no terminaron seis meses de terapia hormonal tenían 3.5 veces más probabilidades de morir, en comparación con los hombres que recibieron el curso completo de terapia hormonal.

"El hallazgo es algo paradójico", aseguró D'Amico. "Los hombres que toman aspirina tienen más probabilidades de morir de cáncer de próstata que los que no lo hacen, cosa que no tenía sentido inicialmente".

Pero cuando los investigadores profundizaron, notaron que los hombres que tomaban aspirina tenían más probabilidades de tener que suspender la terapia hormonal.

"La función hepática es algo que monitoriza" al someterse a terapia hormonal, explicó D'Amico. "Cuando estas pruebas son elevadas, se suspende la terapia hormonal hasta que las pruebas se normalicen, y luego se restablece la terapia".

Una explicación para esta interacción proviene de estudios anteriores con animales, aseguró D'Amico. Para los conejos que toman aspirina mientras se someten a terapia hormonal, se aumenta cien veces la dosis de aspirina que llega a la sangre. "Eso hace que la dosis de aspirina sea tóxica", explicó.

Aunque un estudio así no puede establecer una relación de causa y efecto, sí parece algo probable, aseguró D'Amico.

"Si un hombre toma aspirina para niños sólo para prevenir la enfermedad cardiaca, debemos pedirle al oncólogo que le pida al médico de cuidado primario si se puede suspender la aspirina para niños durante los meses en que esté recibiendo terapia para el cáncer. Si la aspirina sólo es para prevención, quizá esto sea lo más fácil que se puede hacer", dijo. "Pero si el paciente toma aspirina porque no tiene más remedio, entonces se debe tratar el cáncer de próstata sin terapia hormonal. Al final hay que sopesar cuánto necesitan la aspirina con cuánto necesitan la terapia hormonal. Hay tratamientos alternativos para el cáncer de próstata".

Más información

La American Cancer Society tiene más información sobre el cáncer de próstata y la terapia hormonal.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Anthony V. D'Amico, M.D., Ph.D., chief, division of genitourinary radiation oncology, Brigham & Women's Hospital and Dana-Farber Cancer Institute, Boston; Dec. 27, 2007, New England Journal of Medicine

Last Updated: