Los AINE protegen contra la enfermedad de Parkinson

Según los investigadores, estos medicamentos de venta sin receta redujeron el riesgo en hasta un sesenta por ciento

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES 5 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Tomar medicamentos de venta libre conocidos como antiinflamatorios no esteroideos (AINE) podría reducir el riesgo de enfermedad de Parkinson, según un estudio realizado por investigadores de la Facultad de salud pública de la UCLA en Los Ángeles.

En el estudio participaron 579 hombres y mujeres (la mitad tenía enfermedad de Parkinson) a quienes se les preguntó si habían tomado aspirina u otro AINE (como ibuprofeno) una vez a la semana durante al menos un mes en algún momento de sus vidas.

Los que tomaron dos o más pastillas (bien fueran aspirina u otro AINE) durante una semana por al menos un mes se consideraron usuarios regulares, mientras que los que consumieron menos se consideraron no regulares.

El estudio halló que, en comparación con los que no eran usuarios y con los que no eran regulares, los usuarios regulares de AINE que no eran aspirina redujeron el riesgo de Parkinson en hasta un sesenta por ciento. Las mujeres que eran usuarias regulares de aspirina redujeron el riesgo de Parkinson en cuarenta por ciento, especialmente las que lo habían sido durante más de dos años.

El estudio aparece en la edición del 6 de agosto de Neurology.

"Nuestros hallazgos sugieren que los AINE son protectores contra la enfermedad de Parkinson y que tienen un efecto protector particularmente intenso entre los que no toman aspirina, sobre todo los que informaron sobre dos o más años de uso", aseguró en una declaración preparada la coautora Angelika D. Wahner. "De manera interesante, la aspirina sólo benefició a las mujeres. Podría ser que los hombres estén tomando dosis más bajas de aspirina para los problemas cardiacos, mientras que las mujeres podrían estar usando dosis mayores para la artritis o los dolores de cabeza".

"Teniendo en cuenta nuestros resultados y el aumento en la carga de la enfermedad de Parkinson a medida que la gente envejece, la necesidad de hacer más estudios para explicar por qué estos medicamentos podrían tener una función protectora se hace perentoria", dijo.

Más información

We Move tiene más información acerca de la enfermedad de Parkinson.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: American Academy of Neurology, news release, Nov. 5, 2007

--

Last Updated: